Torah para Vivir

Torah para Vivir

26 feb. 2012

Torah en Español Libro Shemot (Éxodo) Tetzavé

LIBRO SHEMOT - PARASHÁ TETZAVÉ (ordenarás) Adar 3 – 9, 5772 / Febrero 26 – Marzo 3, 2012 20 Y tú ordenarás a los Hijos de Israel que tomen para ti aceite de oliva machacado, puro para la iluminación, para encender la lámpara en forma continua. 21 En la Tienda de la Reunión, afuera de la Partición que está junto al Testimonio, Aarón y sus hijos la arreglarán desde la noche hasta la mañana, ante El Eterno, decreto eterno para sus generaciones de los Hijos de Israel. 28 - 1 Ahora tú, haz que se acerquen a ti Aarón, tu hermano, y sus hijos con él, de entre los Hijos de Israel: Aarón, Nadab y Abihu, Elazar e Itamar, los hijos de Aarón, para que sean Mis sacerdotes. 2 Harás vestimentas de santidad para Aarón tu hermano, para gloria y esplendor. 3 Y hablarás a todos los hombres de corazón sabio a quienes he dotado de espíritu de sabiduría y ellos harán las vestimentas de Aarón, para santificarlo como Mi sacerdote. 4 Éstas son las vestimentas que harán: un Pectoral, un Efod, un Manto, una Túnica tejida a cuadros, un Turbante, y una Faja. Harán vestimentas de santidad para Aarón, tu hermano, y sus hijos, para que sean Mis sacerdotes. 5 Tomarán el oro, la lana turquesa, púrpura y carmesí, y el lino. 6 Harán el Efod de oro; de lana turquesa, púrpura y carmesí, y de lino trenzado, artesanía de tejedor. 7 Tendrá dos correas unidas a sus dos extremos, y se unirá. 8 El cinturón con el que se coloca, que está sobre él, será de la misma artesanía, será hecho de él, de oro; lana turquesa, púrpura y carmesí, y de lino trenzado. 9 Tomarás las dos piedras de ónix y en ellas grabarás los nombres de los hijos de Israel; 10 seis de sus nombres en una piedra y los nombres de los seis restantes en la segunda piedra, según su orden de nacimiento. 11 Artesanía de joyero, como el engarce de un anillo de sello, engarzarás las dos piedras con los nombres de los hijos de Israel; las harás dentro de engarces de oro. 12 Colocarás ambas piedras sobre las correas del Efod, piedras de recordatorio para los Hijos de Israel. Aarón llevará sus nombres ante El Eterno en sus dos hombros como recordatorio. (2ª ALIÁ / DÍA) 13 Harás engarces de oro 14 y dos cadenas de oro puro, las harás en los bordes, de artesanía trenzada, y colocarás las cadenas trenzadas sobre los engarces. 15 Harás un Pectoral de Juicio de diseño tejido, como la artesanía del Efod la harás, de oro, lana turquesa, púrpura y carmesí y lino, trenzados juntos lo harás. 16 Será cuadrado; doblado, de medio codo de largo y de medio codo de ancho. 17 Lo llenarás con cuatro hileras de piedras: una hilera de cornalina, esmeralda y topacio: una hilera; 18 la segunda hilera de carbúnculo, zafiro y berilo; 19 la tercera hilera de jacinto, ágata y amatista; 20 y la cuarta hilera de aguamarina, ónix y jaspe; engarzadas en oro en sus engarces. 21 Las piedras serán de acuerdo con los nombres de los Hijos de Israel, doce según sus nombres, engarzadas como un anillo de sello, cada una de acuerdo con su nombre serán, para las doce tribus. 22 Para el Pectoral harás cadenas en los bordes, de artesanía trenzada, de oro puro. 23 Para el Pectoral harás dos anillos de oro y los colocarás en los dos extremos del Pectoral. 24 Colocarás las dos sogas de oro en los dos anillos, en los extremos del Pectoral. 25 Y los dos extremos de las dos sogas, los colocarás en los dos engarces que colocarás en las correas del Efod, hacia el frente. 26 Harás dos anillos de oro y los colocarás en los dos extremos del Pectoral, en su parte inferior, de su lado interno, hacia el Efod. 27 Harás dos anillos de oro y los colocarás en la parte inferior de las dos correas del Efod, hacia el frente, frente a la costura, por encima del cinturón del Efod. 28 Unirán el Pectoral desde sus anillos a los anillos del Efod con un cordón de lana turquesa, para que quede por encima del cinturón del Efod y el Pectoral no se suelte del Efod. 29 Aarón portará los nombres de los Hijos de Israel sobre el Pectoral de Juicio, sobre el corazón, cuando entre al Santuario, como constante recordatorio ante El Eterno. 30 En el Pectoral de Juicio colocarás los Urim y los Tumim, y ellos estarán en el corazón de Aarón cuando se presente ante El Eterno; y Aarón portará el juicio de los Hijos de Israel en su corazón constantemente ante El Eterno. (3ª ALIÁ / DÍA) 31 Harás todo el Manto del Efod de lana turquesa. 32 La abertura para la cabeza tendrá un doblez por adentro y su abertura tendrá un reborde alrededor, de obra de tejedor. Será como la abertura de una cota de malla; y no se desgarrará. 33 Le harás en todo el dobladillo granadas de lana turquesa, púrpura y carmesí, y campanas de oro entre ellas, en todo el dobladillo; 34 una campana de oro y una granada, una campana de oro y una granada, en el dobladillo, en todo su contorno. 35 Deberá estar sobre Aarón para que pueda oficiar. Su sonido será oído cuando entre en el Santuario ante El Eterno y cuando salga, para que no muera. 36 Harás un Cabezal de oro puro y sobre él grabarás, como en un anillo de sello «Santo a El Eterno». 37 Lo colocarás en un cordón de lana turquesa y estará sobre el Turbante, frente a la parte frontal del Turbante estará. 38 Estará en la frente de Aarón para que Aarón traiga expiación por el pecado de las ofrendas sagradas que los Hijos de Israel consagrarán como presentes sagrados; y estará en su frente siempre, para que siempre hallen gracia en El Eterno. 39 Harás una Túnica de lino tejida a cuadros. Harás un Turbante de lino y harás una Faja, obra de bordador. 40 Para los hijos de Aarón harás Túnicas y les harás Fajas; y les harás Sombreros para gloria y esplendor. 41 Con ellos vestirás a Aarón, tu hermano, y a sus hijos que están con él. Los ungirás, inaugurándolos y santificándolos, y ellos serán Mis sacerdotes. 42 Les harás pantalones de lino para cubrir la desnudez de la carne, desde las caderas hasta los muslos serán. 43 Estarán sobre Aarón y sus hijos cuando ingresen a la Tienda de la Reunión o cuando se acerquen al Altar para servir en santidad, y no deberán cargar con un pecado y morir; es un decreto eterno para él y su descendencia futura. (4ª ALIÁ / DÍA) 29 - 1 Esto es lo que harás para ellos, para santificarlos y para que sean Mis sacerdotes: toma un toro joven y dos carneros sin mácula. 2 Con panes ázimos, hogazas ázimas mezcladas con aceite y obleas ázimas untadas con aceite; de fina harina de trigo los harás. 3 Los colocarás en un solo canasto y los llevarás juntos en el canasto, con el toro y los dos carneros. 4 Harás que Aarón y sus hijos se acerquen a la entrada de la Tienda de la Reunión y los sumergirás en el agua. 5 Tomarás las vestimentas y vestirás a Aarón con la Túnica, el Manto del Efod, el Efod y el Pectoral, y lo ceñirás con el cinturón del Efod. 6 Colocarás el Turbante en su cabeza y colocarás la corona de santidad sobre el Turbante. 7 Tomarás el aceite de unción y lo derramarás sobre su cabeza, y lo ungirás. 8 Harás que se acerquen sus hijos, y los vestirás con Túnicas. 9 Los ceñirás con una Faja, a Aarón y sus hijos, y les pondrás los Sombreros. El sacerdocio será un decreto eterno para ellos e inaugurarás a Aarón y a sus hijos. 10 Traerás el toro junto a la Tienda de la Reunión; Aarón y sus hijos colocarán sus manos sobre la cabeza del toro. 11 Sacrificarás el toro ante El Eterno, ante la entrada de la Tienda de la Reunión. 12 Tomarás sangre del toro y la colocarás con tu dedo en las astas del Altar, y derramarás toda la sangre sobre la base del Altar. 13 Tomarás toda la grasa que cubre las entrañas, el diafragma con el hígado, los dos riñones y la grasa que hay sobre ellos, y harás que asciendan con humo sobre el Altar. 14 La carne del toro, su cuero y sus excrementos los quemarás con fuego afuera del campamento: es un sacrificio expiatorio. 15 Tomarás el primer carnero. Aarón y sus hijos colocarán sus manos sobre la cabeza del carnero. 16 Sacrificarás al carnero y tomarás su sangre y la arrojarás sobre el Altar en derredor. 17 Cortarás al carnero en sus partes; lavarás sus entrañas y sus pies, y los colocarás con sus partes y su cabeza. 18 Harás que todo el carnero ascienda en humo sobre el Altar: es una ofrenda ígnea para El Eterno; es un aroma agradable, una ofrenda de fuego para El Eterno. (5ª ALIÁ / DÍA) 19 Tomarás el segundo carnero. Aarón y sus hijos colocarán sus manos sobre la cabeza del carnero. 20 Sacrificarás al carnero. Tomarás un poco de su sangre y la colocarás en la parte media de la oreja de Aarón y en la parte media de las orejas de sus hijos, la oreja derecha, y sobre el pulgar de su mano derecha y derecha y el dedo gordo de su pie derecho, y arrojarás la sangre sobre el Altar, en derredor. 21 Tomarás un poco de la sangre que está sobre el Altar y un poco del aceite de unción y lo salpicarás sobre Aarón y sobre sus vestimentas, y sobre sus hijos y sobre las vestimentas de sus hijos que están con él; él y sus vestimentas, y sus hijos y sus vestimentas se volverán sagrados. 22 Del carnero tomarás la grasa, la cola, la grasa que cubre las entrañas, el diafragma del hígado, los dos riñones y la grasa que hay sobre ellos, y el muslo derecho: es un carnero de perfección; 23 una torta de pan, una hogaza de aceite y una oblea del canasto de panes ázimos que está ante El Eterno. 24 Colocarás todo sobre las palmas de Aarón y sobre las palmas de sus hijos, y los agitarás ante El Eterno. 25 Los tomarás de sus manos y harás que asciendan en humo sobre el Altar, sobre la ofrenda ígnea, como aroma agradable ante El Eterno; es una ofrenda de fuego para El Eterno. 26 Tomarás el pecho del carnero de inauguración de Aarón y lo agitarás ante El Eterno. Entonces será tu porción. 27 Santificarás el pecho de la agitación y el muslo de la elevación, que fue agitado y que fue elevado, del carnero de inauguración que fue para Aarón y para sus hijos. 28 Será para Aarón y sus hijos como decreto eterno de los Hijos de Israel, pues es una ofrenda y permanecerá como ofrenda de los Hijos de Israel de sus ofrendas pacíficas, su ofrenda para El Eterno. 29 Las vestimentas sagradas de Aarón pertenecerán a sus hijos que le suceden para que se eleven por medio de ellas, para que se consagren por medio de ellas. 30 Durante siete días las vestirá el Sacerdote entre sus hijos que lo suceda, quien ingresará a la Tienda de la Reunión para servir en el Santuario. 31 Tomarás el carnero de inauguración y cocerás su carne en un sitio sagrado. 32 Aarón y sus hijos comerán la carne del carnero y el pan que está en el cesto frente a la entrada de la Tienda de la Reunión. 33 Ellos, quienes recibieron expiación por su intermedio, los comerán, para consagrarlos, para santificarlos; el extranjero no los comerá, pues son sagrados. 34 Si hasta la mañana quedare algo de la carne de la ofrenda de inauguración o del pan, lo quemarás en el fuego. No podrá ser comido, pues es sagrado. (6ª ALIÁ / DÍA) 35 Así harás con Aarón y sus hijos, como todo lo que te he ordenado; durante siete días los consagrarás. 36 Un sacrificio expiatorio de un toro harás cada día para las expiaciones; purificarás el Altar trayendo una expiación para él y lo santificarás. 37 Durante siete días llevarás a cabo la expiación para el Altar y lo santificarás. El Altar será santo de santos; todo lo que toque el Altar quedará santificado. 38 Esto es lo que harás sobre el Altar: dos ovejas dentro de su primer año, todos los días, continuamente. 39 Ofrecerás una oveja a la mañana y la segunda oveja a la tarde; 40 y un décimo de efá de harina fina mezclada con un cuarto de hin de aceite revuelto, y una libación de un cuarto de hin de vino por cada oveja. 41 Ofrecerás la segunda oveja a la tarde, como la ofrenda vegetal de la mañana y su libación la ofrecerás, para un aroma agradable, ofrenda de fuego para El Eterno; 42 como continua ofrenda ígnea para tus generaciones, frente a la entrada de la Tienda de la Reunión, ante El Eterno; donde estableceré Mi reunión contigo para hablarte allí. 43 Estableceré allí Mi reunión con los Hijos de Israel, y se santificará con Mi gloria. 44 Santificaré la Tienda de la Reunión y el Altar; y a Aarón y a sus hijos los santificaré para que sean Mis sacerdotes. 45 Haré que Mi Presencia repose entre los Hijos de Israel y Yo seré su Dios. 46 Sabrán que Yo soy El Eterno, Quien los sacó de la tierra de Egipto para hacer que Mi Presencia repose entre ellos. Yo soy El Eterno, su Dios. (7ª ALIÁ / DÍA) 30 - 1 Harás un Altar sobre el que harás subir humo de incienso, de madera de acacia lo harás. 2 De un codo de largo y un codo de ancho; será cuadrado y de dos codos de alto; de él serán sus astas. 3 Lo revestirás de oro puro, su techo y sus muros alrededor, y sus astas, y le harás en derredor una corona de oro. 4 Le harás dos anillos de oro bajo la corona, en sus dos esquinas, a ambos costados; y serán encajes para las estacas que lo transportan. 5 Harás las estacas de madera de acacia y las revestirás de oro. 6 Lo colocarás frente a la Partición que está junto al Arca del Testimonio, delante de la Cubierta que está sobre el Testimonio, donde estableceré Mis reuniones contigo. 7 Sobre él Aarón hará subir el humo del incienso, todas las mañanas, cuando limpie las lámparas hará subir el humo. (MAFTIR) 8 Y cuando Aarón encienda las lámparas a la tarde, hará subir el humo continuo del incienso ante El Eterno, por vuestras generaciones. 9 No traerás sobre él incienso extraño, ni ofrendas ígneas ni ofrendas vegetales; ni podrás verter una libación sobre él. 10 Aarón traerá expiación sobre sus astas una vez al año, de la sangre del sacrificio expiatorio de las expiaciones una vez al año, traerá expiación sobre él para vuestras generaciones; es santo de santos para El Eterno.

19 feb. 2012

Torah en Español Libro Shemot (Éxodo) Terumá

LIBRO SHEMOT - PARASHÁ TERUMÁ (ofrenda) Shevat 26 – Adar 2, 5772 / Febrero 19 - 25, 2012 25 - 1 El Eterno habló con Moshé (Moisés), diciendo: 2 Habla a los Hijos de Israel y que tomen para Mí una ofrenda, de cada hombre cuyo corazón lo impulse a dar tomaréis Mi ofrenda. 3 Ésta es la ofrenda que tomaréis de ellos: oro, plata y cobre; 4 y lana turquesa, púrpura y carmesí; lino y pelo de cabra; 5 pieles de carnero teñidas de rojo, pieles de tajash, madera de acacia; 6 aceite para iluminación, especias para el aceite de unción y el incienso aromático; 7 piedras de ónix y piedras para los engarces, para el Efod y para el Pectoral. 8 Ellos Me harán un Santuario para que pueda habitar entre ellos, 9 según todo lo que te muestro, la forma del Tabernáculo y la forma de todas sus vasijas; y así las harás.10 Harán un Arca de madera de acacia, de dos codos y medio de largo, un codo y medio de ancho, y un codo y medio de alto. 11 La revestirás de oro puro, por adentro y por fuera la revestirás, y le harás encima una corona de oro alrededor. 12 Fundirás para ella cuatro anillos de oro y los colocarás en sus cuatro esquinas: dos anillos de un lado y dos anillos del otro lado. 13 Harás estacas de madera de acacia y las revestirás de oro; 14 e insertarás las estacas en los anillos de los costados del Arca para que pueda ser portado a través de ellas. 15 En los anillos del Arca estarán las estacas; no podrán ser quitados de allí. 16 Colocarás en el Arca el Testimonio que te daré. (2ª ALIÁ / DÍA) 17 Harás una Cubierta de oro puro, de dos codos y medio de largo y de un codo y medio de ancho. 18 Harás dos querubines de oro, con el martillo los harás, desde los dos extremos de la Cubierta. 19 Harás un querubín desde el extremo de un lado y un querubín desde el extremo del otro; desde la Cubierta harás los querubines en sus dos extremos. 20 Los querubines tendrán las alas extendidas hacia arriba, protegiendo la Cubierta con sus alas, con los rostros enfrentándose; hacia la Cubierta mirarán los rostros de los querubines. 21 Colocarás la Cubierta sobre el Arca desde arriba y en el Arca colocarás el Testimonio que te daré. 22 Allí realizaré Mis encuentros contigo, y te hablaré desde la parte superior de la Cubierta, entre los dos querubines que están en el Arca del Testimonio, te hablaré todo lo que te ordene a los Hijos de Israel. 23 Harás una Mesa de madera de acacia, de dos codos de largo, un codo de ancho y un codo y medio de alto. 24 La revestirás de oro puro y le harás una corona de oro alrededor. 25 Le harás alrededor una moldura menor de un palmo y harás una corona de oro sobre la moldura, a su derredor. 26 Le harás cuatro anillos de oro y colocarás los anillos en las cuatro esquinas de sus cuatro patas. 27 Los anillos se situarán frente a la moldura, como muescas para las estacas, para transportar la mesa. 28 Harás las estacas de madera de acacia y las revestirás de oro, y la Mesa será transportada por medio de ellas. 29 Harás sus platos, sus cucharas, sus tubos de estantería y sus armazones con los que será cubierta; de oro puro los harás. 30 Sobre la Mesa colocarás siempre el Pan de Proposición ante Mí. (3ª ALIÁ/DÍA) 31 Harás una Menorá de oro puro, con el martillo será hecha la Menorá, su base, su pértiga, sus cálices, sus esferas y sus flores serán labradas a partir de una misma pieza de oro. 32 Seis brazos emergerán de sus costados, tres brazos de la Menorá de un lado y tres brazos de la Menorá del segundo lado; 33 tres cálices tallados como almendras en un brazo, una esfera y una flor; y tres cálices tallados como almendras en el otro brazo, una esfera y una flor, y así con los seis brazos que emergen de la Menorá. 34 Y en la Menorá habrá cuatro cálices, tallados como almendras, sus esferas y sus flores. 35 Una esfera habrá debajo de dos brazos que salen de ella, una esfera debajo de dos brazos que salen de él y una esfera debajo de dos brazos que salen de ella: para los seis brazos que emergen de la Menorá. 36 Sus esferas y sus brazos serán parte integral de ella; toda ella una pieza única de oro puro labrada a martillo. 37 Harás sus lámparas que sean siete; él encenderá sus lámparas para que den luz hacia el frente. 38 Sus tenacillas y palas serán de oro puro. 39 De un talento de oro puro la hará, con todas estas vasijas. 40 Mira y hazlas, de acuerdo con la forma que se te muestra en la montaña. 26 - 1 Harás el Tabernáculo de diez cortinas, lino trenzado con lana turquesa, púrpura y carmesí, con un diseño tejido de querubines las harás. 2 El largo de una sola cortina será de veintiocho codos y el ancho, cuatro codos por cada cortina, la misma medida para todas las cortinas. 3 Cinco cortinas estarán unidas entre sí y cinco cortinas estarán unidas entre sí. 4 Harás lazos de lana turquesa en el borde de una sola cortina al final de un grupo y harás lo mismo en el borde de la cortina más externa del segundo grupo. 5 Cincuenta lazos harás en la primera cortina y cincuenta lazos harás al final de la cortina que está en el segundo grupo. Los lazos se corresponderán los unos con los otros. 6 Harás cincuenta ganchos de oro y unirás las cortinas entre sí con los ganchos, para que el Tabernáculo sea uno solo. 7 Harás cortinas de pelo de cabra para una Tienda sobre el Tabernáculo; once cortinas harás. 8 El largo de una sola cortina será de treinta codos, y el ancho de una sola cortina de cuatro codos; la misma medida para las once cortinas. 9 Unirás cinco de las cortinas por separado y seis de las cortinas por separado, y doblarás la sexta cortina sobre el frente de la Tienda. 10 Harás cincuenta lazos en el borde de la primera cortina, al final de un grupo, y cincuenta lazos en el borde de la cortina del segundo grupo. 11 Harás cincuenta ganchos de cobre; pondrás los ganchos en los lazos y unirás la Tienda, para que se unan. 12 Respecto de lo que sobresale de las cortinas de la Tienda, la mitad de la cortina que sobresale colgará sobre la parte trasera del Tabernáculo. 13 Y el codo de un lado y el codo del otro lado que sobresalen en el largo de las cortinas de la Tienda, colgará sobre los costados del Tabernáculo de un lado y del otro, para cubrirlo. 14 Harás una cubierta para la Tienda de pieles de carnero teñidas de rojo y una cubierta de pieles de tajash arriba. (4ª ALIÁ/DÍA) 15 Harás los tablones del Tabernáculo de madera de acacia, erguidos. 16 Diez codos será el largo de cada tablón y un codo y medio el ancho de cada tablón. 17 Cada tablón debe tener dos estacas, paralelas entre sí, y así harás con todos los tablones del Tabernáculo. 18 Harás tablones para el Tabernáculo, veinte tablones hacia el lado sur. 19 Harás cuarenta zócalos de plata debajo de los veinte tablones; dos zócalos bajo un tablón para sus dos estacas, y dos zócalos bajo el tablón siguiente para sus dos estacas. 20 Para el segundo lado del Tabernáculo, del lado norte, harás veinte tablones. 21 Sus cuarenta zócalos de plata: dos zócalos bajo un tablón y dos zócalos bajo el tablón siguiente. 22 Para la parte trasera del Tabernáculo, hacia el oeste, harás seis tablones. 23 Harás dos tablones para las esquinas del Tabernáculo, en la parte trasera. 24 Serán iguales en la parte inferior, y juntos se combinarán en la parte superior, para un solo anillo, para que sea para ambas, para las dos esquinas serán. 25 Habrá ocho tablones y sus zócalos de plata, dieciséis zócalos, dos zócalos bajo un tablón y dos zócalos bajo el tablón siguiente. 26 Harás listones de madera de acacia; cinco para los tablones de un lado del Tabernáculo, 27 cinco listones para los tablones del segundo lado del Tabernáculo y cinco listones para los tablones del lado del Tabernáculo en la parte posterior, hacia el oeste. 28 El listón del medio entre los tablones se extenderá de un extremo a otro. 29 Revestirás los tablones de oro y sus anillos los harás de oro, para que entren los listones que revestirás de oro. 30 Erigirás el Tabernáculo según su manera, tal como se te habrá mostrado en la montaña. (5ª ALIÁ/DÍA) 31 Harás una Partición de lana turquesa, púrpura y carmesí, y lino trenzado; la hará artesanía de tejedor, con un diseño de querubines. 32 La colocarás sobre cuatro columnas de madera de acacia, cubiertas de oro, con ganchos de oro, sobre cuatro zócalos de plata. 33 Colocarás la Partición bajo los ganchos. Allí traerás, dentro de la Partición, el Arca del Testimonio y la Partición separará entre vosotros y el Santo de Santos. 34 Pondrás la Cubierta sobre el Arca del Testimonio en el Santo de Santos. 35 Colocarás la Mesa fuera de la Partición y la Menorá frente a la Mesa, del lado sur del Tabernáculo, y la Mesa la colocarás del lado norte. 36 Harás una Pantalla para la entrada de la Tienda, de lana turquesa, púrpura y carmesí, y lino trenzado; artesanía de bordador. 37 Harás para la Pantalla cinco columnas de madera de acacia y las revestirás de oro, y sus ganchos serán de oro y fundirás para ellos cinco zócalos de cobre. (6ª ALIÁ/DÍA) 27 - 1 Harás el Altar de madera de acacia, de cinco codos de largo y cinco codos de ancho; el Altar será cuadrado y tendrá tres codos de alto. 2 Le harás las astas en sus cuatro esquinas, de parte integral de él serán sus astas; y lo revestirás de cobre. 3 Harás sus ollas para limpiar sus cenizas, sus palas, sus vasijas, sus tenedores y sus braseros; harás todos sus utensilios de cobre. 4 Le harás una red consistente de una malla de cobre y sobre la malla harás, en sus cuatro esquinas, cuatro anillos de cobre. 5 La colocarás debajo del borde circundante del Altar desde abajo y la malla llegará hasta el centro del Altar. 6 Harás estacas para el Altar, estacas de madera de acacia, y las revestirás de cobre. 7 Sus estacas serán colocadas en los anillos y estarán a ambos lados del Altar cuando sea transportado. 8 Hueco, de tablas, lo harás; como se te mostró en la montaña, así lo harán. (7ª ALIÁ/DÍA) 9 Harás el Patio del Tabernáculo: del lado sur las cortinas del Patio, de lino trenzado, de cien codos de largo de un lado; 10 y sus columnas serán veinte y sus zócalos veinte, de cobre; los ganchos de las columnas y los anillos de plata. 11 Lo mismo en el lado norte, en el largo, harás cortinas de cien de largo: sus columnas serán veinte y sus zócalos, veinte, de cobre; los ganchos de las columnas y sus anillos, de plata. 12 En el ancho del Patio del lado occidental, harás cortinas de cincuenta codos, sus columnas serán diez, y sus zócalos, diez. 13 El ancho del Patio del lado oriental tendrá cincuenta codos 14 y quince codos de cortinas sobre el extremo, sus columnas serán tres y sus zócalos, tres. 15 Y el segundo extremo tendrá quince codos de cortinas; sus columnas serán tres y sus zócalos, tres. 16 En la puerta del Patio, una Pantalla de veinte codos: de lana turquesa, púrpura y carmesí, y lino trenzado, artesanía de bordador; sus columnas serán cuatro y sus zócalos, cuatro. (MAFTIR) 17 Todas las columnas del Patio alrededor, tendrán ganchos de plata; sus ganchos serán de plata y sus zócalos, de cobre. 18 El largo del Patio será de cien codos; el ancho, de cincuenta por cincuenta; y el alto, de cinco codos de lino trenzado; y sus zócalos serán de cobre. 19 Todas las vasijas del Tabernáculo para toda su labor, todos sus utensilios y todos los utensilios del Patio, serán de cobre.

15 feb. 2012

Torah en Español Libro Shemot (Éxodo) Mishpatim

LIBRO SHEMOT - PARASHÁ MISHPATIM (leyes) Shevat 19 - 25, 5772 / Febrero 12 - 18, 2012 21 - 1 Y éstas son las leyes que colocarás ante ellos: 2 Si compras un esclavo judío, trabajará durante seis años y al séptimo año saldrá libre, sin cargo. 3 Si llegare solo, se irá solo; si es el marido de una mujer, la mujer se irá con él. 4 Si su señor le diere una mujer y ella le diere hijos o hijas, la mujer y sus hijos pertenecerán a su señor y él se irá solo. 5 Mas si el esclavo dijere: «Quiero a mi señor, a mi mujer y a mis hijos; no saldré libre», 6 entonces el señor lo traerá a la corte y lo traerá a la puerta o a la jamba de la puerta, y su señor le perforará la oreja con el punzón y él lo servirá por siempre. 7 Si un hombre vendiere a su hija como esclava, no se irá como se van los esclavos. 8 Si es desagradable a los ojos de su señor, que debiera haberla designado para sí mismo, él ayudará a su redención; no podrá venderla a un extraño, pues la traicionó. 9 Si la había designado para su hijo, la tratará de acuerdo con los derechos de las jóvenes. 10 Si tomare a otra además de ella, no disminuirá su comida, su vestimenta ni sus relaciones maritales. 11 Si no cumple con estas tres cosas para ella, ella se irá libre de cargo, sin pago. 12 El que golpee a un hombre para que muera, ciertamente será condenado a muerte. 13 Mas el que no le hubiere preparado una emboscada, y Dios causó que llegara a su mano, Yo le proveeré un lugar adonde habrá de huir. 14 Si un hombre actuare en forma intencionada en contra de su prójimo, para matarlo por medio de un ardid, de Mi altar lo tomaréis para que muera. 15 El que golpeare a su padre o a su madre ciertamente será condenado a muerte. 16 El que secuestrare a un hombre y lo vendiere, y luego se descubriese que estuvo en su poder, ciertamente será condenado a muerte. 17 El que maldiga a su padre o a su madre, ciertamente será condenado a muerte. 18 Si dos hombres se pelean y uno golpea a su prójimo con una piedra o con el puño, y no muere pero cae en cama: 19 si se levanta y sale por sus propios medios, el que lo golpeó será absuelto. Únicamente por su tiempo perdido le pagará, y se encargará de su curación. (2º DÍA / ALIÁ) 20 Si un hombre golpeare a su esclavo o esclava con una vara y muriere bajo su mano, ciertamente será vengado. 21 Pero si sobreviviere un día o dos, no será vengado, pues es de su propiedad. 22 Si dos hombres pelearen y chocasen con una mujer embarazada y ella diera a luz, mas no hubiere desgracia, ciertamente serán castigados según lo que estableciere el marido de la mujer y lo pagarán por orden de los jueces. 23 Mas si hubiere desgracia, entonces pagaréis vida por vida; 24 ojo por ojo; diente por diente; mano por mano; pie por pie; 25 quemadura por quemadura, herida por herida, golpe por golpe. 26 Si un hombre golpeare el ojo de su esclavo o de su esclava y lo destruyere, lo dejará libre en pago por su ojo. 27 Y si le saca un diente a su esclavo o a su esclava, lo dejará libre en pago por su diente. 28 Si un buey acorneare a un hombre o una mujer y muriese, el buey ciertamente será apedreado; su carne no podrá comerse y el dueño del buey será inocente. 29 Mas si era un buey que solía acornear, desde ayer y anteayer, y se había advertido a sus dueños, mas no tomaron precauciones y el buey mató a un hombre o una mujer, el buey será apedreado y también sus dueños morirán. 30 Cuando se le exija un pago de expiación, pagará como expiación por su vida, lo que se le haya exigido. 31 Tanto si acornea un varón como una mujer, en conformidad con este juicio se le hará. 32 Si el buey acornea un esclavo o esclava, le dará treinta siclos de plata a su amo y el buey será apedreado. 33 Si un hombre descubriere un pozo, o si un hombre cavare un pozo y no lo cubriere, y cayere en él un buey o un asno, 34 el dueño del pozo pagará indemnización. Le devolverá dinero a su señor, y el cadáver del animal será suyo. 35 Si el buey de un hombre atacare al buey de su prójimo y éste muriese, venderán el buey que vive y dividirán su dinero, y el cadáver también lo dividirán. 36 Mas si se sabe que era un buey que acorneaba con frecuencia, desde ayer y anteayer, pero su dueño no tomó precauciones, ciertamente pagará un buey en lugar de un buey y el cadáver será suyo. 37 Si un hombre robare un buey o una oveja, y lo sacrificare o vendiere, pagará cinco vacunos en lugar del buey y cuatro ovejas en lugar de la oveja. 22 - 1 Si el ladrón es descubierto mientras roba, y se lo ataca y muere, no hay culpa por su sangre. 2 Si el sol brilló sobre él, hay culpa por su sangre. Pagará indemnización; si no tiene nada, será vendido por su robo. 3 Si lo robado es hallado en su posesión, tanto un buey o un asno o una oveja vivos, pagará el doble. (3ER DÍA / ALIÁ) 4 Si un hombre deja que el ganado devore un campo o un viñedo, tanto si dejó libre a su ganado o si lo pastoreó en un campo ajeno, de lo mejor de su campo y de lo mejor de su viñedo pagará. 5 Si un fuego avanzare, hallando espinas, y una pila de granos o una cosecha o un campo inactivo se consumieren, el que encendió el fuego pagará indemnización. 6 Si un hombre diere en custodia dinero o vasijas a su prójimo y éste fuere robado de la casa del hombre, si el ladrón es hallado pagará el doble. 7 Si el ladrón no es hallado, entonces el dueño de casa se acercará al tribunal jurando que no ha puesto manos sobre la propiedad de su prójimo. 8 En cualquier caso de deshonestidad, ya sea que se trate de un buey, un asno, una oveja, o una prenda de vestir, acerca de todo objeto perdido del que diga «¡Es éste!», al tribunal llegarán los reclamos de ambos. Aquel al cual el tribunal halle culpable, pagará el doble a su prójimo. 9 Si un hombre diere en custodia su asno o buey u oveja o cualquier animal, y muriera o se quebrara, o fuera robado, y no hay de ello testigo ocular; 10 habrá un juramento de El Eterno entre ambos, de que no puso manos sobre la propiedad de su prójimo; el dueño lo aceptará y no pagará. 11 Si fuera robado de él, pagará a sus dueños. 12 Si fuera despedazado, presentará un testigo; por un animal despedazado no debe pagar. 13 Si un hombre pidiere prestado a su prójimo (un animal) y se quebrara o muriera, ciertamente pagará indemnización siempre y cuando el dueño no esté con él. 14 Si su dueño está con él, no pagará indemnización. Si lo alquilaba, fue en recompensa por su alquiler. 15 Si un hombre seduce a una mujer virgen que no estaba comprometida y yace con ella, le dará contrato de matrimonio como esposa. 16 Si el padre de ella se niega a entregársela, pesará plata de acuerdo con el contrato de matrimonio de las vírgenes. 17 No permitirás que viva la hechicera. 18 Todo el que yace con un animal, ciertamente será condenado a muerte. 19 El que traiga ofrendas a los dioses será condenado a muerte: ¡únicamente a El Eterno! 20 No acosarás ni oprimirás al extranjero, pues extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto. 21 No afligiréis a la viuda ni al huérfano. 22 Si osáis causarle aflicción, y clamare ante Mí, ciertamente oiré su clamor. 23 Mi ira se encenderá y os mataré por la espada, y vuestras mujeres serán viudas y vuestros hijos, huérfanos. 24 Cuando prestes dinero a Mi pueblo, con el pobre que está junto a ti no actúes como acreedor, no le exijas interés. 25 Si tomas la ropa de tu prójimo como objeto de prenda, hasta la puesta del sol se la devolverás. 26 Porque ésa es su única vestimenta; es su ropa para su piel, ¿con qué se acostará?, y será que si clamare ante Mí, escucharé, pues Yo soy compasivo. (4º DÍA / ALIÁ) 27 A los jueces no injuriarás, y no maldecirás al líder de tu pueblo. 28 No postergarás tus ofrendas de los productos recién madurados ni tus ofrendas agrícolas; el primogénito de tus hijos lo presentarás ante Mí. 29 Lo mismo harás con tu buey, tus ovejas; durante siete días estará con su madre y al octavo día lo presentarás ante Mí. 30 Personas santas seréis para Mí; no comeréis la carne de un animal que fue despedazado en el campo; al perro se la arrojaréis. 23 - 1 No aceptarás informes falsos, no extenderás tu mano con el malvado para ser testigo sobornable. 2 No sigas a la mayoría para mal; y no respondas a un agravio haciendo que la mayoría pervierta la ley. 3 No favorezcas al pobre en su aflicción. 4 Si encuentras un buey o un asno de tu enemigo vagando, se lo retornarás una y otra vez. 5 Si ves el asno de alguien a quien odias, doblado por su carga, ¿acaso te negarás a ayudarlo? Una y otra vez lo ayudarás. (5º DÍA / ALIÁ) 6 No pervertirás el juicio de tu pobre en su litigio. 7 Aléjate de las palabras falsas; no ejecutes al inocente o al justo, pues no justificaré al malvado. 8 No aceptes soborno, pues el soborno ciega a los sabios y corrompe las palabras que son justas. 9 No oprimas al extranjero; vosotros conocéis el alma del extranjero, pues extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto. 10 Seis años sembrarás tu tierra y recogerás su cosecha. 11 Y al séptimo, la dejarás sin trabajar y sin cosechar, y los pobres de tu pueblo comerán y los animales del campo comerán lo que quede; lo mismo harás con tu viñedo y tu huerto de olivos. 12 Seis días harás tus actividades, y al séptimo día cesarás, para que tu buey y tu asno descansen y el hijo de tu sirvienta y el residente recobren fuerzas. 13 Ten cuidado en lo referente a todo lo que te he dicho. El nombre de dioses extraños no mencionarás; que no se oiga de tu boca. 14 Tres Fiestas de Peregrinación celebrarás para Mí durante el año. 15 Observarás la Fiesta de las Matzot; siete días comerás matzot, tal como te he ordenado, en el momento designado del mes de la primavera, pues en él te fuiste de Egipto; no te dejarás ver ante Mí con las manos vacías. 16 Y la Fiesta de la Cosecha de los primeros frutos de tu labor que siembras en el campo; y la Fiesta de la Recolección, al final del año, cuando recolectas tu trabajo del campo. 17 Tres veces durante el año aparecerán todos tus hombres ante el Señor, El Eterno. 18 No ofrecerás la sangre de Mi ofrenda festiva sobre pan leudado; ni la grasa de Mi ofrenda festiva quedará de la noche a la mañana. 19 Lo más selecto de los primeros frutos de tu tierra traerás a la Casa de El Eterno, tu Dios; no cocerás al cabrito en la leche de su madre. (6º DÍA / ALIÁ) 20 ¡He aquí que envío un ángel ante ti para que te proteja en el camino, y te traiga al lugar que he preparado! 21 Ten cuidado de él, escucha su voz, no te rebeles contra él, pues él no te perdonará tu desobediencia, pues Mi Nombre está dentro de él. 22 Pues si escuchas su voz y cumples lo que te diré, entonces Yo seré el enemigo de tus enemigos y perseguiré a los que te persigan. 23 Pues Mi ángel irá ante ti y te traerá al amorreo, al jeteo, al perizeo, al cananeo, al jiveo y al iebuseo, y yo los aniquilaré. 24 No os postréis ante sus dioses, ni los adoréis, ni actuéis de acuerdo con sus prácticas; más bien, los destruiréis y haréis polvo sus pilares. 25 Adoraréis a El Eterno, vuestro Dios, y Él bendecirá vuestro pan y vuestra agua, y quitará la enfermedad de entre vosotros. (7º DÍA / ALIÁ) 26 No habrá mujer que pierda sus pequeños o que sea infértil en la tierra; colmaré la cantidad de tus días. 27 Enviaré Mi temor ante ti y aturdiré a todo pueblo al que llegaréis; y haré que todos tus enemigos te den la nuca. 28 Enviaré un enjambre de avispas delante de ti y expulsará al jiveo, al cananeo, y al jeteo de ante ti. 29 No los expulsaré de ti en un solo año, para que la Tierra no quede desolada y los animales del campo no se multipliquen contra ti. 30 Poco a poco los expulsaré de ti, hasta que fructifiques y hagas de la Tierra tu heredad. 31 Estableceré tu frontera desde el Mar Rojo hasta el Mar de los Filisteos, y desde el Desierto hasta el Río, pues entregaré a los habitantes de la tierra en vuestras manos y vosotros los expulsaréis de ante vosotros. 32 No estableceréis pacto con ellos ni con sus dioses. 33 Ellos no habitarán en vuestra Tierra, para que no os hagan pecar contra Mí, adorando vosotros a sus dioses, pues será una trampa para vosotros. 24 - 1 A Moshé (Moisés) Él le dijo: «Asciende a El Eterno, tú, Aarón, Nadab y Abihú, y setenta ancianos de Israel, y os postraréis a la distancia. 2 Y solo Moshé (Moisés) se acercará a El Eterno, mas ellos no se acercarán y el pueblo no ascenderá con él». 3 Moshé (Moisés) vino y le dijo al pueblo todas las palabras de El Eterno y todas las ordenanzas, y todo el pueblo respondió al unísono y dijo: «Todas las palabras que El Eterno ha pronunciado, lo haremos». 4 Moshé (Moisés) escribió todas las palabras de El Eterno. Se levantó temprano a la mañana y construyó un altar al pie de la montaña, y doce pilares por las doce tribus de Israel. 5 Envió a los jóvenes de los Hijos de Israel y ellos elevaron ofrendas ígneas y sacrificaron toros a El Eterno como ofrendas pacíficas. 6 Moshé (Moisés) tomó la mitad de la sangre y la colocó en vasijas, y la otra mitad la arrojó sobre el altar. 7 Tomó el Libro del Pacto y lo leyó a oídos del pueblo, y ellos dijeron: «Todo lo que ha dicho El Eterno ¡lo haremos y lo obedeceremos!». 8 Moshé (Moisés) tomó la sangre y la arrojó sobre el pueblo, y dijo: «He aquí la sangre del pacto que El Eterno ha establecido con vosotros en relación con todas estas palabras». 9 Moshé (Moisés), Aarón, Nadab y Abihú, y setenta ancianos de Israel ascendieron. 10 Tuvieron una visión del Dios de Israel, y bajo Sus pies había como un embaldosado de zafiro, y era como la esencia del cielo en pureza. 11 Contra los grandes de los Hijos de Israel Él no extendió Su mano: ellos contemplaron a Dios, comieron y bebieron. 12 El Eterno le dijo a Moshé (Moisés): «Sube hasta Mí a la montaña y permanece allí, y Yo te daré las Tablas de piedra y la enseñanza y el precepto que he escrito, para enseñárselos». 13 Moshé (Moisés) se paró junto a Ioshúa (Josué), su sirviente; y Moshé (Moisés) ascendió a la Montaña de Dios. 14 A los ancianos les dijo: «Aguardadnos aquí hasta que retornemos con vosotros. He aquí a Aarón y a Jur, con vosotros; todo el que tenga algún problema deberá acercarse a ellos». (MAFTIR) 15 Moshé (Moisés) ascendió a la montaña y la nube cubrió la montaña. 16 La gloria de El Eterno se posó sobre el Monte de Sinaí, y la nube lo cubrió durante seis días. Él llamó a Moshé (Moisés) al séptimo día de en medio de la nube. 17 La aparición de la gloria de El Eterno ante los ojos de los Hijos de Israel era como un fuego consumidor sobre la cima de la montaña. 18 Moshé (Moisés) llegó en medio de la nube y ascendió a la montaña; y Moshé (Moisés) estuvo en la montaña durante cuarenta días y cuarenta noches. ¯¯¯¯¯¯¯

8 feb. 2012

Tu BiShvat Cuáles son tus frutos?

BS"D En el mundo que habitamos existe una gran confusión. Llamamos exitoso a alguien que exibe frutos abundantes, de brillantes colores, pendiendo de una copa frondosa, llamativa y exuberante... Pero si miramos este mismo árbol, en una época no tan propicia, no tan fructífera, diremos que este árbol es un fracaso... Di-s alienta y valora nuestra producción frutícola y en un día como hoy, "Tu BiShvat", Di-s bendice a los árboles para que renueven sus fuerzas, para traer hijos valiosos a nuestra vida... Pero hay algo más, el Todopoderoso, no olvida que la producción de un árbol, está muy estimulada por Su propio accionar... Clima, sol, agua de lluvia, inexistencia de plagas, etc. Di-s sabe que éstos, son estímulos desde lo Alto... Por este motivo, el punto focal del Santo Bendito sea, Su mirada penetrante, está puesta en otro lugar... Qué mira Di-s? Mira las raices... Nuestras raíces y lo que hacemos con ellas... Observa y recuerda dónde Él nos plantó y que hemos hecho con nuestro potencial y con todos los enemigos que intentaron derribarnos, talarnos o quemarnos... Nadie puede engañar a Di-s, el Todopoderoso ve lo que está oculto bajo la tierra. Él ve las lágrimas con las que hemos regado nuestro propio ser, y las imperfecciones que habitan en nuestro cuerpo... Para nuestra sorpresa, Di-s se maravilla con cada brote que hemos logrado dar a luz, a pesar de nuestros miedos, de nuestras ignorancias... Di-s ama cada átomo de raiz que logramos afianzar a fuerza de pura fe, de pura esperanza, de puro amor... Y... Si aún no lo sabemos, el Eterno fue Quién nos sostuvo en cada tormenta que creímos, era nuestra despedida... Él está hoy aquí para bendecir esos frutos nuestros, que no están en la vidriera, estos productos de nuestro refinamiento cotidiano, de nuestro trabajar en silencio, de nuestro permitir a los niños colgar sus hamacas, y nuestro dar sombra a los fatigados... Hoy, Rosh haShaná de los árboles, Di-s nos bendice para que este año que comienza, demos frutos que nunca hemos visto antes y que superaran todos nuestro sueños de felicidad... Si tú también deseas que Di-s bendiga tu trabajo con abundancia Divina, no es necesario que re-envíes este mensaje, ni que lo pongas en tu muro, tan sólo diLe Gracias a Di-s, estate atento a las necesidades de otros árboles y confía en que pronto verás crecer en tu propia vida, los frutos más dulces que hayas podido imaginar alguna vez... Amén, que así sea Su Voluntad. Con mucho amor Tu BiShvat Sameaj! Patriicia Dvorah

6 feb. 2012

Construyendo un hogar judío 22 El Amor, la curación del Universo

Ámate! En cuanto te ames sabiendo que eres una parte de Di-s, podrás esparcir ternura en todo el mundo.... Cuídate! Tu capacidad de amar debe estar ubicada en tu hogar, en tu verdadero hogar, el que estás construyendo junto a tu esposa/o, junto a tus hijos... Libérate! Deja de intentar mostrarte como alguien muy bondadoso a los ojos del mundo... Eres bueno, en el interior de tu Alma, no necesitas convencer a nadie de tu valor... Muévete! Haz un simple acto de Bondad, lava los platos, saca la basura, guarda tus juguetes, sonríele a tu esposa/o... Los grandes cambios, la verdadera Revolución del Mundo, comienza con cada pequeño acto de bondad gratuita que hacemos en un rincón oculto del Universo... Que tengamos el mérito!

5 feb. 2012

Torah en Español Libro Shemot (Éxodo) Itró

LIBRO SHEMOT - PARASHÁ ITRÓ Shevat 12 - 18, 5772 / Febrero 5 - 11, 2012 18 - 1 Itró, sacerdote de Midián, suegro de Moshé (Moisés), oyó todo lo que Dios hizo con Moshé (Moisés) y con Israel, Su pueblo: que El Eterno había sacado a Israel de Egipto. 2 Itró, suegro de Moshé (Moisés), tomó a Tzipora, mujer de Moshé (Moisés), después de que ésta había sido enviada; 3 y a sus dos hijos, de los cuales el primero se llamaba Gershom, pues había dicho «He sido extranjero en una tierra extraña»; 4 y el otro se llamaba Eliezer, pues «el Dios de mi padre vino en mi ayuda y Él me salvó de la espada del Faraón». 5 Itró, suegro de Moshé (Moisés), vino a Moshé (Moisés) con sus hijos y su mujer, al desierto donde estaba acampando, junto a la Montaña de Dios. 6 Él le dijo a Moshé (Moisés): «Yo, tu suegro Itró, he venido hacia ti, con tu mujer y sus dos hijos junto con ella». 7 Moshé (Moisés) salió a recibir a su suegro y se postró y lo besó, y cada uno preguntó por el bienestar del otro; luego entraron a la tienda. 8 Moshé (Moisés) le relató a su suegro todo lo que El Eterno había hecho al Faraón y a Egipto por Israel, todas las dificultades que les habían ocurrido en el camino, y que El Eterno los había rescatado. 9 Itró se alegró por todo el bien que El Eterno había hecho por Israel, que El los había rescatado de la tierra de Egipto. 10 Dijo Itró: «Bendito es El Eterno, Quien os ha rescatado de la mano de Egipto y de la mano del Faraón, Quien ha rescatado al pueblo de la mano de Egipto. 11 Ahora sé que El Eterno es más grande que todos los dioses, pues utilizando sus propios planes se elevó sobre ellos». 12 Itró, suegro de Moshé (Moisés), tomó una ofrenda ígnea y ofrendas festivas para Dios; y Aarón y todos los ancianos de Israel vinieron a comer pan con el suegro de Moshé (Moisés) ante Dios. (2º DÍA / 2ª ALIÁ) 13 Y al día siguiente, Moshé (Moisés) se sentó a juzgar al pueblo y el pueblo se paró alrededor de Moshé (Moisés) desde la mañana hasta el anochecer. 14 El suegro de Moshé (Moisés) vio todo lo que él le hacía al pueblo, y dijo: «¿Qué es esto que le haces al pueblo? ¿Por qué te sientas solo y todo el pueblo se para a tu alrededor desde la mañana hasta el anochecer?». 15 Moshé (Moisés) le dijo a su suegro: «Porque el pueblo se me acerca para consultar a Dios. 16 Cuando tienen un asunto, vienen a mí, y yo juzgo entre un hombre y su prójimo, y hago conocer los decretos de Dios y Sus enseñanzas». 17 El suegro de Moshé (Moisés) le dijo: «Lo que haces no es bueno. 18 Ciertamente te agotarás, tú y la gente que está contigo, pues este asunto es demasiado duro para ti, no podrás hacerlo tú solo. 19 Ahora escucha mi voz. Te daré un consejo, y que Dios esté contigo. Sé tú un representante de Dios, transmitiendo los asuntos a Dios. 20 Los advertirás en cuanto a los decretos y las enseñanzas, y les harás conocer el camino por el que deben ir y los actos que deben realizar. 21 Y elegirás entre todo el pueblo hombres con recursos, personas temerosas de Dios, hombres de verdad, personas que odien la injusticia, y los designarás líderes de miles, líderes de cientos, líderes de cincuenta personas y líderes de diez personas. 22 Ellos juzgarán al pueblo todo el tiempo y te traerán todos los asuntos importantes a ti, y todos los asuntos menores ellos los juzgarán, y te será más fácil, y ellos llevarán la carga contigo. 23 Si haces esto, y Dios te ordena, entonces lo podrás soportar, y también todo este pueblo llegará en paz a su lugar». (3er DÍA / 3ª ALIÁ) 24 Moshé (Moisés) aceptó lo que le dijo su suegro e hizo todo lo que le había dicho. 25 Moshé (Moisés) eligió hombres con recursos de entre todo Israel y los designó jefes del pueblo, líderes de miles, líderes de cientos, líderes de cincuenta personas y líderes de diez personas. 26 Ellos juzgaron al pueblo todo el tiempo; lo que era difícil se lo traían a Moshé (Moisés) y los asuntos pequeños los juzgaban ellos mismos. 27 Moshé (Moisés) despidió a su suegro y volvió a su tierra. (4º DÍA / 4ª ALIÁ) 19 - 1 En el tercer mes del Éxodo de los Hijos de Israel de Egipto, en ese día, arribaron al desierto de Sinaí. 2 Marcharon desde Refidim y llegaron al desierto de Sinaí, y acamparon en el desierto; e Israel acampó allí, frente a la montaña. 3 Moshé (Moisés) ascendió a Dios y El Eterno lo llamó desde la montaña, diciendo: «Así dirás a la Casa de Iaakov (Jacob) y relatarás a los Hijos de Israel: 4 Habéis visto lo que le hice a Egipto, y que os he transportado sobre alas de águilas y os he traído hacia Mí. 5 Y ahora, si obedecéis Mi voz y observáis Mi pacto, seréis para Mí el tesoro más preciado de todos los pueblos, pues Mía es toda la tierra. 6 Seréis para mí un reino de sacerdotes y una nación santa. Éstas son las palabras que hablaréis a los Hijos de Israel». (5º DÍA / 5ª ALIÁ) 7 Moshé (Moisés) vino y convocó a los ancianos del pueblo, y puso ante ellos todas estas palabras que El Eterno le había ordenado. 8 Todo el pueblo respondió al unísono y dijo: «¡Todo lo que El Eterno ha hablado lo haremos!». Moshé (Moisés) transmitió de vuelta las palabras del pueblo a El Eterno. 9 El Eterno le dijo a Moshé (Moisés): «He aquí que vengo hacia ti en la espesura de la nube, para que el pueblo oiga cuando te hable y también para que crea en ti por siempre». Moshé (Moisés) relató las palabras del pueblo a El Eterno. 10 El Eterno le dijo a Moshé (Moisés): «Ve al pueblo y santifícalos hoy y mañana, y lavarán sus vestimentas. 11 Que se preparen para el tercer día, pues al tercer día El Eterno descenderá a la vista de todo el pueblo sobre el Monte de Sinaí. 12 Establecerás límites para el pueblo, diciendo: Tened cuidado de no subir a la montaña ni de tocar su borde; todo el que toque la montaña, ciertamente morirá. 13 La mano no la tocará, pues ciertamente (el que la toque) será apedreado o tirado abajo; tanto animal como persona no vivirá; con el sonido extendido del shofar, pueden ascender la montaña». 14 Moshé (Moisés) descendió de la montaña al pueblo. Santificó al pueblo y ellos se lavaron las vestimentas. 15 Le dijo al pueblo: «Estad listos tras un lapso de tres días; no os acerquéis a las mujeres». 16 Al tercer día, cuando era de mañana, hubo truenos y relámpagos y una pesada nube sobre la montaña, y el sonido del shofar era muy poderoso, y todo el pueblo que estaba en el campamento se estremeció. 17 Moshé (Moisés) llevó al pueblo del campamento hacia Dios, y se pararon al pie de la montaña. 18 Todo el Monte de Sinaí estaba humeante, porque El Eterno había descendido sobre él en el fuego; su humo subía como el humo de un horno y toda la montaña se estremeció sobremanera. 19 El sonido del shofar se hizo más y más fuerte; Moshé (Moisés) hablaba y Dios le respondía con una voz. (6º DÍA / 6ª ALIÁ) 20 El Eterno descendió sobre el Monte de Sinaí en la cima de la montaña; El Eterno convocó a Moshé (Moisés) a la cima de la montaña y Moshé (Moisés) ascendió. 21 El Eterno le dijo a Moshé (Moisés): «Baja, advierte al pueblo, para que no se abran paso hacia El Eterno para ver, y una multitud de ellos caerá. 22 Hasta los sacerdotes que se acerquen a El Eterno deben estar preparados, para que El Eterno no irrumpa contra ellos». 23 Moshe le dijo a El Eterno: «El pueblo no puede subir al Monte Sinaí, pues Tú nos advertiste, diciendo: Ponle límites a la montaña y conságrala». 24 El Eterno le dijo: «Ve, desciende. Luego subirás, y Aarón contigo, mas los sacerdotes y el pueblo, ellos no deberán subir a El Eterno, para que Él no irrumpa contra ellos». 25 Moshe descendió al pueblo y les habló. 20 - 1 Dios dijo todas estas palabras, diciendo: 2 Yo soy El Eterno, tu Dios, Quien te sacó de la tierra de Egipto, de la casa de la esclavitud. 3 No reconocerás a los dioses de los otros en Mi presencia. 4 No te harás una imagen tallada ni ninguna semejanza de aquello que está arriba en los cielos ni abajo en la tierra ni en el agua debajo de la tierra. 5 No te postrarás ante ellos ni los adorarás, pues Yo soy El Eterno, tu Dios, un Dios celoso, Quien tiene presente el pecado de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación con Mis enemigos; 6 pero Quien muestra benevolencia con miles de generaciones a aquellos que Me aman y observan Mis preceptos. 7 No tomarás el Nombre de El Eterno, tu Dios, en vano, pues El Eterno no absolverá a nadie que tome Su Nombre en vano. 8 Recuerda el día de Shabbat, para santificarlo. 9 Seis días trabajarás y completarás todo tu trabajo; 10 mas el séptimo día es Shabbat para El Eterno, tu Dios; no harás ningún trabajo, tú, tu hijo, tu hija, tu esclavo, tu sirvienta, tu animal y tu converso dentro de tus puertas, 11 pues en seis días El Eterno hizo los cielos y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos, y descansó el séptimo día. Por eso, El Eterno bendijo el día de Shabbat y lo santificó. 12 Honra a tu padre y tu madre, para que se alarguen tus días sobre la tierra que El Eterno, tu Dios, te da. 13 No matarás; no cometerás adulterio; no robarás; no prestarás falso testimonio contra tu prójimo. 14 No desearás la casa de tu prójimo. No desearás la mujer de tu prójimo, su sirviente, su sirvienta, su buey, su asno, ni nada que le pertenezca a tu prójimo. (7º DÍA / 7ª ALIÁ) 15 Todo el pueblo vio las voces y las llamas, el sonido del shofar y la montaña humeante; el pueblo vio y tembló y se paró a lo lejos. 16 Le dijeron a Moshé (Moisés): «Tú háblanos y oiremos; que Dios no nos hable, para que no muramos». 17 Moshé (Moisés) le dijo al pueblo: «No temáis, pues a fin de elevaros ha venido Dios; para que el temor de Él esté en vuestros rostros, para que no pequéis». 18 El pueblo se paró a lo lejos y Moshé (Moisés) se acercó a la espesa nube donde se encontraba Dios. (MAFTIR) 19 El Eterno le dijo a Moshé (Moisés): «Así les dirás a los Hijos de Israel: Habéis visto que os hablé desde el cielo. 20 No haréis representación alguna de nada relacionado conmigo; dioses de plata y dioses de oro no haréis para vosotros. 21 Un altar de tierra Me haréis, y en él sacrificaréis vuestras ofrendas ígneas y vuestras ofrendas pacíficas, vuestras ovejas y vuestro ganado vacuno; en todos los lugares donde Yo permita que se mencione Mi Nombre, vendré hacia vosotros y os bendeciré. 22 Y cuando Me hagáis un altar de piedras, no las labraréis, pues habréis alzado vuestra espada sobre él, profanándolo. 23 No ascenderéis a Mi altar con escalones, para que vuestra desnudez no se descubra sobre él».

Construyendo un hogar Judío 21 Encuentro eterno o descartable?

Hay un camino para la felicidad matrimonial Hay muchos caminos para perderse Cada uno de nosotros tiene en sus manos la capacidad de elegir... La serpiente te sopla al oído que el placer está alejado del matrimonio... Entonces continúas despilfarrando tu deseo y tus chispas de ternura en encuentros sin encuentro, en abrazos vacíos y en ilusiones rotas... Hay alguien que espera por tí... Cuando dejes de dar vueltas... Di-s lo pondrá frente a tí para amarse de verdad... Crees que tu pareja ya no tiene remedio... Pero Di-s ha creado el bálsamo para vuestro hogar... Fidelidad, compromiso, pureza familiar, tres llaves para gozar de la unión de nuestros cuerpos, para alcanzar la re-unión de nuestras Almas.

1 feb. 2012

LeIlui Nishmat Iosef Shíe ben Meishe Iosef Z"L

9 de Shvat Que pronto HaShem nos regale Su Gracia de Tjiat HaMeitim y volvamos a sonreir juntos...

Construyendo un hogar judío 20 La igualdad entre el hombre y la mujer

Sólo alguien que desconoce e ignora su potencial infinito para la curación del mundo, puede perder su vida ansiando que otros le otorguen confirmación y existencia. Sólo aquellas que hemos sido embaucadas por la serpiente, buscamos obsesivavemte pararnos en el espacio del prójimo. Esto es estar en Mitzraim, desear ser quienes no somos. Opuesto a ésto, la Tierra Prometida, es percatarse del poder transformador que habita en nosotras, actualizarlo en nuestras vidas y ser las reinas que vinimos a ser. Gracias a Di-s que hay hombres que nos esperan. Que aguardan hasta que el último espino de nuestra baja autoestima se derrita. .. Todas podemos salir de Mitzraim y revelar la miel de nuestro corazón.