Torah para Vivir

Torah para Vivir

27 jul. 2014

AM ISRAEL JAI!



Amigos:
Si bien estos momentos no son los más adecuados para escuchar música,
quiero compartir con todos Uds. el primer tema de mi disco
"Insomnio de Tango"

El primer tema musical se llama 
Seis Millones

Está dedicado a todos los judíos que han sido perseguidos y asesinados por nuestros enemigos 
y a todos nuestros héroes, nuestros jóvenes soldados, que han dado su vida para que el Pueblo de Israel siga en pie.

Le agradezco a Di-s la bondad de haberme regalado el don de la música y la poesía.
Y mi mayor deseo es que estas canciones sirvan para alentar a toda alma judía a aferrase a nuestra Torah, a nuestra herencia, a nuestra identidad y a nuestra Tierra.

Am Israel Jai!



21 jul. 2014

Guerra en Israel


No hay duda que las crisis, despiertan lo mejor y lo peor de todas las personas, y también nos sucede a nosotros, los judíos...
Hay gente que es capaz de ir al frente a llevar a los soldados comida y aliento y literalmente, morir en el intento...
Hay gente que reza y pone todo su corazón en largas horas de Tehilim y de lágrimas...
Hay gente que va a manifestaciones pro-Israel y canta “Am Israel Jai” con el corazón en la garganta...
Y hay gente que sube su fotografía con un cartel: “Yo apoyo a Israel”...
Hay gente que trata de informar en la red, sobre todo lo que sucede para ayudar a las personas del mundo a comprender lo que “realmente” sucede...
Y hay gente que llora de bronca y maldice a nuestros enemigos...
Hay gente que llora sin maldecir y no tiene consuelo por nuestros jóvenes soldados caídos en esta guerra...
Hay gente que tiene miedo...
Y hay gente que no quiere salir de sus casas...
Hay gente que sufre por nuestros pequeños...
Y hay gente que sufre por todos los pequeños, de un lado y del otro...
Hay gente que se desilusiona al descubrir cuán antisemitas son sus amigos...
Y hay gente que se deshace explicando cuán buenos somos los israelíes...
Hay gente que quiere la paz, aunque sea de cartulina...
Y hay gente que sueña con un tsunami que borre todo Gaza...
Hay gente que odia a todos los árabes...
Y hay gente que diferencia entre terroristas y los que trabajan y viven "como nosotros"...
En cada uno habitan todas estas emociones con mayor o menor protagonismo, pero todos estamos conmovidos, nerviosos, atentos, deseando que este infierno, termine con un final feliz, aunque las muertes de nuestros muchachos, ya no nos permiten soñar con una fiesta, y la incertidumbre nos cala la esperanza, segundo a segundo...

Sólo hay algo, que en todo este tiempo, me rebela, me hace sentir mucho enojo y me resulta incomprensible...

No, no voy a hablar de los pro-palestinos, porque de eso ya hablé y en todo caso, son personas coherentes dentro de su locura anti-israelí.

Lo que me duele en el alma, son esos judíos, que dicen amar a Israel y a nuestro pueblo, que hasta cumplen los Preceptos Divinos y se dedican a difundir los valores de Torah, que son sionistas, que viven aquí y saben lo que está sucediendo y sin embargo, hacen chistes, u opinan sobre lo que decide el gobierno de Netaniahu, con una liviandad digna de hombre masa e ignorantes...
Yo comprendo que no se puede vivir todo el tiempo pensando en la guerra, aunque la gente del sur de Israel, sí vive así, sí come y duerme y trabaja y se baña y acuna a sus bebes y juega o dibuja o estudia, corriendo hacia los refugios, pero una cosa es intentar distraerse y otra cosa es publicar estupideces para hacerse los graciosos.
 Una cosa es tener ideas sobre lo que debería hacer el ejército y otra es vociferar públicamente que las decisiones del gobierno son una basura como todos los eventos bélicos anteriores.

Yo no entiendo de guerras, ni de estrategias, pero tengo un poco de sentido común que, gracias a Di-s, he capitalizado a lo largo de los años, y por eso digo:
Antes de publicar cualquier sandez, para parecer graciosa, podrías ponerte a pensar qué harías si tu hijo estuviera en el frente de batalla?
Antes de criticar lo que hace el ejército, o las decisiones del gobierno con respecto a esta guerra, sería bueno que pienses, si hablas desde la experiencia de haber combatido y saber de qué se trata, o si hablas de puro gratis que es, y de tu fértil imaginación nacida de haber hecho el ejército detrás de un escritorio.

Deseo que me comprendan bien, y si no, ya estoy acostumbrada...

Si quieres divertirte, hazlo en privado...
Porque estos días son días de mucho dolor.
Todavía no pudimos digerir el secuestro y asesinato de nuestros tres adolescentes y ya nos llueven noticias sobre los soldados que ya no regresarán a sus hogares...

Si no te cuesta mucho, te pido que dejes de escribir y postear frivolidades o que dejes de hacerte el visionario y vaticinar futuros adversos sobre las acciones militares de Israel. Di-s no lo permita.

Creo que no es mucho pedir... Un poco de empatía, un poco de recato.

Mientras tanto, sea la voluntad de Di-s, Todopoderoso, que esta guerra finalice pronto, para bien de todo el pueblo de Israel y para la paz en todo el mundo. 
Amén.



16 jul. 2014

Terroristas Invisibles



Voy a comenzar diciéndote que ésto no te va a gustar, así que lo mejor que puedes hacer es cerrar este artículo y abrir una novela, o un programa de televisión, o una peli, lo que más te guste.
Yo te voy a hablar desde mi experiencia personal, desde lo que me pasó o me sucede en mi propia vida. Nadie me lo contó, lo experimenté en el pasado y aún ahora, sigo encontrándome con esos terroristas que lo único que intentan es desestabilizar, causar daño, manipular, mentir y finalmente hacerse ver como las víctimas, conservando siempre la habilidad de mantener intactos e invisibles sus actos predadores...

El por qué de la ingenuidad a la hora de detectar la manera en que ataca el terrorismo...
No te voy a hablar de Hamas, porque de eso están hablando todos, y creo que si quisieras saber la verdad, hay disponibilidad de información fidedigna a lo largo y a lo ancho de toda la red...
Pero sí te voy a hablar de por qué a la gente, le cuesta tanto, darse cuenta de la manipulación de los terroristas, del manejo criminal que hacen de las masas, tanto para con los seres que utilizan de escudo de sus fechorías, como para con las víctimas a quienes va dirigido su accionar de terror y de sangre.
Mi teoría, es que la ceguera, la dificultad para aceptar que el terrorismo es un crimen contra todos y no es un camino válido para la liberación o autodeterminación de nadie, es porque cotidianamente convivimos con personas que nos utilizan y nos manipulan, para satisfacer sus deseos de atención, respeto, dinero, poder, dominio, placer, etc. y hemos aceptado ese sistema de manipulación, como si fuera el modo único y válido de convivencia. Estoy convencida que es por esta razón, que nos cuesta tanto liberarnos, revelarnos y dejar de hacernos los “pacifistas” con los que nos quieren asesinar. Porque hemos adoptado en nuestras vidas de relación y nos hemos acostumbrado a vínculos que, aunque estén admitidos socialmente, son absolutamente pertubadores y destructores del desarrollo sano de nuestra personalidad...

Hoy...
Una mujer “A”, que alguna vez fue alumna mía, me pide amistad en Facebook. Me sorprende su insolencia, es una mujer que faltó a la verdad, que se comprometió a ser un trabajo por el cual pagué y me lo entregó sin terminar, cuando tuve que reanudar con otro profesional, no me facilitó el material por el cual yo había pagado, obligándome a realizar más trabajo de mi parte. En una oportunidad anterior a este encargo fallido, me pidió que hablara con su esposo y yo, ingenua, pensé que el esposo necesitaba apoyo, aliento, o charlar para aclarar algunas de sus ideas y de sus proyectos, cuando un momento antes de que el esposo llegara al encuentro, “A” ,me envía un mail, pidiéndome que convenciera a su esposo de algo que ella quería que él hiciera... Yo, incómoda, ya no podía suspender la cita, así que lo recibí, traté de escucharlo y de ayudarlo a pensar, tratando voluntariamente, de no decir nada sobre lo que mi alumna “A” me había sugerido. Cuando más tarde, me volví a encotrar con ella, le dije que no volviera a hacerme algo así, “A” se ofendió. Luego descubrí que ella hacía un papel frente a mí, pero en verdad, fuera de mi vista, actuaba de manera muy distinta, especialmente con todo el tema relacionado a la observancia de Preceptos... Algo sumamente infantil de su parte... En fin, entendí que no era alguien en quien se podía confiar. Un fantástico camaleón.

Hoy, otra vez...

Pero de golpe “A”, que un último mail de aquellos años me criticó porque yo, como amiga, le había fallado (?)  tengo la nauseosa tarea de responderle y explicarle que yo NO SOY NI FUI SU AMIGA, que fui su maestra y que me avergüenzo de ella, y que ahora, ironicamente, me pide "amistad" en Facebook. Qué quiere?!!!

Los manipuladores, la mayoría super simpáticos, que te venden la imagen exacta de lo que saben que vas a querer comprar, tienen un sólo objetivo, satisfacer sus deseos, no importa cuales sean y no importa a cuantas personas tendrán que envolver con sus sonrisas, o halagos, o caritas de pobrecitas, u ofendiéndose cuando los arinconas contra sus propias mentiras.
Los manipuladores aparecen cuando te pueden sacar algo, se disfrazan de solidarios, después de siglos, vienen a devolverte cosas prestadas o a contarte algo que te puede servir, pero en cuanto te hayan succionado lo que buscaban, ya no sabrás que viento fue el que se los llevó.

Si llegas a avivarte a tiempo, y te quejas de su abuso, su falta de empatía, su deslealtad, o su cinismo, los manipuladores, te haran sentir que tus reclamos son demasiado intensos, (una reacción desproporcionada) o que estas trayendo cosas del pasado pisado (que ellos nunca repararon). Se elevarán en un mastil, a modo de mártires y te dirán que ellos no están trayendo oscuridad sino luz (Luz mala?). Cuando le pidas explicaciones por sus traiciones, sus fallas, te haran sentir, o al menos lo intentarán, que tú eres un rencoroso y que ellos sí saben olvidar. Pero lo cierto es que tú, en tu inocencia, esperas que el manipulador tenga escrúpulos (cuando ni siquiera conoce el término). Debes aclarar tu mente y saber que tú no exiges porque eres rencoroso, sino que quieres curar y arreglar algo que estuvo muy mal, quieres una simple y llana disculpa...
Aunque... la verdad, es que en algo son sinceros, en eso que ellos saben olvidar, se olvidan de todas las mentiras que dicen y de todos los maquillajes que utilizan para lograr que caigas en su trampa donde te despojarán sin remordimientos de todo lo que ellos desean... 
Te acuerdas que Gaza era del Estado de Israel?

Los manipuladores, la mayoría, no cambian y no reflexionan sobre la necesidad de cambiar...
Para los manipuladores, las personas son los medios que les permiten conseguir lo que quieren, y para su razonamiento, las personas son objetos que sirven para comerciar, extorcionar o abusar.

No hay diferencia técnica, sólo diferencias micro y macro, solo hay diferencias en la dimensión cuantitativa, funciona tanto en la vida privada, como en la política internacional.
Los manipuladores terroristas, ejercen su violencia allí, donde estén activando, ya sea desde tu propio hogar o desde Gaza.

Entonces cuando ves que yo pongo cosas “fuertes”, es porque no estoy interesada en ser “pacifista” de salón, sino en decir lo que creo y lo que pienso de la manera más clara y menos cínica e irresponsable posible...
Cuando ves que no dejo pasar a los lobos disfrazados de corderos, ya sean familiares, ex alumnas, misioneros o terroristas, es porque, en la medida de mis posibilidades, estoy luchando por mi supervivencia...

No me vengas a decir que estoy “desenfocada” porque no sigo haciendo videos sobre jalot o hablando de la paz en el hogar. Primero porque sigo haciendo jalot en mi hogar y sigo intentando tener un hogar armónico y segundo, porque creo que éste, es mi momento de mayor claridad tanto espiritual como emocional y mental, que he conseguido, gracias a Di-s, hasta ahora.

Creo que la “PAZ” no se hace negociando con los predadores.
De los predadores terroristas domésticos o internacionales o huyes de ellos o les haces frente.
Aunque yo lo he hecho en mi vida privada, Israel no se puede dar el lujo de huir...

Si quieres verme llena de flores y corazoncitos, tendras que esperar a que pase esta guerra...
Y si quieres verme como soy, ahora soy una guerrera con todas las armas que tengo a mi alcance y si te asusta o no te gusta, como te dije en un principio, hay muchas otras cosas interesantes, divertidas y “pacíficas” que puedes hacer.
Terrorismo con cohetes, o con acoso moral y psicológico, no son bienvenidos a mi vida y ésto es lo que yo expreso, no es lo único, pero es una parte importante en mi historia y en mi realidad.


Patriicia Deborah Starkloff

14 jul. 2014

Quién nos protege? Di-s? O la "Cúpula de Hierro"?



En estos días, muchas personas intentan justificar el lugar donde se afianza  su fe. 
Me refiero a que muchas personas se esmeran en adjudicar nuestra protección a la voluntad Divina y otras, a la logística militar israelí.
Mi intención es traer una tercera versión, que muchas personas comparten, pero que no es muy conocida.
Di-s es el Creador. Punto.
 Sin la intervención Divina, no hay nada, no hay existencia. Ni buena ni mala. Todo lo que existe, es, la manifestación de los deseos de Di-s.
Sin embargo, si Di-s hubiera querido un Universo, que funcionara “sobre ruedas”, no hubiese creado al ser humano con libre albedrío...
 Hubiese creado criaturas que siguieran un plano predeterminado. 
Entonces hHubiéramos nacido, crecido, nos hubiéramos apareado para dar continuidad a la especie y nos hubiéramos muerto, repitiendo la misma vida rutinaria, por los siglos de los siglos, mientras Di-s, sentado en Su trono, se la pasaría bostezando de aburrimiento, (si es que, al Todopoderoso, Le cabe un concepto así).
Di-s, cuando creó al hombre, creó un socio, no un robot.
Es cierto, si Di-s quiere, el hombre respira y le permite pensar mientras camina...
Pero el hombre puede elegir dejar de respirar, puede usar su pensamiento para inventos o para pornografía y puede caminar por el borde de una cornisa para salvar a un prójimo que está en peligro o por un shopping para ver vidrieras...
Di-s envía bendiciones, pruebas, salud, abundancia espiritual y material, pero el hombre tiene que hacer el recipiente para que la voluntad Divina se manifieste.
Di-s crea el conflicto mientras tiene listas todas las respuestas para la enfermedad.
Si el hombre se llena de odio y de deseos de destrucción, sus recipientes van a ser no aptos para revelar soluciones para la salud pública, o inventos para agilizar la comunicación satelital...
Si en cambio, el hombre estudia, se prepara desde su corazón y desde su mente para accionar a favor de los prójimos, seguramente será un recipiente perfecto para descubrir y traer para toda la humanidad, avances de cualquier índole, tecnológicos, políticos o ecológicos.

Di-s nos da hijos, es una bendición y un milagro, pero cómo y con quién los concebimos, cómo nos alimentamos durante el embarazo, cómo los atendemos cuando son frágiles bebes, cómo los educamos, cómo los abrazamos, cómo nos dedicamos a ellos, y cómo nos despedimos de ellos cuando van al frente de combate, es nuestra cuestión.

Está muy bien que seamos agradecidos con Di-s por las cosas que nos suceden, pero sólo por nuestros propios logros deberíamos decir, Baruj HaShem!
No es bueno, nada bueno, minimizar la tarea del prójimo.
Cuando otro ser humano, hace algo por nosotros, por nuestro bienestar, por nuestra protección, tenemos que agradecerle a él, al prójimo que se esforzó y se quemó las pestañas y estuvo noches sin dormir para inventar un sistema efectivo de protección.
 Seguro que Di-s le dio las neuronas y las chispas de las ideas, pero él, el inventor del sistema de defensa israelí “Cúpula de Hierro” hizo de los pensamientos Divinos una realidad palpable. 
No pronunció palabras mágicas, trabajó, peleó, logró convencer a otras personas para que se involucraran y solventaran el invento. Hubo decisiones políticas, mucho dinero y mucha presión para concretarlo. Este judío israelí, invirtió mucho tiempo de su vida, para que otros, nostros, podamos vivir...
Hay muchas, infinitas situaciones donde es el libre albedrío de los hombres, el que marca el desarrollo de nuestro destino.

Di-s está sobre todo, por eso Di-s no necesita aduladores.
 Él quiere socios, socios morales y creativos...

Hay que rezar y ser agradecidos al Eterno por todas las bondades que hace por nosotros, el pueblo de Israel, pero tenemos que ser muy muy cuidadosos y no guardarnos ni una pizca del agradecimiento que le debemos a nuestros hermanos, que tanto desde el servicio secreto, como desde los tanques, hacen todo lo humanamente posible y más aún, para protegernos a nosotros, el ciudadano civil y común de Israel.

Cuando quieres alimentar a tu familia, si bien le rezas a Di-s para tener la materia prima y para que bendiga tu tarea de cocinar, sabes que la comida no se hace sola...
 Estas allí, parada, cortando, mezclando, picando, amasando, horneando, lavando una y otra vez infinitos platos e infinitas ollas, con calor y con frío, con cansancio o con dolor de cabeza...
 Pero cuando tu familia, prueba el pan que has hecho con tus propias manos y se deleitan con el postre favorito, ellos deben agradecerte a tí por tu esfuerzo, deben alabarte a tí por el tiempo dedicado y por tu amor... 
Entonces sí, te corresponde, puedes sonreir y decir sobre tus propios logros, Baruj HaShem, bendito sea Di-s que lo hizo por mí!

Pero cuando se trata sobre lo que los prójimos hacen por nosotros, díles Baruj HaShem que existes tú, que el Creador te eligió a tí y tú decidiste esforzarte para lograr ésto!
Porque con tu invento, con tu coraje y con tu trabajo, te has transformado en el máximo potencial de ser humano que Di-s soñó alguna vez! 
Gracias!

Entonces, y recién entonces, estaremos más cerca de ser esas mujeres y esos hombres justos y plenos de verdadera fe.

Que Di-s nos siga protegiendo y bendiciendo con nuestros héroes, conocidos y  anónimos, que dan toda su vida para que podamos seguir existiendo.
Am Israel Jai

Patriicia Deborah Starkloff

13 jul. 2014

Querida Judía pro “palestina”



Te escribo porque tengo la obligación moral de, al menos, advertirte lo errado de tu postura.
Es mi manera de tener la conciencia limpia y no cargar con la culpa de no haberte ayudado a pensar.

Tú realmente crees que Israel es un país invasor y colonialista y que los palestinos son un grupo de personas que conforman un pueblo, con ese mismo nombre, que existían antes de que los judíos llegaran y los echaran de sus tierras y los encerraran en guetos y los volvieran víctimas de la violencia sionista?

Quisiera hacerte sólo algunas preguntas.

Cuando te refieres a que el pueblo de Israel es el invasor, te refieres a la época de Abraham? A la época de Yehoshúa Bin Nun (Josué) luego de pasar cuarenta años en el desierto? Te refieres a cuando los judíos volvimos luego del primer exilio causado por la destrucción a manos de Babilonia? Te refieres a cuando intentamos volver a lo largo de toda nuestra historia, ó sólo desde que se creó el Estado de Israel? En qué momento histórico nos transformamos en usurpadores según tu criterio?

Tú vives en algún país de América? En América del Norte, en América Central o en América del Sur? 
De todos modos, es lo mismo. 
Cuál es el color de tu piel? Cuál es tu ascendencia? 
Eres descendientes de los pueblos nativos de América? Sí, te pregunto si eres descendiente de aquellos que habitaban América antes que llegaran los colonizadores?
Supongo que habrás estudiado algo sobre este tema... Y que sabes que los pueblos que habitaban América fueron reducidos por los colonizadores, me refiero a que fueron masacrados, les quitaron las tierras, y los vejaron en todos los sentidos posibles, y que aún hoy, continúan despojándolos sin misericordia...
Así que si tú eres descendientes de los pueblos nativos que habitaban América antes de la conquista (Colón, Américo Vespucio, y los que siguieron) comprendo perfectamente que cuando escuchas una y otra vez que Israel es un colonizador, se te pongan los pelos de punta y quieras arremeter contra Israel como no pudiste arremeter contra tus propios enemigos...
Pero si no eres descendiente de los pueblos que habitaban América antes de la conquista, entonces tú eres descendiente de los conquistadores...
 Que no tienes nada que ver? Que no tuviste nada que ver con despojar a los nativos de sus tierras y su dignidad? Estás tan segura?
Por eso te pregunto si eres o no descendientes de los nativos de América, porque si no lo eres, si tienes piel blanca, si hablas español o ingles, si desciendes de europeos y continúas con su cultura, qué es lo que te da derecho a vivir en América? A quién crees que le pertenecía el lote de tierra en la que tienes tu hogar, o tu Universidad, o tu casa de fin de semana? A quién crees que le pertenecía todo el espacio del suelo americano antes de que llegaran los conquistadores? Crees que los conquistadores compraron esas tierras a los nativos? Crees que los conquistadores pagaron las tierras por lo que valían?
Tú crees que no eres parte de la colonización de América? Por qué? Cuándo terminó? Estás tan segura de no estar pisando y ultrajando los derechos de los nativos originales?
Tienes una empleada doméstica? Tú o tu madre, o quien sea, tienen empleadas de limpieza que les pagan en negro, haciéndolas trabajar como burras, dándole casa y comida como en una cárcel, sin posibilidad de salir y desarrollar sus aptitudes? Qué ascendencia tiene? Crees que podría ser descendiente de aquellos habitantes de piel más amarronada que la tuya y que eran los verdaderos dueños de la tierra en la que tú vives y te enriqueces? Crees que lo que te estoy preguntando no tiene nada que ver? Por qué?

No quiero abrumarte, sólo quiero que te sinceres con tu propia historia y si eres una mujer blanca que vive en América eres parte de la colonización que comenzó en los años 1490, porque, que yo sepa, el despojo a los nativos no ha finalizado. Y tú, qué haces por ellos, por los aborígenes que vivían en América antes de la colonización?
Digo, está muy bien que te preocupes por los que tú llamas palestinos de esa supuesta colonización sionista, pero por qué miras la paja en el ojo ajeno antes de mirar la viga en tu propio ojo?
No es un tema que te importe? Por qué no estás protestando, atendiendo a los desposeídos que tienes a la vuelta de tu esquina? (Una esquina que antes de 1492, le pertenecía a pueblos nativos)
Me pregunto por qué estás tan obsesionada en defender a los que tú consideras víctimas del acoso israelí y no te obsesionas por ayudar a tu propia “sirvienta”, para que pueda recobrar lo que le despojaron a sus tataratataraabuelos?

Tengo algunas teorías y creo que, con buena voluntad de tu parte, te podrás responder...

1-En realidad no te importan los desposeídos que no salen en la tele o en los diarios. Ok... Es una buena razón.

2-No te consideras mala persona y además tu casa o la casa de tus padres la compraron con dinero, fruto del trabajo, etc. etc. Sí, sí, la casa y la escritura, todo parece muy legal, pero de dónde salió el espacio de tierra donde está construída? No tienes salida, si eres blanca, y hablas inglés o español, eres descendiente de conquistadores y no de conquistados. Entonces, cómo puedes elevar tu voz en contra de un "crimen" que tú avalas en tu propia vida? Creo que podrías pensar algo sobre tus contradicciones...

3-Alguien te paga para que defiendas al autonombrado pueblo palestino? Así como hay organizaciones dedicadas a financiar campañas, partidos políticos, medios de comunicación, apoyando el autodenominado derecho palestino, enviando apoyo económico a sus adeptos, como sucede aquí, en Israel, pregunto... tal vez hayas logrado que te financien a tí también con tu campaña?... Pero si no te están pagando por ello, quiere decir que no eres una mercenaria, sino que tal vez te hayas convertido, y te lo digo sin ánimo de humillarte, en una idiota útil como otros tantos?

4- Eres una luchadora por los derechos humanos, y no sabías por donde comenzar, si por Siria, por China, por Venezuela, y decidiste que los crímenes más graves contra los derechos de los inocentes y que realmente merecían toda tu atención y todo tu trabajo, es el conflicto entre Israel y los autodenominados plaestinos. Puede que te crea...

5-Has estudiado a fondo el conflicto en medio oriente, no te has dejado llevar por la prensa internacional que es básicamente pro-palestina, no te dejas llevar por los noticieros ni por las bajadas de línea que recibiste en las escuelas progre en las que estudiaste o envías a tus hijos. No! Te has puesto a investigar seriamente, te reuniste con material de un lado y del otro, escuchaste ambas campanas, escuchaste y leiste informes serios, y te mantuviste imparcial hasta recavar toda la información de una manera altamente científica hasta llegar a la conclusión que debías condenar a Israel y defender a los autoproclamados palestinos. Admiro que hayas dedicado todos esos años a comprender profundamente nuestro conflicto, si es así, te respeto...

6- Decidiste ir como voluntaria a Gaza, a ayudar, a hacer algo por los que sufren, pero temiste que te violaran, o que te asesinaran antes de que pudieras hacer algo positivo por los habitantes, así que te quedaste en tu casa y protestaste desde allí, o llevaste una pancarta junto con algunos amigos tuyos vociferando que sionismo es nazismo y cosas por el estilo... No se te ocurrió, que como judía, podías ser voluntaria en algunos de los hospitales en Israel, que atienden a tus defendidos con tanta integridad y dedicación, como si fueran ciudadanos israelíes... O tal vez no fue por miedo o por falta de imaginación, que no saliste de la comodidad de tu casa, tus amigos y tu plaza, tal vez no te hubiera importado que te maten por una causa justa, pero tu papá no te dio el dinero para el pasaje...

7-Crees que tú eres ciudadana del mundo, tu judaísmo es algo que no te liga en absoluto a Israel, sobre todo eres argentina (como Di-s), o panameña, o estadounidense, etc. Igualita a las judías reformistas de la Alemania prenazi, que decían primero somos alemanas y luego judías y que querían hacer de Berlín la Nueva Jerusalem. Sí, ellas también creían que no tenían ningún vínculo que las uniera a Israel; bueno, creyeron en eso hasta que las fueron a buscar para meterlas en las cámaras de gas.

Supongo que ya lo sabes, pero de todos modos te lo refresco, los hebreos, llegamos a la tierra de Israel, muchos muchísimos siglos antes de la era común, los europeos llegaron al continente americano, muchísimos siglos después de la era común. Cómo haces para etiquetar al pueblo judío de colonizador y a los europeos y descendientes de europeos como habitantes legítimos? Te parece lógico? Acaso estás actuando como la víbora cascabel, haciendo ruido y distrayendo con su cola, para poder atacar a su víctima? Acaso crees que los verdaderos dueños del suelo americano, te agradecerán que defiendas a un grupo en medio oriente mientras defecas sobre sus derechos a las tierras usurpadas por españoles, ingleses y siguientes conquistadores?

No sé si esta carta te sirva para algo. Pero al menos yo, hice mi parte, te advertí que estás jugando con fuego, que estás escupiendo para arriba y que tu propia imagen de abanderada de los desposeídos, deja mucho que desear.

Quiero despedirme de tí, con una pregunta, que no tienes la obligación de responder, sólo puedes tenerla en la cabeza y, si puedes,  hacer uso de lo que tienes dentro de ella.

Si la historia se repite, y los judíos “ciudadanos del mundo”, de golpe (y no tanto) comienzan a ser destituídos de sus cargos, despojados de sus empresas, de sus inmuebles y de sus cuentas bancarias para finalmente ser expulsados de los  países que habitan y que sin duda ayudaron a desarrollar ... Si un día despertaras y te encontraras que sólo cuentas con tu pasaporte y una estrella amarilla en tu blusa...  (Pregúntale a los judíos de Francia o de Venezuela) Si llegaras a escaparte, y si por milagro, llegaras a Israel, el único país que te admitirá y te cobijará... Si entonces tocaras la puerta de mi casa, de mi hogar instalado en Yehuda y Shomrón (Judea y Samaria)... Qué crees que haría yo contigo?

En verdad, es irrelevante tu respuesta, porque seguramente, yo, como tantos judíos que vivimos en Israel, dejaríamos nuestro dolor y nuestra bronca de lado, te abriríamos las puertas y haríamos todo lo posible, para que te sientas como en casa... Porque aunque no te des cuenta, si verdaderamente eres judía, eres una hermana, y aunque te hayas comportado como un "kapo", a la hora de rescatarte de la muerte, tendrás muchas manos judías israelíes, tendiendo hacia tí, su ayuda incondicional.

Que tengas buena semana


Patriicia Deborah Starkloff


PD: No quise utilizar el argumento sobre nuestra pertenencia a la Tierra de Israel como la Tierra Prometida por Di-s al pueblo Judío, porque no quise hacer de mi carta, una cuestión religiosa.

10 jul. 2014

No llores por mí, Argentina


Dolor y vergüenza ajena


Me siento triste...
En el mundial de futbol del 78, en Argentina, gran parte de la población salió a festejar los triunfos del equipo nacional. Yo era un poco más joven que ahora, y también salí con la masa a sentir el desahogo de poder gritar en la calle, cuando, hasta ese momento, salir a la calle era peligroso, y aún más peligroso, era estar en la calle con un grupo de personas. 
Siento vergüenza por mi actitud en ese festejo. 
Yo no tenía conciencia, de los miles de desaparecidos, torturados y asesinados, ni de los miles de bebes nacidos en cautiverio, secuestrados y vendidos mientras sus padres eran arrojados al mar, dentro de una bolsa de plástico...
Muchos levantaron sus voces advirtiéndonos que todo el mundial era una pantalla que cubría todo el horror que se estaba cometiendo con gran parte de la población...
Pero el circo siguió, y quién se animaría a quitar lo bailado?

Pasaron muchos años.
Hoy vivo en Israel por elección. 
No nos movió la carencia material, nos movió nuestra ideología, nuestros valores. 
Sé que muchos se preguntarán “Qué es eso?” 
Pero hay mucha gente aún, que cree en los ideales y va por ellos.

Aquí en Israel, hay de todo. No es un país ideal. Pero hemos decidido que vale cualquier esfuerzo por vivir en esta bendita tierra.

Y así como supongo que en el año 1978, en Argentina, ningún padre, ninguna novia, ningún hermano, salió a festejar el triunfo del equipo de futbol argentino, mientras su hijo, su novio, o su hermano/a, se encontraban desaparecidos, también supongo que todos los que tienen un hijo o un esposo o un hermano en la zona de Gaza, alistándose para entrar en combate, no deben estar posteando fotos o comentarios sobre el mundial, sino que deben estar muy atemorizados y deben estar rezando o llorando o ambas cosas, deseando que esta guerra contra el terrorismo de Hamas, termine sin bajas israelíes, lo más pronto posible...

No se le puede pedir peras al olmo.
 El autoengaño está a la orden del día y cada uno hace lo que mejor le parece.
Pero yo... estoy triste...

No digo que dejen de ver los partidos del mundial... Yo también, sigo con mis deseos y pasiones cotidianas...
Lo que me duele es la falta de empatía, la falta de coherencia.
Te molesta que el mundo se mantenga mudo frente el secuestro y asesinato de nuestros hijos y hermanos?
 Que las naciones del mundo miren para otro lado cuando los terroristas asesinos atacan a los ciudadanos civiles israelíes? 
Te indigna que nadie nos defienda y a todo el mundo le importe un comino sobre el destino de nuestras vidas?

Si tuvieras a tu hijo en el frente, también escribirías en Facebook cuán emocionada estas por los goles del mundial?
 Si tu esposo tuviera que despedirse por tiempo indeterminado, porque fue llamado a servir al ejército y de verdad no sabes qué es lo que pasará con él, también publicarías chistes sobre las sirenas y las cosas aborrotadas en los refugios?

Cuando el Profeta Eliahu les dijo a los judíos que tenían que elegir si servirían a Di-s o al baal, les estaba pidiendo coherencia!

Yo sé que estas palabras mías, no encontrarán mucha simpatía en aquellos que están encantados con comentar sobre el mundial, los goles, y el patriotismo barato, pero hace rato que no intento escribir para que la gente se sienta cómoda y me ponga un like.

Nadie es perfecto, y yo cometo y cometeré muchos errores. 
Este artículo es para aquellos que se sienten dolidos por la superficialidad de nuestros hermanos cuando comentan sobre el terrible sufrimiento que padecen durante los penales o por la incertidumbre de los resultados del mundial. 

Este artículo es para que aquellos que se sientan molestos con lo que yo expreso, y me hagan el favor de borrarse de mis amistades y/o, si les da el ánimo, se tomen un segundo para reflexionar.

Cómo se sentirían Uds. si mientras explotan los misiles sobre sus cabezas y las cabezas de vuestros hijos, un amigo, un pariente cercano, posteara en su muro “Vamos Argentina!”

Al menos podrían ser recatados...

Sé que muchos me tildarán de amarga...
 Pero yo sé reirme de muchas cosas y también sé que éste no es un buen momento para hacerlo publicamente.
Patriicia Deborah Starkloff

3 jul. 2014

La bravura de la fragilidad

Para la elevación de las almas de Eyal, Naftalí y Gil'ad asesinados por terroristas autodenominados palestinos


Hace muchos años atrás, exactamente veinte años, yo vivía otra vida, distinta en todos los aspectos, a la que elijo ahora.
Sufría un matrimonio de largos años que había destruído casi por completo, mi espíritu de lucha, mi alegría y la salud de mi autoestima.
Cualquiera que haya sido víctima de abuso moral, de manipulación, de acoso, sabe que la tela de araña que teje el victimario, es difícil de ver y aún cuando se percata de lo que está ocurriendo, muchas veces la víctima en su confusión y falta de seguridad personal, no sabe qué hacer para salvarse.

El miedo es uno de los peores enemigos que tiene el ser humano.
Cuando entramos en ese infierno de pánico en los pensamientos y en las emociones, es muy poco factible que podamos salir ilesos.
 El miedo destruye nuestras capacidades creativas, nuestros sueños, nuestro deseo de vivir...

Existen todo tipo de terroristas.
 De diferentes manifestaciones, tanto en la vida privada como en la vida mundial, el terrorista juega con nuestro miedo.
 Nuestro miedo se vuelve el mejor aliado para nuestro enemigo, sea éste un esposo maltratador, un jefe/líder/maestro/colega/amigo/terapeuta autoritario o despótico, o un grupo subversivo, nazionalista, fanático, guerrillero, o terrorista de cualquier ideología o fracción.
Mientras nuestro temor a cualquiera de ellos sea más fuerte que el temor a la muerte física, no tenemos salida hacia la libertad...

El Rabino Noaj Weimberg Z"L, sea su Memoria para Bendición dijo:
 "Mientras no sepas por qué causa estás dispuesto a morir, tampoco sabrás por qué causa estas dispuesto a vivir."
Sólo enfrentándonos a nuestro final físico, podemos evaluar qué es lo que verdaderamente tiene sentido en nuestras vidas...
Sólo entonces podemos decidir actuar en consecuencia con nuestra verdadera y esencial voluntad del ser.

Muchas personas han cambiado sus vidas, al percatarse que nadie conoce el día de su muerte.
Vivimos como si tuviéramos todo el tiempo del mundo para hacer lo que tanto deseamos, lo que nos parece correcto, lo que consideramos verdaderamente importante.

Hace veinte años, me estaba consumiendo el miedo a no ser capaz de dar el salto. Me sentía atrapada en un matrimonio que me ahogaba en la mediocridad del sometimiento.
 En la actualidad, gracias a internet, hay más información para reconocer las conductas psicopáticas de un abusador emocional. 
Se sabe que habitualmente son muy carismáticos, camaleónicos, saben decir frente a los demás palabras con gestos estudiados para hacer parecer a la víctima de su acoso como loca, provocadora, paranoica o estúpida, según venga el caso. 
Pero en aquel entonces yo no tenía disponible toda la sabiduría que tengo ahora y el temor a fracasar y el temor a las represalias me paralizaba.

El atentado a la AMIA, nos explotó en la cara.
Los judíos de Buenos Aires y de todas partes del mundo, no podíamos comprender lo que estaba sucediendo!
En un segundo, los terroristas habían acabado con ochenta y cinco vidas... Habían destruído familias enteras...
Un segundo de maldad, había arrasado con infinitos segundos de construcción y bondad...
Los terroristas nos habían despertado de nuestra ingenuidad...

Yo podría haber estado allí...
Pensé: "Y qué estoy haciendo yo de mi vida? Cómo puedo seguir atada a la inacción por temor a fracasar, por temor a la venganza de mi hostigador? Yo también podría estar muerta como mis hermanos, qué me da permiso a continuar desperdiciando mi vida?"


La fragilidad tiene dos caras.
Cuando se comprende que un simple disparo, puede acabar con la vida de tres jóvenes adolescentes vitales, creativos, bondadosos, podemos elegir vivir entre las dos caras de la fragilidad...
Podemos continuar nuestra existencia en un bunker o salir a luchar por lo que estamos dispuestos a dar la vida.


En aquel entonces me divorcié y he pagado un precio muy alto por mi decisión.
No es un precio material, aunque hubo "muchas irregularidades" en la división de bienes, sino un precio moral y psicológico.
El predador emocional no se detiene a la hora de perseguir a su víctima, si no puede acorralarla, al menos la dañará.
Su arma, fue la mala prensa, la maledicencia desparramada entre amigos y familiares, la mentira, los rumores, una clara campaña para estereotipar mi nueva elección de vida haciéndome parecer como una fanática que había sido captada por una secta religiosa, justificando y provocando así, el alejamiento de mi hijo...

Hace veinte años, que junto a mi actual esposo y a nuestra hija, estoy reconstruyendo mi vida...
Practicamente desde mis escombros.
Pero a pesar de las talas y las heridas, hoy, me siento feliz con los resultados que, garcias a Di-s, vamos transitando...

No soy la única, hay muchos que lo han hecho, que se han enfrentado y han batallado contra los violentos de cualquier especie y han salido adelante.
El pueblo de Israel ha soportado hostigamientos a lo largo de toda nuestra existencia, violencia desde los medios de comunicación, desde los poderosos del mundo y desde la chusma ignorante y fascista.
Pero cuando hemos dicho basta, hemos saltado por sobre todos nuestros miedos!
Hemos transformado nuestras tragedias en infinitas banderas de libertad y heroísmo.

Y la realidad, es que ante los psicópatas, nadie, en ningún país, ni en ningún agujero, se encuentra  "a salvo".
Por eso tenemos en nuestras manos la decisión de vivir con sentido, o morir mientras ocultamos nuestras cabezas imitando al avestruz.
Podemos elegir ese sentido que nos yerga sintiendo que valió nuestro esfuerzo por superar los miedos y lanzarnos hacia nuestras convicciones más profundas. 
Porque después de todo, hicimos todo lo que estaba en nuestras manos y los éxitos o los fracasos de una vida, sólo Di-s sabe evaluar con exactitud.

La fragilidad puede hundirnos en las cobardías más humillantes, pero también guarda dentro de sí, la bravura humana que no tiene límites.

Gracias por acompañarme y alentar mi tarea
Patriicia Deborah Starkloff

1 jul. 2014

Apología del delito?






Pedro Brieger

La vida y la muerte


El mundo, en su locura, piensa y hasta dice sin ninguna vergüenza: “Bueno, hay millones de muertes en el mundo, y no hacemos tanta ruido por ello...”
Pero es que no entienden que ellos son los que están enfermos?
Para nosotros, lo que nos ocurre, es una tragedia personal, no hay distancia entre un pariente cercano y Eyal, Naftalí y Gil'ad...
Y es que no debería haber distancia ni diferencia entre el dolor que nos desgarra la muerte prematura de nuestros tres hijos inocentes y el dolor por una pérdida personal y privada...
El mundo está anestesiado, se horroriza aún por algunas tragedias, pero es un horror racional, las emociones se han congelado y la empatía ha desaparecido... 
Y éste es el motivo de la auto-destrucción de la humanidad...
Israel, es la única esperanza para la salvación...
 Israel es una luz de claridad humana.

Así como nosotros lloramos el final físico de nuestros tres jóvenes, sólo porque son parte nuestra, porque los amamos a pesar de no conocer casi nada sobre ellos, así debería llorar el mundo la desaparición física de cualquier ser humano inocente...
La anestesia de la sensiblidad denucia la gravedad de la epidemia mundial...
La psicopatía nos lleva mucha ventaja, ha intoxicado al planeta enfriando los corazones y alejándonos de la esencia como seres humanos...
El ser humano debe ser esencialmente moral.
Y la moral, los valores, los fundamentos que construyen una sociedad sana y vital, no se apoya en razones, se sustenta en corazones que piensan y hacen lo correcto.
Israel es el ejemplo de ésto. 
Aún con todas nuestras diferencias ideológicas, aún con todas las excusas que tenemos para odiarnos entre nosotros, Israel es una unidad, somos UNO, somos una verdadera familia y nos importa lo que suceda con nuestros parientes... 
NOS IMPORTA!
Por eso el mundo no entiende que aún lloremos por los asesinados en la Shoa, o en cualquiera de las persecuciones que hemos sufrido como pueblo...
El mundo está enfermo, no necesita explicaciones, ni videos didácticos sobre la situación en Medio Oriente, porque el mundo no sufre de una dificultad mental..
 El mundo tiene lepra en el corazón.
Y cuando digo el mundo, no hablo de judío ó no judío, hablo de todos aquellos que se han muerto pero siguen caminando por las calles, corriendo tras algún objetivo intrascendente, banal, y asquerosamente superficial...
E Israel, mientras asiste al entierro de los cuerpos de nuestros amados Eyal, Naftalí y Gil'ad, hará que ellos continúen vivos en cada uno de nosotros, en nuestras lágrimas, en nuestras canciones, en nuestro amor, y en nuestras decisiones y accionar para que este desgarro no nos vuelva a ocurrir ...
Pero el resto del mundo...
Aquellos que se acostumbraron a escuchar con gélidos oídos, noticias homicidas y perversas, aunque lo ignoren, están todos muertos y no habrá nadie que llore por ellos.

AM ISRAEL JAI

Patriicia Deborah Starkloff