Torah para Vivir

Torah para Vivir

27 sept. 2011

Shaná Tová UMetuká!



Agradecimiento especial al Sr. Sergio Szlain por este material especial para Rosh HaShaná

Que seamos inscriptos y sellados en el Libro de la Vida para un año de Redención Completa. Amén





En los umbrales de ROSH HASHANA 5772, la BIBLIOTECA digital OTIOT HAJAIM (LETRAS de VIDA) y la incansable colaboración de Darío Feldman, te remiten este material para su estudio, esperando sea de gran utilidad.



Halajot sobre Ciclo del Año Judío: Rosh Hashaná <01>




Rosh Hashaná

1. Rosh Hashaná no sólo se caracteriza en el seno del Pueblo Judío, por el hecho de inaugurar el comienzo de un Nuevo Año, sino especialmente es considerado como el día del Gran Juicio en el cual son todos los seres humanos juzgados por el Todopoderoso.
Por este motivo "Rosh Hashaná " es llamado también "Iom HaDin", ó sea "Día del Juicio".

2. Por su parte la Torá lIama a esta fiesta con el nombre de "Iom Terua" y "Zijron Terua" Shofar>, haciendo referencia al precepto específico de la Torá en esta Festividad.

3. También es llamado "Iom Hazicaron", ó sea "Día del Recuerdo". Esto simboliza que Di´s recuerda en este día todos nuestros actos para Juzgarnos, como también los méritos de nuestros Patriarcas para que nos Protejan en el Temeroso Tribunal Divino.

4. A diferencia de otras Festividades del año Rosh Hashaná se celebra aún en Eretz Israel dos <2> días, a pesar que la Torá ordena festejarla un <1> sólo día.

Costumbres de la Noche y el Día de Rosh Hashaná

1. Se acostumbra en las dos <2> noches de Rosh Hashaná comer todo tipo de alimentos que simbolizan Buena Suerte según su nombre en Hebreo.

2. Se acostumbra a comer rubia zapallo, puerro, acelga, dátiles, granadas, manzana con azúcar, y cabeza de cordero por los motivos que explicamos en el Capítulo "Seder de la Noche de Rosh Hashaná ".

3. Hay quienes acostumbran a comerlas antes de comenzar la cena, inmediatamente después del Kidush. Pero lo más correcto es realizar Netilá y comer al menos veintinueve <29> gramos de pan y luego comer los alimentos especiales de la Festividad.

4. Está prohibido ayunar en Rosh Hashaná , ni siquiera medio día. Por este motivo si los Rezos en el Templo culminan después del mediodía, es conveniente por la mañana beber café ó té para que no transcurra medio día en ayunas.

5. Al Bendecir el pan, hay quienes acostumbran a sumergirlo en azúcar ó miel.

6. Hay quienes acostumbran a no comer nueces en Rosh Hashaná ya que su valor numérico en Hebreo equivale a la palabra "Jet" , y también porque la nuez aumenta la saliva bucal y dificulta los Rezos.
Según la "Kabalá" no hay que comer uvas negras en Rosh Hashaná , pero uvas blancas, no sólo que están permitidas sino incluso simbolizan Buena Suerte.
Asimismo hay quienes se abstienen de comer alimentos amargos, picantes y agrios en Rosh Hashaná .

7. Se acostumbra a no dormir el Día de Rosh Hashaná ya que no es digno hacerlo mientras Di´s esta Juzgando a sus criaturas. Otro motivo que especifica el Talmud Ierushalmi es que "quien duerme en Rosh Hashaná se duerme su suerte".
Por estos motivos la persona debe esforzarse y madrugar antes del amanecer ó por lo menos antes de la salida del sol. Pero si está muy cansado puede dormir después del mediodía.

De todos modos no debe privarse de la siesta para perder el tiempo en charlas sin sentido, sino, debe dedicar todo el tiempo al estudio de la Torá.
Por eso hay Comunidades que acostumbran a leer dos <2> veces el Tehilim y también la "Hadara Zuta" y la "Hadara Raba".
Asimismo hay quienes acostumbran a estudiar en la noche de Rosh Hashaná el Tratado de la Mishná "Rosh Hashaná " con el comentario de Rabí Ovadia de Bartenura.

8. Debe evitar enojarse en Rosh Hashaná ya que además de ser una prohibición vigente durante todo el año, en Rosh Hashaná implica un mal designio.

Rezos de Rosh Hashaná

1. Los dirigentes de las Comunidades deben esmerarse en escoger un Jazán adecuado para los Rezos de las Grandes Festividades, es correcto que el Jazán electo cumpla con los siguientes requisitos: ser casado, tener hijos, ser mayor de treinta <30> años, Temeroso de Di´s, modesto, Sabio, que pronuncie correctamente las palabras, poseedor de una bella voz, que el público lo aprecie y estime y que su posición económica no sea muy destacada.

2. Si se encuentran dos <2> postulantes, uno de ellos casado y el otro no, pero el segundo <2º> es Sabio y se dedica al estudio de la Torá, debe ser preferido éste último.
De todos modos toda persona de Israel es apta para esta Sagrada labor si es querido por el público, si se conduce con Temor a Di´s y cumple los Preceptos de la Torá.

3. Los pecadores, como los que profanan Shabat en público ó que se rasuran con navaja ó los que educan a sus hijos en establecimientos donde no se respeta y fomenta la Tradición y las Leyes de nuestro Pueblo, no pueden ejercer como Jazán.

4. Es recomendable contratar al Jazán y al Tokea Shofar> y pagarles por su labor para que así se esmeren en su trabajo. Por su parte el Jazán y el Tokea deben estudiar y preparar muy detalladamente los Rezos y las Tekiot Shofar>.

5. Los Sefaradim y las Comunidades Orientales acostumbran a Recitar el Canto "Ajot Ketana" y el Capítulo de los Salmos "Lamanazeaj Al Aguitit leAsaf" antes del Rezo nocturno "Arvit". Si Rosh Hashaná se festeja la noche del Viernes, primero <1º> se recitan los Cantos del Recibimiento del Shabat: "Kabalat Shabat" y luego se recitan los Cánticos de la Fiesta, no se Recita el Pasaje de la Mishná "Bame madliquin" como en los demás Shabatot del año.

6. Nuestros Sabios enseñaron: "Todo año que es pobre en su comienzo se enriquece en su culminación", explicaron los exégetas que este comentario Talmúdico hace referencia a los Rezos. Ó sea que si al entrar el Nuevo Año la persona oró ante Di´s como un pobre menesteroso, con devoción y entregando todo su corazón al Creador, merecerá un Buen Año, pleno en Bendiciones y Felicidad.

7. Hay que pronunciar los Rezos de Rosh Hashaná con Alegría y Reverencia al mismo tiempo, por consiguiente debe evitar llorar en las Plegarias ya que se encuentra en un Día Festivo.
De todas formas quien no puede controlar su emoción y rompe en llantos, no cometió ninguna transgresión e igualmente será Bendecido.

8. En Rosh Hashaná y los Diez <10> Días de Retorno, en lugar de decir en la Amidá "HaEl HaKadosh" se dice "HaMelej HaKadosh". Si se equivocó y dijo "Hael HaKadosh" y se percató dentro del lapso de tres <3> segundos puede corregirse y decir "HaMelej HaKadosh". Si ya transcurrió este período de tiempo debe retornar al comienzo de la Amidá.
Si en la Amidá de Rosh Hashaná duda y no recuerda si dijo "HaEl HaKadosh" ó "HaMelej HaKadosh" y también duda si agregó en la Amidá los Pasajes especiales de Rosh Hashaná : "Le Dor Va Dor Hamliju LaEl" etc., que preceden a la Bendición: "HaMelej HaKadosh" debe volver a Recitar la Amidá desde el comienzo, pero si está seguro de haber recitado dichos Pasajes que anteceden a la Bendición de "HaMelej HaKadosh" no debe volver a recitar la Amidá.

9. Si omitió el resto de los agregados como "Sojrenu Lejaim", "USefer Jaim", etc., no debe Recitar nuevamente la Amidá.

10. En Rosh Hashaná se recita antes del Versículo "Ad-Nay Melej" el Versículo "Ad-Nay UHaElohim, Ad-Nay UHaElohim" dos <2> veces.

11. Después de "Ishtabaj" se recita el Mizmor "Shir Hamaalot Mimaamakim".


12. Al finalizar la Amidá y el Kadish Titkabal, se dice "Ose HaShalom" en lugar de "Ose Shalom", pero en el resto de los Kadishim se dice "Ose Shalom" como se acostumbra a decir durante todo el año.

13. No se debe interrumpir con Cánticos y Piutim entre "Baruj Sheamar" y la Amidá, por eso se Recitan los mismos después de la Amidá.

14. Los que acostumbran a Recitar con el Jazán algunos Párrafos de la Jazará, pueden hacerlo pero con la condición de no pronunciar las Bendiciones al culminar cada párrafo, sino, deben solamente escuchar y contestar "Baruju Baruj Shemo" y Amen.

15. Después de la Amidá y antes de Recitar el Kadish Titkabal se dice Abinu Malkenu. Cuando cae Rosh Hashaná en Shabat, hay Sefaradim que acostumbran a Recitar "Abinu Malkenu" y hay quienes no, pero aún los que acostumbran decirlo deben omitir los Párrafos que recuerden pecados.
Por su parte los Ashkenazim acostumbran a no recitar Abinu Malkenu cuando Rosh Hashaná se festeja en Shabat.

16. Así como en todos los Shabatot del año, también en Rosh Hashaná está permitido vender públicamente en el Templo las Aliot y Petijat HaEjal, pero de todos modos hay que cuidarse de no faltar el respeto al recinto Sagrado y el subastador no debe extenderse en la venta.

17. Al estar "los Libros de los Vivos y de los muertos Abiertos ante Di´s" no se Recita el Halel en Rosh Hashaná .
De todas formas quien lee Tehilim en Rosh Hashaná , y llegó a los Capítulos del Halel, puede leerlos.

18. El rezo de "Musaf", ó sea "Agregado", simboliza el Sacrificio que se agregaba en Rosh Hashaná en la época del Gran Templo de Jerusalem, pero ya que Rosh Hashaná no sólo es el Año Nuevo, sino también constituye un Mes Nuevo, se sacrificaban ese día también los Sacrificios del Nuevo Mes, por lo tanto hoy en día en los Rezos de Musaf de Rosh Hashaná , se Recita en la Amidá "Et Musfe Iom Hazicaron Haze", ó sea "los Agregados de esta Fiesta", haciendo referencia al Sacrificio del Mes Nuevo que se realizaba junto con el Sacrificio del Año Nuevo.
De todas maneras el que se equivocó y dijo "Et Musaf" no debe repetir la Amidá.

19. Cuando cae Rosh Hashaná en Shabat, se recuerda también en la Amidá de Musaf el Sacrificio especial de Shabat, ya que en los tiempos del Santuario también se realizaba esta Ofrenda, y por lo tanto se dice: "Et Musfe Iom Hashabat Haze VeIom Hazicaron Haze", que significa: "Los agregados de este Shabat y de esta Fiesta".
Si omitió "este Shabat" no debe volver a recitar la Amidá.

20. Ya que en Shabat no se toca el Shofar, cuando se celebra Rosh Hashaná en Shabat, se culmina en la Bendición especial de Shofarot: "Shomea Kol Teruat Amo Israel Berahamim", que significa "Que escucha la voz del Shofar de su Pueblo Israel con Misericordia" en lugar de "Shomea Kol Truat Amo Israel HaIom Berahamim", ó sea "Quien escucha la voz del Shofar de su Pueblo Israel Hoy con Misericordia".

21. Los Ashkenazim no acostumbran a Recitar en el Rezo de Minjá de Rosh Hashaná cuando cae en Shabat, el Pasaje "Tzidkateja".
En el seno de los Sefaradim por su parte, hay quienes lo Recitan y hay quienes no.

22. Tashlij:
Cuando Abraham, el Patriarca, se encaminó con su hijo Itzjak para cumplir con la orden Divina de Sacrificarlo, el Ietzer Hará intentó detenerlo con toda clase de obstáculos. Al comprobar que el fiel Patriarca persistía en su misión, el Ietzer Hará se convirtió en un enorme lago que impedía a Abraham y a su hijo continuar su camino.
Sin embargo padre e hijo penetraron en el lago hasta que el agua llegó a sus cuellos, confiándose a la salvación Divina y suplicándole a Di´s que los auxilie para poder cumplir con el deseo de Él.
El Todopoderoso inmediatamente gritó al Ietzer Hará y éste desapareció.

Según el Zohar el Sacrificio de Itzjak aconteció en Rosh Hashaná , y por este motivo se acostumbra el primer <1º> día de Rosh Hashaná después de Minjá a dirigirse a las orillas del mar, río, pozo de agua, ó cualquier otra concentración de agua, para recitar el Tashlij y recordar así el Mérito de Abraham e Itzjak, que no vacilaron en entregar sus vidas por el cumplimiento de los Preceptos.

Se acostumbra a decir en el Tashlij: Párrafos del Zohar HaKadosh sobre la Perashá Nasó y los Versículos "Mi El Camoja" como también el Rezo que compiló Maran Hahida en el libro "HaVodat HaKodesh".

23. En el rito del Tashlij cada Judío se desapropia de sus pecados, arrojándolos simbólicamente al río.
Cuando el primer <1º> día de Rosh Hashaná se festeja en Shabat, y no pueden dirigirse al río ó al lago ya que les está prohibido transportar los libros para leer el Seder Tashlij, se debe Recitar el Tashlij el segundo <2º> día de Rosh Hashaná .

24. Si existiera la posibilidad de Recitarlo alrededor de aguas situadas dentro del Erub Reshut HaRabim cualquier objeto que no sea Mukse en Shabat>, es conveniente que se Recite Tashlij el primer <1º> día aunque sea Shabat.
No obstante hay quienes acostumbran no Recitar el Tashlij en Shabat, aún en sitios donde hay Eruv.

25. Aquel que olvidó Recitar el Tashlij el primer <1º> día de la Festividad, puede decirlo el segundo <2º> día.

26. Las mujeres están exentas de Recitar el Seder Tashlij.

27. En la segunda <2º> noche de Rosh Hashaná se canta el Piut "Hón Tahón" y el Mizmor "Lamnatzeaj Al Haguitit Leasaf" y no se lee el Piut "Ajot Ketana".

28. Es correcto hacer participar a los niños en los Rezos de estas "Fechas", que determinan el futuro de todas las criaturas del mundo, , ya que los Rezos de los niños son anhelados por Di´s y tienen en su poder el Ábrir las Puertas de los Cielos, y gracias a los mismos Di´s recibirá también las Plegarias de toda la Comunidad.

Esto se debe a que los niños no tienen pecados como los adultos, sino que son puros y sanos en su espíritu, por ello afirmaron nuestros Sabios: "El mundo existe gracias al aliento de los pequeños que estudian Torá y Rezan, que no han pecado".

Esta alegoría nos esclarecerá lo citado anteriormente: "Un padre emprendió un viaje con su hijo. Al escalar elevadas montañas lo alzaba, lo protegía de las bestias salvajes, y de los sinsabores del penoso camino, también lo ayudaba a cruzar el río.
Al llegar a una ciudad amurallada cuyos portones estaban cerrados, el padre se dirige a su hijo y le pide: - querido hijo, hasta este momento yo fui el que te amparó y protegió, ahora tu debes colaborar conmigo y penetrar en la ciudad a través de esa pequeña ventana y de ese modo lograrás abrir el pórtico de la ciudad, desde adentro, ya que a mi me es imposible entrar por esos pequeños huecos."

Lo mismo ocurre en estos días en que somos juzgados por Di´s y nuestros pecados crean una barrera que frena nuestros Rezos y Súplicas, y estos no llegan al Todopoderoso.
A pesar que durante el transcurso del año, los niños dependen de sus progenitores para subsistir, en Rosh Hashaná y Iom Kipur, los padres dependen de ellos, ya que sólo ellos, los niños que no pecaron, podrán franquear la entrada del "Tribunal Celestial".








--------------------------------------------------------------------------------



Halajot sobre Ciclo del Año Judío: Rosh Hashaná (02)



El Shofar

1. Uno de los seiscientos trece (613) Preceptos que la Torá prescribe es escuchar la voz del Shofar en Rosh Hashaná, como versa en Bamidbar 29, 1: "Día de Terua será para ustedes".
Nuestros Sabios en el Tratado de Rosh Hashaná, explican que dicha voz llamada Terua se emite con el Shofar ya que está escrito en el libro Vaikra 25, 9: "Y pasarás el Shofar Terua en el séptimo mes", este versículo se refiere al día de Iom Kipur en el "Iobel", (Año 50, año del Jubileo), de todos modos interpretaron nuestros Sabios de las palabras "en el séptimo mes", que todas las voces de Terua del séptimo (7º) mes se toquen de acuerdo a la misma ley ó criterio.

Enseñaron los Sabios de Talmud que cada voz de Terua debe ser precedida y acompañada al final por una nota larga en duración llamada Tekia.
La Torá nombra tres (3) veces el vocablo Terua, dos (2) veces en relación a Rosh Hashaná (Vaikra 23: "Recuerdo de Terua" - y en Bamidbar 29: "Día de Terua"), y una (1) vez relacionado a Iom Kipur: (Vaikra 25), dilucidaron nuestros Sabios que el Precepto del Shofar se cumple tocando cada conjunto de tres notas (Tequia - Terua -Tekia) tres (3) veces.

Con el correr de los siglos se perdió el sentido exacto de la nota "Terua", y no sabemos si consiste en una nota entrecortada con muchas interrupciones, como el llanto de las mujeres, ó si consiste en un sonido entrecortado por pocas interrupciones, similar al suspiro de la persona cuando está preocupada, ó si comprende los dos tipos de sonido, el del suspiro y el del llanto, ya que así se conduce la persona que está muy condolida, primero suspira y luego llora.
Por este motivo se efectúan todas las posibilidades, para estar seguros de observar la Mitzvá íntegramente.

Resumen:
La nota entrecortada por muchas pausas se denomina Terua.
La nota entrecortada por pocas interrupciones se denomina Shebarim.

Por consiguiente se ejecutan las siguientes notas:

Tekia-Shebarim-Terua-Tequia : ................ 3 veces
Tekia-Shebarim-Tequia : ................ 3 veces
Tekia-Terua-Tequia : ................ 3 veces

Es decir que se toca un total de treinta (30) notas para salir de la duda y cumplir el precepto en forma precisa.

2. Se habitúa en las Comunidades Sefaradies a tocar treinta (30) notas mientras el público permanece sentado antes del Rezo de Musaf.
Luego se procede a tocar treinta (30) notas en la Amidá de Musaf y se prosigue con treinta (30) notas en el Rezo de la Jazará de Musaf, culminando con diez (10) notas más, que son:

Tekia-Shebarim- Terua- Tequia
Tekia-Shebarim- Tequia
Tekia- Terua- Tequia
al término de la Jazará.

Por lo tanto se toca un total de cien (100) notas.

3. Hay quienes acostumbran a tocar treinta (30) notas sentados antes de la Amidá de Musaf, treinta (30) notas parados en la Jazará de Musaf, y luego al finalizar la Jazará ejecutan cuarenta (40) notas más.

4. En aquellas Comunidades donde acostumbran a tocar el Shofar en medio de la Amidá, es correcto que el Jazán eleve su voz al acercarse al fin de la Bendición tras la cual se toca el Shofar, para que el público se prepare a escuchar el Shofar.

5. Quien no alcanzó a finalizar la Bendición debe interrumpir su Rezo para escuchar el Shofar y al cesar el sonido del Shofar puede retomar su Tefilá en el lugar donde se detuvo anteriormente.

6. A pesar que hay notas, las cuales se escuchan de pie y otras sentado, el Tokea, (persona que toca el Shofar), debe permanecer de pie durante toda la Ceremonia.

7. Antes de tocar el Shofar, el Tokea Bendice: "Baruj... Asher... Lishmoa Kol Shofar", que significa: .. Bendito... que nos Santificaste con tus mitzvot y nos ordenaste escuchar el sonido del Shofar".

8. El primer (1º) día, Recita también a continuación, la Bendición de "Shehejeianu" (Bendición de Agradecimiento por Preceptos que se realizan una (1) vez al año).
Si cae el primer (1º) día de Rosh Hashaná en Shabat, se Bendice "Shehejeianu" el segundo (2º) día, ya que en Shabat no se puede tocar el Shofar.

9. Sin embargo los Ashkenazim acostumbran a Bendecir "Shehejeianu" los dos (2) días de la Festividad aunque en ambos días se cumpla con la Mitzvá de tocar el Shofar.

10. Está prohibido interrumpir y conversar entre la Bendición del Shofar y la ejecución de las notas, tanto el Tokea como el público; sólo se debe contestar Amen al finalizar la Bendición y se debe estar atento y no contestar "Baruj Hu Baruj Shemo".

11. Está prohibido conversar entre las distintas notas del Shofar al escucharlas, por el contrario debe cada persona prestar suma atención y concentrarse en que esta cumpliendo en ese momento la Mitzvá de escuchar el Shofar.

Por consiguiente no hay que traer al Templo a niños menores de edad que no comprenden la magnitud de los Preceptos y disturban al público; aquellos niños más maduros que no provocan desconcentración en el ámbito de los Rezos, es correcto traerlos al Templo para acostumbrarlos a cumplir con la Mitzvá.

12. De la misma manera esta prohibido Confesarse (Vidui), (aún pensando solamente), el escuchar el Shofar, sino debe concentrarse en cumplir la Mitzvá y únicamente puede confesarse mentalmente cuando el Tokea espera entre nota y nota.
Hasta finalizar todas las notas esta prohibido hablar y sólo se puede Rezar.

13. El momento adecuado para cumplir con la Mitzvá del Shofar es de día y no por la noche; como versa: "día de Terua será para ustedes", día y no noche. En un principio, en este caso, el día se considera a partir de la salida del sol, pero si en últimas instancias lo escuchó desde el amanecer, (Amud Hashajar), eventualmente también se considera una Mitzvá.

14. Nuestros Sabios decretaron la prohibición de tocar el Shofar en Shabat porque sospecharon que sin percatarse, trasladarían el Shofar de un lugar a otro (cosa prohibida en Shabat), para tocarlo ó dirigirse a un maestro con el objetivo de aprender a tocarlo.

15. Por consiguiente aunque el Shofar se encuentre en el Templo desde la víspera de Shabat, esta terminantemente prohibido tocarlo ya que los Decretos de nuestros Sabios perduran para todas las generaciones y para todo lugar; aún en aquellos lugares que gozan de Eruv, donde sí se permite trasladar, aún así ya que el Shofar se considera Mukse, (todo objeto que se prohibe mover en Shabat), también esta prohibido tocarlo.

16. Quien tocó el Shofar en Shabat, no sólo que no cumplió con el Precepto, sino que trangredió una Mitzvá y pronunció una Bendición en vano.

17. Las personas que sufren de sordera, no pueden cumplir obviamente con este Precepto y por consiguiente no pueden tocar el Shofar. Ya que la regla de nuestros Sabios fija: "Una persona no puede cumplir una Mitzvá, por medio de otra que no está obligada a cumplir ese Precepto".

18. Los que padecen de una insuficiencia en el oído, pero les es posible escuchar ruidos fuertes, como el sonido del Shofar, ó que necesitan un audífono para escuchar, recae sobre ellos el cumplimiento de esta Mitzvá y también se los considera aptos para tocar el Shofar para que otros lo escuchen.

19. Los niños menores de trece (13) años y un (1) día, están exentos de este Precepto y por consiguiente no pueden tocar el Shofar para el público; también a los niños mayores de trece (13) años y un (1) día cuando no se ha verificado fehaciente mente su madurez biológica, (con la aparición de dos (2) bellos cerca de su órgano genital), les está prohibido tocar el Shofar para el público.

20. Las mujeres están exentas de este Precepto por ser que la Torá eximió a las mismas de toda Mitzvá cuyo cumplimiento está limitado a un tiempo determinado, ó sea, de día ó de noche; como hemos citado anteriormente la Mitzvá del Shofar sólo se cumple durante el día.

21. De todas formas las damas acostumbran a escuchar el Shofar pero no pueden Bendecir sobre esta Mitzvá, ni tampoco se debe Bendecir especialmente para una mujer, salvo que haya un hombre en ese recinto que también desee cumplir con la Mitzvá.

22. Aquella mujer que desea dejar de cumplir con este Precepto debe efectuar una "Anulación de Promesas" (Atará); pero si por un percance no le es posible ese año escuchar el Shofar, y no desea cancelar para otros años su costumbre, no debe realizar la Atará.

23. El Tokea debe pensar que por su intermedio todos los oyentes cumplen con el Precepto de escuchar el Shofar. Asimismo el público debe concentrarse en cumplir la Mitzvá por medio del Tokea.

24. Está prohibido comer más de cincuenta y seis (56) gr. de pan ó tortas antes de escuchar el Shofar; pero menos de esta cantidad de alimentos elaborados a base de cereales, u otro tipo de alimento, como verduras ó frutas, aún en un peso superior a cincuenta y seis (56) gr. esta permitido ingerirlos; por consiguiente si el público lo desea puede santificar el día sobre el vino (Kidush) y probar veintiocho (28) gr, de comidas elaboradas con cereal (panes, tortas) y también más de cincuenta y seis (56) gr. de frutas y verduras; también el Jazán y el Tokeapueden participar de esta comida.

25. Se acostumbra tocar una nota llamada "Terua Guedola " al término del Servicio de Oraciones (Tefilá), para confundir al Satán e impedirle que replique ante Di´s, contra el pueblo de Israel, objetando que no tememos del Juicio y nos encaminamos a festejar con banquetes y a alegramos.

26. La costumbre de algunas Comunidades de Ashkenazim es no tocar una Terua Guedola, sino alargar el último de los cien (100) sonidos del Shofar (Tequia ).

27. Al culminar los Rezos está prohibido tocar el Shofar sin necesidad, ya que sólo se permitió tocarlo para cumplir con la Mitzvá; está permitido ceder el Shofar a un niño pequeño al que se debe educar para el cumplimiento de las mitzvot para que aprenda a tocar el Shofar, y no cabe duda que no recae sobre ésto ninguna prohibición.

28. Tocar el Shofar es un Precepto Positivo que la Torá no explicó su significado.
Sin embargo muchos Sabios trataron de esclarecer el porqué de este Precepto.
Rabí Seadia Hagaon, erudito perteneciente a la época del "Gaonato. que vivió en el Siglo X enumera diez (10) motivos, por los cuales se toca el Shofar:

1) Así como la coronación del rey va acompañada por el toque de trompetas, en Rosh Hashaná se toca el Shofar para proclamar a Di´s como Rey del Universo.

2) El Shofar convoca a los pecadores a Retornar a la Senda del Bien y Despierta los Corazones de todo Judío para Acercarse a Di´s.

3) En recuerdo a Matan Torá (Entrega de la Torá), que fue cortejada por el toque del Shofar. Debemos nosotros imitar a nuestros antepasados y declarar como ellos "Haremos y Escucharemos".

4) Para recordar el llamado y los reproches de nuestros Profetas que se comparan al Shofar: "Y escuchó el oyente la voz del Shofar y no se abstuvo,... cargará con su pecado y morirá, y el que se abstuvo de pecar, se salvó". (Iehezquel 33).

5) Evocamos la destrucción del Sagrado Templo, y la voz gloriosa del Shofar del enemigo que oprimió a nuestro pueblo.

6) Rememoramos por medio del "Cuerno de Carnero", el Sacrificio de Itzjak Abinu, que entregó su alma a Di´s y fue Ofrendado en su lugar, un ciervo. Es un llamado para que todo Judío esté dispuesto a someterse a la Voluntad del Todopoderoso; también recuerda ante el Creador el Mérito de los Patriarcas que abogará en favor de nuestro Juicio.

7) Porque la naturaleza del Shofar es provocar temblor en los oyentes, como versa: "¿Se tocará el Shofar en la ciudad y el pueblo no temblará?", por lo tanto al escuchar el Shofar debemos Doblegarnos y Consternarnos ante la Omnipotencia de Di´s.

8) Para recordarnos el "Día del Juicio Final" sobre el que está escrito en el libro de Zefania: "Cercano esta el Día de Di´s - día de Shofar y Terua".

9) Para recordarnos el día en que Di´s reunirá a todos los exiliados en la Tierra de Israel, y consecuentemente nos esmeremos para acercar la Redención; como versa en Isaias 23: "Y será en ese día en el cual se hará sonar un gran Shofar vendrán los perdidos en la tierra de Ashur".

10) Para evocar el Día de la Resurrección de los muertos y creer en ello, como nos profetizó Isaias: "Todos los habitantes del mundo... y escucharán el toque del Shofar", (que anunciará la redención de Israel).

29. Es correcto que el Rabino de la Comunidad se dirija al público antes de tocar el Shofar, y diserte sobre temas concernientes al Retorno. (Teshuvá). Una responsabilidad trascendental recae sobre el Rabino ya que de su Prédica dependerá el cambio radical que debe haber en cada Judío, el deberá conducir al público (Kahal Kadosh), a la reflexión y él con sus Sabias palabras (Sermón), logrará encender con la ayuda de Di´s la chispa Divina que toda Alma Judía posee.

El Shofar aporta al marco de Reflexión su profundo y místico llamado, y dueño de una atracción inexplicable seduce a todo el que lo escucha a regresar a la senda de la Torá.

El Rambam (Maimónides) en las "Leyes del Retorno a Di´s", Capítulo 3, inc. 4, comenta al respecto: "A pesar que el escuchar el Shofares un Decreto Divino, de todas formas contiene un simbolismo en su sonido que nos expresa: "Despierten aquellos que viven en una utopía, despabílense de vuestro sosiego, analicen vuestros actos, recuerden a vuestro Creador y Retornen a Él".

Aquellos que abandonan la verdad eterna por placeres insubstanciales y fugaces, aquellos que se esmeran toda su existencia en alcanzar vanidades que no los conducirán a la plenitud, cuiden sus almas, perfeccionen vuestras conductas, embellezcan vuestras vidas, dejando de lado lo perjudicial y apartando de vuestros corazones los pensamientos nocivos.

Por ello debe cada ser humano considerarse a sí mismo y al mundo en la categoría intermedia, y por lo tanto si comete algún pecado provoca no sólo su destrucción sino la de toda la humanidad; por el contrario si realiza una buena acción, provoca su salvación y la de todo el mundo.

Por consiguiente acostumbra todo el pueblo de Israel a Acrecentar y Aumentar su Patrimonio Espiritual, efectuando Buenas Acciones, Estudiando Torá, y Cumpliendo mitzvot, desde Rosh Hashaná hasta Iom Kipur, más que en todo el resto del año".

26 sept. 2011

Torah en Español Libro Devarim



Libro Devarim - Parashá Haazinu (presten atención)
Elul 26, 5771– Tishrei 3, 5772 / Setiembre 25 – Octubre 1, 2011

32
- 1 Prestad oídos, oh cielos, y hablaré; y que la tierra oiga las palabras de mi boca. 2 Que mi enseñanza caiga como la lluvia, que mi palabra fluya como el rocío; como vientos de tormenta sobre la vegetación y gotas de lluvia sobre las briznas de pasto. 3 Cuando proclame el Nombre de El Eterno, adscribid grandeza a nuestro Dios. 4 ¡La Roca! Perfecta es Su obra, pues todos Sus senderos son justicia; un Dios de fe sin iniquidad, justo y recto es Él; 5 La corrupción no es Suya, la tacha es de Sus hijos, generación perversa y torcida. 6 ¿Es a El Eterno que Le haces esto, oh pueblo vil e insensato? ¿No es Él tu Padre, tu Amo?¿No te ha hecho y formado? (2º DÍA / ALIÁ) 7 Recuerda los días de antaño, comprende los años de generación tras generación. Pregúntale a tu padre y él te lo relatará, a tus ancianos, y ellos te dirán. 8 Cuando el Supremo les dio a las naciones su herencia cuando separó a los hijos del hombre. Estableció las fronteras de los pueblos según el número de los Hijos de Israel. 9 Pues la porción de El Eterno es su pueblo; Iaacov (Jacob) es la medida de Su herencia. 10 Él lo descubrió en una tierra desierta, en la desolación, en el desierto aullante, Él lo circundó, Él le otorgó discernimiento, lo protegió como a la pupila de Su ojo. 11 Él fue como un águila despertando en su nido, revoloteando sobre sus pichones, extendiendo sus alas y tomándolos, llevándolos sobre sus alas. 12 El Eterno solo los guió, y ningún otro poder había en ellos. (3ER DÍA / ALIÁ) 13 Lo hacía cabalgar en las alturas de la Tierra y le hacía comer los frutos maduros de los campos; Le dio de sorber miel de una piedra, y aceite de una roca dura; 14 manteca de vaca y leche de oveja con grasa de corderos, carneros nacidos en Bashán y machos cabríos, con trigo gordo como los riñones; y bebías sangre de uvas como vino delicioso. 15 Ieshurún engordó y pateó. Engordaste, te volviste espeso, corpulento, y abandonó a Dios, su Hacedor, y desdeñó a la Roca de su salvación. 16 Ellos provocaban Sus celos con extraños; Lo hacían enojar con abominaciones. 17 Sacrificaban para demonios sin poder, dioses que no conocían, recién llegados, a los que tus antepasados no temían. 18 Ignoraste la Roca Que te hizo nacer y te olvidaste de Dios, Quien te dio a luz. (4º DÍA / ALIÁ) 19 El Eterno verá y será provocado por el enojo de Sus hijos e hijas, 20 y dirá: «Ocultaré Mi rostro de ellos y veremos cuál es su fin. Pues son una generación de trastornos, hijos sin fidelidad. 21 Me provocaron con un no-dios, Me hicieron enojar con sus vanidades; por eso Los provocaré con un no-pueblo, con una nación vil haré que se enojen. 22 Pues el fuego se habrá encendido en Mis fosas nasales y habrá ardido hasta las más bajas profundidades. Consumirá la tierra y sus frutos, y hará que arda lo que se funda sobre montañas. 23 Yo acumularé males contra ellos, Mis flechas utilizaré contra ellos. 24 Se hincharán por el hambre, batallas de demonios llameantes, y los dientes de las bestias enviaré contra ellos, con el veneno de aquéllos que reptan sobre la tierra. 25 Por afuera, la espada los desolará, mientras que adentro habrá terror, incluso el joven, y hasta la virgen, el infante junto con el hombre canoso. 26 Yo había dicho: «Los dispersaré, haré que su memoria cese de los hombres». 27 Si no fuese porque la ira del enemigo fue acorralada, para que el atormentador no malinterprete; para que no digan: « ¡Nuestra mano se alzó victoriosa, y no fue El Eterno el Que logró todo esto! ». 28 Pues son una nación privada de sensatez, y no hay en ellos discernimiento. (5º DÍA / ALIÁ) 29 Si fuesen sabios entenderían esto, lo comprenderían desde su fin. 30 Pues cómo uno habría de perseguir a mil, y dos hacer que huyan millares, si no fuera porque su Roca los liquidó, y El Eterno los entregó 31 pues no como nuestra Roca es su roca, ¡y aun así nos juzgan nuestros enemigos! 32 Pues su viñedo es del viñedo de Sodoma, y de los campos de Gomorra; sus uvas son uvas de hiel, y les dieron racimos de amargura. 33 Ponzoña de serpientes es su vino, veneno de víboras crueles. 34 ¿No es revelado conmigo, sellado en Mis tesoros? 35 Mía es la venganza y el justo castigo, cuando tropezare su pie, pues el día de su catástrofe se acerca, y los hechos futuros se aproximan de prisa a ellos». 36 Cuando El Eterno haya juzgado a Su pueblo, Se enternecerá con Sus servidores, cuando vea que el poder del enemigo progresa, y a nadie lo salvan ni lo ayudan. 37 Él dirá: «¿Dónde está su dios, la roca en la que buscaron refugio, 38 la gordura de cuyas ofrendas comieron, y bebían el vino de sus libaciones?¡Que se paren y te ayuden! ¡Que sean un refugio para ti! 39 Ve, ahora, que Yo, Yo soy Él, y no hay dios junto a Mí. Yo hago morir y hago vivir, Yo golpeo y Yo curo, y no hay quién rescate de Mi mano. (6º DÍA / ALIÁ) 40 Pues alzaré Mi mano al cielo y diré: «Por Mi vida, que es eterna, 41 si afilo Mi espada centelleante y Mi mano ase el juicio, devolveré venganza a Mis enemigos y a los que Me odian traeré justo castigo. 42 Embriagaré Mis flechas con sangre, y Mi espada devorará la carne, a causa de la sangre del cadáver y del cautivo, a causa de las antiguas depredaciones del enemigo». 43 Oh naciones, cantad las alabanzas de Su pueblo, pues Él vengará la sangre de Sus servidores, Él traerá justo castigo a Sus enemigos; y Él conciliará Su Tierra y Su pueblo. (7º DÍA / ALIÁ) 44 Moshé (Moisés) vino y dijo todas las palabras de esta Canción a los oídos del pueblo, él y Ioshúa (Josué) hijo de Nun. 45 Moshé (Moisés) concluyó diciendo todas estas palabras a todo Israel. 46 Les dijo: «Prestad atención a todas las palabras que yo atestiguo contra vosotros hoy, con las que habéis de instruir a vuestros hijos, para ser precavidos de cumplir con todas las palabras de esta Torá, 47 pues no es algo vacío para vosotros, sino que es vuestra vida, y a través de esto prolongaréis vuestros días en la Tierra por la que cruzas el Jordán para poseerla». (MAFTIR) 48 El Eterno habló a Moshé (Moisés) ese mismo día, diciendo: 49 «Sube a este monte de Abarim, Monte Nebó, que está en la tierra de Moab, que está delante de Jericó, y observa la Tierra de Canaán que les doy a los hijos de Israel como heredad, 50 y muere en la montaña a la que has de subir, y reúnete con tu pueblo, igual que tu hermano Aarón murió en el Monte Hor, y se reunió con su pueblo, 51 pues transgredisteis contra Mí entre los Hijos de Israel en las aguas de Meribat-Kadesh, en el desierto de Tzin; ya que no Me santificasteis entre los Hijos de Israel. 52 Pues desde una distancia verás la Tierra, mas no entrarás a ella, a la Tierra que les doy a los Hijos de Israel».

19 sept. 2011

Nosotros pedimos...


Súplica para Rosh HaShaná
Volver a Tu Casa

Cuando reconstruyas Tu Casa, nuestra casa, el cielo nos abrazará para reunirnos, habrá música y canciones y todo será alegría. Nadie sabrá mentiras porque toda Tu Verdad inundará las almas y desbordará Tu amor todos nuestros caminos...
Cuando estemos en Tu Casa, estaremos “como en casa”, sentiremos que siempre estuvimos allí y no podremos imaginar cómo habrá sido esta época cuando la casa estaba derruída y ocultabas Tu Presencia de nuestra mirada...
Cuando volvamos, cuando vuelvas a la Casa, la luz, invadirá cada rincón del universo y no habrá espacio para la oscuridad. No podremos recordar como era esto de andar ciegos, a tientas por Tu mundo...
Cuándo habites Tu Casa, se acabará el tiempo, porque todo será presente amándoTe, conociéndoTe, maravillándonos...
Tu Casa...Tu Casa.... ¡Vuelve por favor!
La sed y el hambre de Ti, cada vez, a cada instante se tornan más apremiantes, se derrumban las protecciones y la negrura se mete por los lugares menos esperados...
Y Te extraño...Te extraño tanto...
¿Cuánto tiempo más sabes que podré esperar, aquí en esta intemperie diaspórica?
¿Cuántos ruegos más quieres de nosotros, para que dejes de ocultarTe?
¡TE EXTRAÑO!.
¡Te quiero cerca!
¡Quiero ese día eterno, donde todo el universo se llene de Tu amor, de Tu sabiduría!
No lo retrases más, envía a Tu Ungido ahora y para siempre.
Lo espero con mi corazón en las manos. Ven a abrazarme, invítame a Tu Casa una vez más. La vez definitva.
Y permíteme danzar y cantar en Tu fiesta, alabar Tu Gloria y Tu Justicia, con toda la gracia que me has prestado para servirTe.
Te amo.


Patriicia Dvorah Starkloff.

Y Di-s dice...


BS”D
Nada es obstáculo para la Teshuvá
inspirado en Rambam Hiljot Teshuvá

Ya que te has acercado a Mi, te responderé.
He pensado momentos, instancias, gracias maravillosas para ti.
Debes creer en Mí. Estoy deseoso por dártelas.
Pero cómo puedo entregarte mi regalo cuando no estás en el sitio que te pedí, me esperaras?
Tengo todos los regalos que te preparé con todo Mi amor y Mi misericordia. Los tengo listos para dártelos, no son para Mi, son para ti.
Pero te he llamado varias veces y no has respondido, Me apena, Sé cuánto esperas estos regalos, pero te distraes, crees que podrás conseguirlos de “otra” fuente...
Absurdo, no hay nada fuera de Mí...
Te amo, sabes eso?
Te amo, no por lo que haces, te amo porque eres una maravilla, aunque tu mismo lo ignores.
Conozco cada una de las tentaciones que te alejan de Mis palabras. Yo las he puesto ahí.
Por qué?
Para que crezcas, para que conozcas tu potencial, para veas con tus propios ojos tus avances, cada vez que ignoras los llamados de la oscuridad y continúas en el camino que te he indicado.
No llores, por qué lloras? Crees acaso que Yo te abandonaré? Que Yo no lo permita!
Ven, escúchame bien hijo mío, Yo Soy Todo, no necesito que te acerques por alguna carencia Mía, necesito que te acerques porque para eso te creé, para que estemos juntos. Te amo. Incondicionalmente.
Sabes que significa eso?
Que siempre serás mi hijo, y que siempre te estaré esperando para abrazarte y cubrirte de Bendiciones.
Entonces, ya que finalmente estaremos juntos, por qué retrasar el encuentro y la entrega?
Si tan sólo estudiaras Mi Toráh y cumplieras mis Preceptos, entonces observarías por un segundo el mundo en el que te he puesto, y verías y entenderías Mis mensajes y Mis códigos. Dejarías de andar revoloteando entre la desesperación y la arrogancia, dejarías de correr de aquí para allá como una veleta; harías silencio y escucharías Mi voz, te encontrarías con tu hermosa esencia...
Y entonces sólo desearías hacer Mi voluntad con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu fuerza...
Y Yo, qué haría?
Te daría todos Mis tesoros, porque para eso te he creado.
Para que seas Mi hijo, Mi socio, Mi siervo y para que nos dediquemos cada instante a estar más y más cerca, más y más unidos, como Uno.
Apresúrate, te extraño.
Con amor infinito.
Tu Padre, Tu Rey, Tu Di-s.

Patriicia Dvorah Starkloff

Torah en Español Libro Devarim



Libro Devarim - Parashá Nitzavim-Vaielej
Elul 19 – 25, 5771 / Setiembre 18 – 24, 2011

PARASHÁ NITZAVIM
9 Vosotros estáis parados hoy, todos vosotros, ante El Eterno, vuestro Dios: las cabezas de vuestras tribus, vuestros ancianos, y vuestros oficiales: todos los hombres de Israel; 10 vuestros hijos pequeños, vuestras mujeres y tu prosélito que está en tu campamento, desde el talador de vuestros árboles hasta el que extrae vuestra agua, 11 para que entréis en el pacto de El Eterno, tu Dios, y en Su juramento que El Eterno, tu Dios, sella hoy contigo. 12 A fin de establecerte hoy como un pueblo para Él y para que Él sea un Dios para ti, tal como os dijo y como les juró a tus antepasados, a Abraham, a Itzjak (Isaac) y a Iaacov (Jacob). 13 No solamente con vosotros sello este pacto y este juramento, 14 sino con todos los que están aquí, parados hoy junto a nosotros, ante El Eterno, nuestro Dios, y con todos los que no están hoy aquí junto a nosotros. 15 Pues sabéis cómo habitamos en la tierra de Egipto y cómo pasamos por en medio de las naciones a través de las cuales pasasteis. 16 Y visteis sus abominaciones y sus ídolos detestables, de madera y de piedra, de plata y de oro, que había con ellos. 17 Tal vez haya entre vosotros un hombre o una mujer, o una familia o una tribu, cuyo corazón se desvíe hoy de estar junto a El Eterno, nuestro Dios, para ir a servir a los dioses de esas naciones; tal vez haya entre vosotros una raíz de la que brotan hiel y ajenjo. 18 Y ocurrirá que cuando oiga las palabras de este juramento se bendecirá en su corazón, diciendo: «La paz será conmigo, a pesar de que voy como me dicta el corazón», agregando así lo regado a lo sediento. 19 El Eterno no estará dispuesto a perdonarlo, pues entonces la ira y los celos de El Eterno humearán contra ese hombre, y todo el juramento escrito en este Libro caerá sobre él, y El Eterno borrará su nombre de bajo de los cielos. 20 El Eterno lo separará de entre todas las tribus de Israel para su mal, como todos los juramentos del pacto que está escrito en este Libro de la Torá. 21 La generación futura dirá, vuestros hijos que se levantarán tras vosotros y el extranjero que viniere de una tierra lejana, cuando vea las plagas de esa Tierra y sus enfermedades con las que la afligió El Eterno: 22 «El azufre y la sal, una conflagración de toda la Tierra, no puede sembrarse y no puede brotar, y no crecerá en ella pasto; como el cataclismo de Sodoma y Gomorra, Admá y Tzeboim, que El Eterno trastornó en Su ira y furia». 23 Y todas las naciones dirán: «¿Por qué motivo El Eterno hizo esto con esta Tierra; por qué esta furia de gran enojo?». 24 Y dirán: «Porque abandonaron el pacto de El Eterno, el Dios de sus antepasados, que Él selló con ellos cuando los sacó de la tierra de Egipto; 25 y fueron y sirvieron a dioses de otros y se postraron ante ellos, dioses que no conocían y que Él no les designó. 26 Y el odio de Dios ardió contra esa Tierra, trayendo sobre ella toda la maldición que está escrita en este Libro; 27 y El Eterno los sacó de su Tierra; con enojo, con ira y con gran furia, y los arrojó a otra tierra, como se ve este mismo día». 28 Los (pecados) ocultos son para El Eterno, nuestro Dios, pero los (pecados) revelados son para nosotros y para nuestros hijos por siempre, para cumplir todas las palabras de esta Torá». (2ª ALIÁ – 2º DÍA)
30
- 1 Ocurrirá que cuando todas estas cosas te acontezcan, la bendición y la maldición que he presentado ante ti, entonces las llevarás a tu corazón entre todas las naciones donde te ha dispersado El Eterno, tu Dios; 2 y regresarás con El Eterno, tu Dios, y escucharás Su voz, según todo lo que te ordeno hoy, tú y tus hijos, con todo tu corazón y toda tu alma. 3 Entonces El Eterno, tu Dios, te traerá de regreso de tu cautiverio y tendrá compasión de ti, y te reunirá de entre todos los pueblos a los que te dispersó El Eterno, tu Dios. 4 Si tus dispersos estuvieren en los confines del cielo, desde allí El Eterno, tu Dios, os reunirá y desde allí os tomará. 5 El Eterno, tu Dios, te traerá a la Tierra que poseyeron tus antepasados y que tú poseerás. El hará el bien contigo y te hará más numeroso que tus antepasados. 6 El Eterno, tu Dios, circuncidará tu corazón y el corazón de tu simiente, para amar a El Eterno, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma, para que vivas. (3ª ALIÁ – 3ER DÍA) 7 El Eterno, tu Dios, colocará todos estos juramentos sobre tus enemigos y aquéllos que te odian, que te persiguieron. 8 Regresarás y escucharás la voz de El Eterno, y realizarás todos Sus preceptos que te ordeno hoy. 9 El Eterno te dará abundancia en todas tus obras, en el fruto de tu vientre, el fruto de tus animales y el fruto de tu Tierra, para bien, cuando El Eterno retorne a regocijarse contigo, como Se regocijó con tus antepasados, 10 cuando escuches la voz de El Eterno, tu Dios, observando Sus preceptos y Sus decretos que están escritos en este Libro de la Torá; cuando retornes a El Eterno, tu Dios, con todo tu corazón y toda tu alma. 11 Pues este precepto que te ordeno hoy, no está oculto de ti y no está lejos. 12 No está en el cielo, y digas: «¿Quién puede subir al cielo por nosotros y tomarlo para nosotros, para que podamos escucharlo y realizarlo?». 13 Ni tampoco está del otro lado del mar, y digas: «¿Quién puede cruzar al otro lado del mar y tomarlo para nosotros, para que podamos escucharlo y realizarlo?». 14 Más bien, esto está muy cerca de ti, en tu boca y en tu corazón, para que lo realices. (4ª ALIÁ – 4º DÍA) 15 Ve: he colocado ante ti hoy la vida y el bien, y la muerte y el mal; 16 aquello que te ordeno hoy: amar a El Eterno, tu Dios, ir por Sus caminos, observar Sus preceptos, Sus decretos y Sus ordenanzas; entonces vivirás y te multiplicarás, y El Eterno, tu Dios, te bendecirá en la Tierra a la que vienes, para poseerla. 17 Pero si tu corazón se endureciera y no escuchares, y te descarriares, y te postrares ante dioses extraños y los sirvieres, 18 yo te digo hoy que ciertamente te perderás; no prolongarás tus días sobre la Tierra por la que cruzas el Jordán para poseerla. 19 Yo convoco al cielo y a la tierra hoy para que sean testigos contra ti: he colocado la vida y la muerte ante ti, la bendición y la maldición; y elegirás la vida, para que vivas, tú y tu descendencia, 20 amando a El Eterno, tu Dios, escuchando Su voz, y aferrándote a El, pues El es tu vida y la prolongación de tus días, habitando en la tierra que El Eterno les juró a tus antepasados, a Abraham, a Itzjak (Isaac) y a Iaacov (Jacob), que les daría.
PARASHA VAIELEJ
31
- 1 Moshé (Moisés) fue y dijo estas palabras a todo Israel. 2 Les dijo: «Yo cumplo hoy ciento veinte años. Ya no puedo salir y entrar, pues El Eterno me ha dicho: No cruzarás este Jordán. 3 El Eterno, tu Dios, Él cruzará delante de ti; Él destruirá a estas naciones ante ti y tú las poseerás; Ioshúa (Josué) cruzará delante de ti, tal como dijo El Eterno. 4 El Eterno les hará como hizo a Sijón y Og, los reyes de los amorreos y a sus tierras, a los cuales destruyó. 5 El Eterno los entregará delante de vosotros, y tú les harás según todo el precepto que te he ordenado. 6 Sé fuerte y valiente, no tengas miedo y no te quebrantes ante ellos, pues El Eterno, tu Dios, es Él el que va delante de ti, Él no te dejará ni te abandonará.» (5ª ALIÁ – 5º DÍA) 7 Moshé (Moisés) convocó a Ioshúa (Josué) y le dijo ante los ojos de todo Israel: «Sé fuerte y valiente, pues vendrás con este pueblo a la Tierra que El Eterno juró que les daría, y harás que ellos la hereden. 8 El Eterno, es Él Quien va delante de ti; Él estará junto a ti; Él no te dejará ni te abandonará; no tengas miedo y no te desalientes.» 9 Moshé (Moisés) escribió esta Torá y se la dio a los sacerdotes, los hijos de Levi, los portadores del Arca del Pacto de El Eterno, y a todos los ancianos de Israel. 10 Moshé (Moisés) les ordenó, diciendo: «Al cabo de siete años, en la época del año de remisión, durante la fiesta de Sucot, 11 cuando todo Israel viene a presentarse ante El Eterno, tu Dios, en el lugar que El ha de elegir, leerás esta Torá ante los oídos de todo Israel. 12 Reúne al pueblo, a los hombres, las mujeres, los niños pequeños y al extranjero que está en tus ciudades, para que oigan y para que aprendan, y teman a Dios, tu Dios, y sean precavidos de cumplir con todas las palabras de esta Torá. 13 Y sus hijos que no saben, ellos oirán y ellos aprenderán a temer a El Eterno, tu Dios, todos los días que vivas en la Tierra por la que cruzas el Jordán para poseerla». (6ª ALIÁ – 6º DÍA) 14 El Eterno le habló a Moshé (Moisés): «He aquí que tus días se acercan para morir; convoca a Ioshúa (Josué) y ambos os pararéis en la Tienda de la Reunión, y Yo lo instruiré». Entonces Moshé (Moisés) y Ioshúa (Josué) fueron y se pararon en la Tienda de la Reunión. 15 El Eterno apareció en la Tienda, en una columna de humo, y la columna de humo se paró junto a la entrada de la Tienda. 16 El Eterno le dijo a Moshé (Moisés): «He aquí que yacerás con tus antepasados, pero este pueblo se levantará y se descarriará tras dioses de los extranjeros de la Tierra, a cuyo medio está viniendo, y Me abandonará y anulará Mi pacto que sellé con él. 17 Mi ira arderá contra él aquel día y los abandonaré; y ocultaré Mi rostro de ellos aquel día y ellos serán presa de sus enemigos, y les acosarán muchos males y aflicciones. Ese día dirá: ¿Acaso no es porque mi Dios no está conmigo que me acontecen estos males? 18 Pero ciertamente habré ocultado Mi rostro ese día a causa de todo el mal que hizo, pues se había dirigido a los dioses de otros. 19 Y ahora, escribid esta Canción para vosotros, y enseñadla a los Hijos de Israel, colocadla en su boca, para que esta Canción sea para Mí testigo ante los Hijos de Israel. (7ª ALIÁ – 7º DÍA) 20 Pues los traeré a la Tierra que les juré a sus antepasados, donde fluye la leche y la miel, pero comerá, se saciará y engordará, y se dirigirá a los dioses de otros, y los servirá, Me provocará y anulará Mi pacto. 21 Y será que cuando muchos males y aflicciones vengan sobre él, que esta Canción hablará ante él como un testigo, pues no será olvidada de la boca de su descendencia, pues Yo sé de su inclinación, lo que hace hoy, antes de que los traiga a la Tierra que juré». 22 Moshé (Moisés) escribió esta Canción aquel día, y se la enseñó a los Hijos de Israel. 23 Dio órdenes a Ioshúa (Josué) y dijo: «Sé fuerte y valiente, pues tú traerás a los Hijos de Israel a la Tierra que les juré, y Yo estaré junto a ti». 24 Y ocurrió que cuando Moshé (Moisés) terminó de escribir las palabras de esta Torá sobre un libro, incluyendo su conclusión, 25 que Moshé (Moisés) les dio órdenes a los levitas, portadores del Arca del Pacto de El Eterno, diciendo: 26 «Tomad este libro de la Torá y colocadlo al costado del Arca del Pacto de El Eterno, y quedará allí para vosotros como testigo. 27 Pues sé de vuestra rebeldía y vuestra obstinación; he aquí que estando yo en vida, habéis sido rebeldes contra El Eterno, ¡ciertamente lo seréis después de mi muerte! (MAFTIR) 28 Reunidme a los ancianos de vuestras tribus y a vuestros oficiales, y Yo transmitiré estas palabras a sus oídos, y convocaré al cielo y a la tierra para que den testimonio contra ellos. 29 Pues sé que tras mi muerte ciertamente actuaréis corruptamente y os desviaréis del sendero que os mandé, y el mal os acosará al final de los días, si hacéis lo que es malo a los ojos de El Eterno, haciéndolo enojar por medio de vuestros actos». 30 Moshé (Moisés) habló las palabras de esta Canción a los oídos de toda la congregación de Israel, hasta su conclusión.

18 sept. 2011

Frente a Tí (subido el año pasado)


BS”D
Frente a Ti

Estoy aquí frente a Ti, HaShem.
A punto de parirme de nuevo.
Exprimiéndome para que salga de mi, todo el deshecho.
A punto de cruzar, intento nuevamente ponerme en condiciones, estar lista.
Saco mis trapitos al sol, frente a Ti.
Me duele todo.
Si estoy viva aún, (a pesar de la vergüenza que siento), es tan sólo por Tu Misericordia.
Hace años cuando comencé mi camino de retorno, cada avance era un trofeo.
Prender velas de Shabat, dejar de viajar en Shabat, bendecir las comidas, ponerme una peluca, etc. Cada acercamiento a Tu voluntad, era tocar el Cielo, Tu Cielo, con las manos y el corazón.
Pero ahora, cada avance, cada acercamiento a Ti, es darme cuenta cuán lejos estoy de aquella que vine a ser. Cuánto debo trabajar para madurar las maravillosas fuerzas y capacidades que me has dado en “potencia”.
Puede sonar pesimista al oído profano, pero para mí, saber que puedo acercarme a Ti sin límites, es una invitación al desafío más extraordinario.
De todos modos, y volviendo a estos momentos de “trabajo de parto”, hoy no hay excusas, solo plegaria. Solo agradecerTe, alabarTe, rogarTe, pedirTe,...
Tu conoces nuestras carencias, nuestra orfandad de modelos cotidianos, nuestra debilidad frente a la oscuridad que nos enfrentas.
Perdónanos, Di-s, abrázanos, rúgeles a los demonios para que se espanten y nos permitan hacer lo bueno ante Tus ojos...
Te ruego que nos cures del envenenamiento de la serpiente, del efecto devastador de este espíritu de necedad invadiendo todas nuestras decisiones.
Hace un tiempo, me he puesto a estudiar Tu halajá (código de leyes).
Como todo, lo más hermoso, lo más valioso, lo has ocultado con mantos opacos. Has guardado tu piedra preciosa, con cáscaras rugosas para que los merodeadores enfermos de prejuicios, la desprecien sin siquiera conocerla. Ella está allí, para todos, pero hay que construir la llave.
Tu Toráh es pura acción, nos ha sido entregada para refinar el mundo.
Y el mundo que debo elevar, empieza en mí.
Me sumerjo en Tus Leyes, en Tus Estatutos, en Tus Preceptos, calman la sed, mis heridas caladas por la confusión y por la duda, comienzan a cicatrizar.
Tu sabiduría vitaliza mis huesos. Me protege. Volviéndome, un ejemplo vivo de la “resurrección de los muertos”.
Dolorosamente, descubro cuán impregnada estoy de la mentalidad foránea de las naciones. Cuántos ataúdes cargo sobre mis espaldas, llenos de valores inservibles y mentiras encarnadas!
La Toráh, Tu Toráh, me salva de las “piedritas de colores”, me enseña a ser mujer.
En mi caso, una mujer judía.
Ya no necesito marquesinas.
Soy tan importante con el lugar que me has dado, me has hecho tu socia.
Confiaste en mí, la tutoría de todos Tus hijos...
Y yo, que creía que mi realización estaba lejos de la cocina, de las viandas, del fregadero, creía que debía ocuparme de asuntos más, muchisísimo más importantes...
He recorrido mucho camino tratando de remendar trajes ajenos, mientras que mi pequeño mundo, necesitaba dobladillos que no se deshilachen...
He descubierto en Tus leyes el lugar de primacía guardado para mí, en mi hogar, en Tu hogar.
Perdóname Di-s, por todas mis rebeldías de niña, lo que Tú me envías, me pides, me reclamas, es lo mejor para mí. Es una realidad, lo he visto y vivido infinidad de veces en mi vida.
Me pides que Te rece, que Te hable, que me ocupe de los prójimos más prójimos, que estudie, que estudie para vivir con Tus enseñanzas. Cuesta arrancar...
Es fascinante Tu mística, Tus secretos, Tus historias, pero Tu quieres que me mueva!
Quieres que yo misma sea fascinante, que cada día me acerque a Ti con una nueva entrega, con una nueva Mitzvá, con una nueva piel.
Me has otorgado la capacidad de transformación, una transformación tal, que ni siquiera pueda reconocer a la que fui ayer, puedo ser alguien nuevo cada día, cada hora, cada instante.
Puedo decir una bendición con mayor concentración, puedo sacarme un velo más de mis ojos y de mi corazón. Puedo sonreir en lugar de patalear. Y perdonar en lugar de dar vueltas.
“Tu estás conmigo...” (dice el Salmista), “Tu vara y Tu cayado...”, con el mismo instrumento me instruyes, me apoyas y me proteges, sacas lo mejor que has puesto en mí.
No es fácil, Tu ya lo sabes, por eso me esperas, siempre...
Tu quieres que desarrolle los dones que me has dado para florecer y ayudar a florecer a otros.
Sabes Di-s?
El regalo que nos has dado a veces nos resulta tan enorme que asusta, por eso vuelvo una y otra vez a Mitzraim, vuelvo a pisar el palito, sola, me pongo los grilletes, me construyo un techito bajo, porque Tu Mar es inmenso...
Pero cuando me gritas tan fuerte que ya no puedo oír nada más, cuando me encuentro estrujada por las paredes que con o sin ayuda, me impuse, recuerdo que Tu quieres que yo sea libre.
Y esa LIBERTAD se conquista aferrada a cada una de Tus leyes, en el cumplir cada uno de Tus Preceptos y extenderme por el infinito... sin límite, hacia Ti.
Porque con cada Mitzvá realizada, vuelvo a casa, vuelvo a mi verdadero y eterno
hogar...
Cuánto amor hay en Tus exigencias!
Tu has creado el universo y a las criaturas para Tu gozo, y Tu mayor gozo es compartir con nosotros Tu deleite.
Y aquí estamos todos, para Tu deleite, intentando construir para Ti una casa aquí, en este mundo, dentro de nosotros, dentro de nuestras familias, dentro de nuestras vidas, dentro de nuestro corazón.
Permíte, por Tu amor, tener un nuevo año para intentarlo.
Gracias

Shana Tová UMetuká
Patriicia (Dvorah) Starkloff

15 sept. 2011

Jai Elul Nacimiento del Baal Shem Tov (de pequeño...)


18 de Elul nacimiento del Baal Shem Tov otra


BS"D
Hay Neshamot que bajan desde el Shamaim como un fuego que viene a purificar. Como bisturí afilado hacen "shejitá" y nos limpian de pecados y mal formaciones...
Pero hay otras Neshamot, que llegan desde el Shamaim como un fuego que ilumina, extrae de nosotros las cáscaras oscuras que ocultan nuestra propia luz y nos purifican bañándonos con el amor infinito de su abrazo.

13 sept. 2011

Jai Elul el nacimiento del Baal Shem Tov



Esta historia ya fue subida en Shvat del año 5771
La vuelvo a subir en honor al 18 de Elul (este próximo Shabat 17 de setiembre 2011) celebramos el nacimiento de Rabi Israel Baal Shem Tov creador del movimiento Jasídico.
También festejamos el mismo día, el nacimiento de Rabi Shniur Zalmen de Lidaí, Baal haTania, creador de la línea Jasídica Jabad

Para compartir en familia





12 sept. 2011

Odio Vano o Redención?




Torah en Español Libro Devarim



Libro Devarim - Parashá Ki Tavó (Cuando Vengas)
Elul 12 – 18, 5771 / Setiembre 11 – 17, 2011

26
- 1 Acontecerá que cuando entres a la Tierra que te da como herencia El Eterno, tu Dios, y la poseas y habites en ella, 2 tomarás las primicias de todos los frutos del suelo que tomarás de tu Tierra que te da El Eterno, tu Dios, y los colocarás en un canasto e irás al lugar que ha de elegir El Eterno, tu Dios, para que Su Nombre descanse allí. 3 Vendrás a aquel que sea el sacerdote en aquellos días y le dirás: «Yo declaro hoy a El Eterno, tu Dios, que he venido a la Tierra que El Eterno les juró a nuestros antepasados que nos daría». 4 El sacerdote tomará el canasto de tu mano y lo colocará sobre el Altar de El Eterno, tu Dios. 5 Entonces proclamarás y dirás ante El Eterno, tu Dios: «Un arameo trató de destruir a mi antepasado. Él descendió a Egipto y habitó allí; eran pocos en número y allí se transformó en una nación grande, fuerte y numerosa. 6 Los egipcios nos maltrataron y nos afligieron, y colocaron duros trabajos sobre nosotros. 7 Entonces clamamos ante El Eterno, el Dios de nuestros antepasados, y El Eterno oyó nuestra voz y vio nuestra aflicción, nuestra congoja y nuestra opresión. 8 El Eterno nos sacó de Egipto con mano fuerte y con brazo extendido, con gran imponencia y con señales y maravillas. 9 Él nos trajo a este lugar, y Él nos dio esta Tierra, una Tierra en la que fluye la leche y la miel. 10 ¡Y ahora, he aquí que he traído las primicias del suelo que Tú me diste, oh El Eterno!». Y las colocarás ante El Eterno, tu Dios, y te postrarás ante El Eterno, tu Dios. 11 Te alegrarás con toda la bondad que te dio El Eterno, tu Dios, a ti y a tu familia, tú y el levita, y el prosélito que está entre vosotros. (2º DÍA / 2ª ALIÁ) 12 Cuando hayas terminado de separar todos los diezmos de tus granos del tercer año, el año del diezmo, se los darás al levita, al prosélito, al huérfano y a la viuda, y ellos lo comerán en tus ciudades y se saciarán. 13 Entonces dirás ante El Eterno, tu Dios: «He separado las cosas santas de la casa y también se las he dado al levita, al prosélito, al huérfano y a la viuda, de acuerdo con los preceptos que me ordenaste; no transgredí ninguno de tus preceptos y no he olvidado. 14 No comí de ellas en mi luto intenso, no las consumí en un estado de impureza y no di de ellas para las necesidades de los muertos; obedecí la voz de El Eterno, mi Dios; actué de acuerdo con todo lo que Tú me ordenaste. 15 Contempla desde Tu sagrada morada, desde los cielos, y bendice a Tu pueblo Israel y al suelo que nos diste, tal como juraste a nuestros antepasados, una Tierra en la que fluye la leche y la miel». (3ER DÍA / 3ª ALIÁ) 16 Este día, El Eterno, tu Dios, te ordena que realices estos decretos y estas ordenanzas, y los observarás y los realizarás con todo tu corazón y con toda tu alma. 17 Hoy has distinguido a El Eterno para que sea Dios para ti y para caminar en todos Sus caminos, y observar todos Sus decretos, Sus preceptos y Sus estatutos, y para obedecer Su voz. 18 Y El Eterno te ha distinguido hoy para que seas para Él un pueblo atesorado, tal como Él te dijo, y para que observes todos Sus preceptos, 19 y tengas supremacía sobre todas las naciones que Él hizo, para alabanza, renombre y esplendor, y para que seas un pueblo santo a El Eterno, tu Dios, tal como Él habló. (4º DÍA / 4ª ALIÁ)
27
- 1 Moshé (Moisés) y los ancianos de Israel dieron órdenes al pueblo, diciendo: «Observa todo el precepto que te ordeno este día. 2 Ocurrirá el día en que cruces el Jordán hacia la Tierra que te da El Eterno, tu Dios, que erigirás grandes piedras y las revocarás con cal. 3 Inscribirás sobre ellas todas las palabras de esta Torá, cuando cruces, para que puedas entrar en la Tierra que te da El Eterno, tu Dios, una Tierra en la que fluye la leche y la miel, tal como te dijo El Eterno, el Dios de tus antepasados. 4 Acontecerá que cuando cruces el Jordán, erigirás estas piedras, acerca de las cuales te ordeno hoy, sobre el Monte Ebal, y las revocarás con cal. 5 Allí construirás un altar para El Eterno, tu Dios, un altar de piedras; no levantarás hierro sobre ellas. 6 De piedras enteras construirás el altar de El Eterno, tu Dios, y traerás sobre él ofrendas ígneas a El Eterno, tu Dios. 7 Sacrificarás ofrendas de paz y las comerás allí, y te alegrarás ante El Eterno, tu Dios. 8 Inscribirás sobre las piedras muy claramente todas las palabras de esta Torá». 9 Moshé (Moisés) y los sacerdotes, los levitas, hablaron a todo Israel, diciendo: «Está atento y oye, Israel: este día te has transformado en un pueblo para El Eterno, tu Dios. 10 Obedecerás la voz de El Eterno, tu Dios, y cumplirás Sus preceptos y Sus decretos, que te ordeno hoy». (5º DÍA / 5ª ALIÁ) 11 Moshé (Moisés) dio órdenes al pueblo aquel día, diciendo: 12 «Éstos se pararán a bendecir al pueblo en el Monte Grizim, cuando hayáis cruzado el Jordán: Shimon (Simeón), Levi, Iehuda (Judá), Isajar (Isacar), Iosef (José) y Biniamin (Benjamín). 13 Y éstos se pararán para la maldición en el Monte Ebal: Reuben, Gad, Asher (Aser), Zebulun (Zabulón), Dan y Naftali (Neftalí). 14 Los levitas hablarán y dirán a todos los hombres de Israel, en voz alta: 15 Maldito es el hombre que hiciere una imagen grabada o fundida, una abominación para con El Eterno, obra de artesano, y la emplazare en secreto. Y todo el pueblo hablará y dirá Amén. 16 Maldito es el que degrada a su padre o a su madre. Y todo el pueblo dirá Amén. 17 Maldito es el que mueve el límite de su prójimo. Y todo el pueblo dirá Amén. 18 Maldito es el que hace que un ciego se desvíe del camino. Y todo el pueblo dirá Amén. 19 Maldito es el que pervierte el juicio del prosélito, el huérfano, o la viuda. Y todo el pueblo dirá Amén. 20 Maldito es el que yace con la mujer de su padre, pues habrá descubierto el manto de su padre. Y todo el pueblo dirá Amén. 21 Maldito es el que yace con cualquier animal. Y todo el pueblo dirá Amén. 22 Maldito es el que yace con su hermana, hija de su padre o hija de su madre. Y todo el pueblo dirá Amén. 23 Maldito es el que yace con su suegra. Y todo el pueblo dirá Amén. 24 Maldito es el que golpea a su prójimo clandestinamente. Y todo el pueblo dirá Amén. 25 Maldito es el que toma soborno para matar a una persona de sangre inocente. Y todo el pueblo dirá Amén. 26 Maldito es el que no defendiere todas las palabras de la Torá, para realizarlas. Y todo el pueblo dirá Amén.»
28
- 1 Y ocurrirá que si obedeces la voz de El Eterno, tu Dios, observando y cumpliendo todos Sus preceptos que te ordeno este día, entonces El Eterno, tu Dios, te dará supremacía sobre todas las naciones de la tierra. 2 Todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te darán alcance, si obedeces la voz de El Eterno, tu Dios: 3 Bendito serás en la ciudad y bendito serás en el campo. 4 Bendito será el fruto de tu vientre y el fruto de tu suelo, y el fruto de tus animales; la simiente de tus vacas y de tus rebaños de ovejas. 5 Bendito será tu canasto de frutas y tu tazón de amasar. 6 Bendito serás cuando entres y bendito serás cuando salgas. (6º DÍA / 6ª ALIÁ) 7 El Eterno hará que tus enemigos que se alzan contra ti sean derribados; por un camino irán hacia ti y por siete caminos huirán de ti. 8 El Eterno ordenará la bendición para ti en tus almacenes y en todos tus emprendimientos; y Él te bendecirá en la Tierra que te da El Eterno, tu Dios. 9 El Eterno te confirmará para Sí Mismo como un pueblo santo, tal como Él te juró, si observas los preceptos de El Eterno, tu Dios, y vas por Sus caminos. 10 Entonces todos los pueblos de la tierra verán que el Nombre de El Eterno es proclamado sobre ti, y te temerán. 11 El Eterno te otorgará bondad en abundancia, en el fruto de tu vientre y el fruto de tus animales y el fruto de tu Tierra, la Tierra que El Eterno les juró a tus antepasados que te daría. 12 El Eterno abrirá para ti Su tesoro de bondad, los cielos, para procurar lluvias para tu Tierra en su tiempo, y para bendecir todas tus obras; les prestarás a muchas naciones, pero no pedirás prestado. 13 El Eterno te colocará como cabeza y no como cola; estarás solamente arriba y no estarás abajo, si obedeces los preceptos de El Eterno, tu Dios, que te ordeno hoy, para que observes y cumplas; 14 y no te desvíes de ninguna de las palabras que te ordeno este día, ni a la derecha ni a la izquierda, para seguir a los dioses de otros, para adorarlos. 15 Pero ocurrirá, que si no obedeces la voz de El Eterno, tu Dios, para observar, para cumplir con todos Sus preceptos y todos Sus decretos que te ordeno hoy, que todas estas maldiciones vendrán sobre ti y te darán alcance. 16 Maldito serás en la ciudad y maldito serás en el campo. 17 Maldito será tu canasto de frutas y maldito será tu tazón de amasar. 18 Maldito será el fruto de tu vientre y el fruto de tu Tierra, la simiente de tu ganado vacuno y tus rebaños de ovejas. 19 Maldito serás cuando entres y maldito serás cuando salgas. 20 El Eterno te enviará atrición, confusión y preocupación, en todos tus emprendimientos que realices, hasta que seas destruido, y hasta que seas aniquilado rápidamente, a causa del mal de tus actos, por haberme abandonado. 21 El Eterno hará que se te pegue la plaga hasta que ésta te consuma de la Tierra a la que vienes a poseer. 22 El Eterno te golpeará con inflamaciones, con fiebre, con calor ardiente, con sed y con la espada; y con ráfagas de viento y con fulminación, y te perseguirán hasta tu destrucción. 23 Tu cielo sobre tu cabeza será cobre y la tierra debajo de ti será hierro. 24 El Eterno hará que la lluvia de tu Tierra sea polvo y tierra; del cielo descenderá sobre ti hasta que seas destruido. 25 El Eterno hará que seas derribado ante tus enemigos; por un camino irás contra él, pero por siete caminos huirás de él; y serás modelo de terror a todos los reinos de la tierra. 26 Tu cadáver será comida para todas las aves del cielo y todos los animales de la tierra; y nada los asustará. 27 El Eterno te atacará con la sarna de Egipto, con tumores, con llagas húmedas y llagas secas, de las que no podrás curarte. 28 El Eterno te atacará con locura y con ceguera, y con la confusión del corazón. 29 Andarás a tientas al mediodía, como el ciego anda a tientas en la oscuridad, mas no lograrás hallar tu camino; solamente te engañarán y te robarán todos los días, y no habrá quien te salve. 30 Te comprometerás con una mujer, mas será otro el que se acueste con ella; construirás una casa, mas no habitarás en ella; plantarás un viñedo, mas no lo redimirás. 31 Tu buey será sacrificado ante tus propios ojos, mas no comerás de él; tu asno será robado delante de ti, mas no volverá a ti; tus ovejas serán dadas a tus enemigos, y no tendrás quién te salve. 32 Tus hijos y tus hijas serán dados a otro pueblo, y tus ojos verán y suspirarán por ellos todo el día, mas tu mano no tendrá poder. 33 Una nación que desconoces devorará el fruto de tu suelo y toda tu labor, y solamente serás engañado y pisoteado todos los días. 34 Te volverás loco por la vista que tus ojos verán. 35 El Eterno te atacará con una sarna terrible, que no tiene cura en las rodillas y en las piernas, desde la suela de tu pie hasta tu coronilla. 36 El Eterno te conducirá a ti y al rey que pondrás sobre ti, a una nación que jamás conociste, ni tú ni tus antepasados, y allí trabajarás para los dioses de madera y de piedra de otros. 37 Serás ejemplo de sorpresa, una parábola, y tema de conversación, entre todos los pueblos a los que te ha de conducir El Eterno. 38 Llevarás semillas abundantes al campo, mas cosecharás poco, pues la langosta lo devorará. 39 Plantarás viñedos y los trabajarás, mas no recolectarás ni vino beberás de ellos, pues el gusano los comerá. 40 Tendrás olivos en todas tus fronteras, mas no te ungirás con aceite, pues tus aceitunas se caerán. 41 Tendrás hijos e hijas, mas no serán tuyos, pues irán en cautiverio. 42 Todos tus árboles y los frutos de tu Tierra serán empobrecidos por la langosta chirriante. 43 El extranjero que está entre vosotros ascenderá más y más alto, mientras que tú descenderás más y más bajo. 44 Él te prestará, mas tú no le prestarás a él; él será cabeza, mas tú serás cola. 45 Todas estas maldiciones caerán sobre ti y te perseguirán, y te alcanzarán hasta que seas destruido, porque no habrás obedecido la voz de El Eterno, tu Dios, de observar Sus preceptos y decretos que Él te ordenó. 46 Serán una señal y una maravilla, en ti y en tu simiente, para siempre, 47 porque no serviste a El Eterno, tu Dios, con alegría y con bondad de corazón, cuando todo era abundante. 48 Por eso servirás a tus enemigos a los que El Eterno enviará en contra de ti, con hambre y con sed, con desnudez y sin nada; y él pondrá un yugo de hierro sobre tu cuello hasta que te destruya. 49 El Eterno traerá sobre ti una nación desde lejos, desde el confín de la tierra, ella arremeterá como un águila, una nación cuyo idioma no entenderás, 50 una nación descarada que no respetará a los ancianos ni compadecerá a los pequeños. 51 Devorará el fruto de tus animales y el fruto de tu Tierra hasta que seas destruido; no te dejará granos, vino ni aceite; descendencia de tu ganado vacuno ni de tus rebaños de ovejas, hasta aniquilarte. 52 Sitiará todas tus ciudades hasta que caigan tus murallas altas y fortificadas en las que confiaste a lo largo de tu Tierra; sitiará todas tus ciudades, en toda tu Tierra, la que te ha dado El Eterno, tu Dios. 53 Comerás el fruto de tu vientre, la carne de tus hijos e hijas, que te ha dado El Eterno, tu Dios, en el sitio y con la aflicción que te afligirá tu enemigo. 54 El hombre de entre vosotros que es suave y delicado se volverá egoísta con su hermano y su mujer, y con los hijos que le quedan que dejó sobrevivir, 55 y no les dará la carne de sus hijos que él comerá, sin dejar nada para él, sitiado y con la aflicción que te afligirá tu enemigo en todas tus ciudades. 56 La mujer suave y delicada entre vosotros, que por su delicadeza y suavidad jamás intentó apoyar la suela de su pie sobre la Tierra, se volverá egoísta contra su marido y con su hijo e hija, 57 con la placenta que sale de entre sus piernas y con los hijos que ha parido, pues los comerá en secreto por falta de todo, sitiada y con la aflicción con que te afligirá tu enemigo en todas tus ciudades. 58 Si no tuvieres cuidado de cumplir todas las palabras de esta Torá que están escritas en este Libro, temiendo este Nombre glorioso y terrible: El Eterno, tu Dios, 59 entonces El Eterno hará que tus plagas y las plagas de tus descendientes sean extraordinarias: plagas grandes y fieles, y enfermedades terribles y fieles. 60 El traerá nuevamente sobre ti todos los sufrimientos de Egipto, de los que te aterrorizaste, y ellos se apegarán a ti. 61 Inclusive todas las enfermedades y todas las plagas que no están escritas en este Libro de la Torá, El Eterno las traerá sobre ti, hasta que seas destruido. 62 En vez de ser como las estrellas del cielo por su abundancia, quedaréis pocos en número pues no habrás obedecido la voz de El Eterno, tu Dios. 63 Y ocurrirá que así como El Eterno Se regocijó contigo para beneficiarte y multiplicarte, así hará que se regocijen contigo para aniquilarte y destruirte; y serás arrancado de la Tierra a la que vienes para poseerla. 64 El Eterno te dispersará entre todos los pueblos, desde un confín de la tierra hasta el otro confín de la tierra, y allí trabajarás los dioses de madera y de piedra de otros, a quienes no conociste, ni tú ni tus antepasados. 65 Y no estarás tranquilo entre esas naciones, no habrá descanso para la planta de tu pie; allí El Eterno te dará un corazón tembloroso, ansiedad en los ojos y sufrimiento en el alma. 66 Tu vida penderá en suspenso y estarás asustado día y noche, y tu vida no tendrá seguridad. 67 A la mañana dirás: «¡Quién me puede devolver la última noche!». Y de noche dirás: «¡Quién me puede devolver la mañana pasada!», a causa del terror que tu corazón temerá y la vista que tus ojos verán. 68 El Eterno te hará retornar a Egipto en barcos, por el camino del que dije: «¡Jamás lo volverás a ver!». Y allí os ofreceréis en venta a vuestros enemigos, como esclavos y sirvientas, ¡mas no habrá quién os compre!». 69 Éstas son las palabras del pacto que El Eterno le ordenó a Moshé (Moisés) que sellara con los Hijos de Israel en la tierra de Moab, además del pacto que había sellado con ellos en Joreb. (7º DÍA / 7ª ALIÁ)
29
- 1 Moshé (Moisés) convocó a todo Israel y le dijo: «Habéis visto con vuestros propios ojos todo lo que hizo El Eterno en la tierra de Egipto al Faraón y a todos sus servidores, y a toda su tierra,2 las grandes pruebas que contemplaron vuestros ojos, aquellas grandes señales y maravillas.3 Pero, hasta este día, El Eterno no te dio un corazón para saber, ni ojos para ver, ni oídos para oír. 4 Os conduje durante cuarenta años por el Desierto y vuestra ropa no se desgastó sobre vosotros ni vuestro calzado se desgastó sobre vuestro pie. 5 Pan no comisteis ni bebisteis vino o bebida embriagante, para que supierais que Yo soy El Eterno, vuestro Dios. (MAFTIR) 6 Luego llegasteis a este lugar y Sijón, rey de Jeshbón, y Og, rey de Bashán, salieron a enfrentarnos en la batalla y nosotros los derribamos. 7 Tomamos su tierra y se la dimos como heredad al reubenita, al gadita y a media tribu de Menashe.8 Observaréis las palabras de este pacto y las cumpliréis, para que prosperéis en todo lo que hagáis».

7 sept. 2011

Elul: Encontrar la dulzura de la Teshuvá


Post enviado por el Sr Sergio Szlain
Extraido de www.jabad.org
Para curación completa de Menajem Meir ben Malka
N I


Elul: Mes de Balance y Acercamiento

Por ser el último mes del calendario hebreo, Elul precede directamente a Rosh Hashaná (Año Nuevo), el día en el que el Creador juzga a las criaturas. Consecuentemente, Elul es un período propicio para la Teshuvá (arrepentimiento, retorno a Di-s), y, a su vez, es época de buena voluntad y aceptación por parte del Creador.

Ya desde tiempos bíblicos, Elul se distingue como mes de Teshuvá y Aceptación Divina.

Cuando el pueblo de Israel pecó con el becerro de oro y fueron rotas las Tablas de la Ley, Moshé subió nuevamente al Monte Sinaí para rogar por el perdón de su pueblo. Di-s aceptó sus súplicas y le ordenó labrar dos nuevas tablas. Moshé subió por tercera vez al monte al comenzar el mes de Elul, permaneciendo allí durante cuarenta días –todo el mes y parte de Tishrei. La Torá nos dice que estos días fueron de Aceptación Divina, tal como cuando Moshé subió por primera vez, antes de cometido el pecado con el becerro.

El 10 de Tishrei Moisés descendió con las nuevas Tablas. Entonces, el pueblo supo que Di-s los había perdonado totalmente. Desde entonces el Creador estableció estos 40 días como especiales para acercarse y volver a El, y que el 10 de Tishrei sea. Para siempre, Iom Kipur, el Día del Perdón.

También los cabalistas interpretaron varios versículos en el sentido de que Elul implica Teshuvá y Aceptación Divina. Así lo hallaron en el versículo: “Y para aquel que obró sin intención y Di-s colocó (a la víctima) bajo su mano, y pondré para ti un lugar…”. En las últimas palabras del versículo, se encuentra el acrósito “Elul”.

La enseñanza es múltiple: el texto bíblico se refiere a la persona que cometiera un asesinato involuntariamente; él podrá huir de los parientes o vengadores de su víctima y asilarse en una de las Ciudades de Refugio, hasta ser juzgado.

Buscando un sentido más profundo, y guiados por el acróstico, arribaron a la siguiente analogía: Elul es un mes “de refugio”. Para quien haya pecado, Elul es el momento de hacer un balance espiritual y prepararse para el juicio: Rosh Hashaná.

Más aún, nuestros Sabios descubrieron la clave de la conducta adecuada como preparación para el juicio. El mismo acróstico, “Elul” se encuentra en:

“Y purificará Di-s tu corazón y el corazón de tus descendientes”- Teshuvá-.

“Yo soy para mi Amado –Di-s-, y El es para mí”-Tefilá, la oración-.

“Cada hombre a su prójimo y obsequios a los pobres”- Tzedaká, caridad.

Estos versículos hacen referencia a las tres actitudes que deben tomarse en el mes de Elul: Teshuvá –retorno a Di-s; Tefilá –oración-; y Tzedaká –caridad-. En las plegarias de Rosh Hashaná decimos: “La Teshuvá, la oración y la caridad anulan cualquier decreto adverso”

(Talmud).

Leyes y Costumbres de Elul

A partir del primer día de Elul, y hasta la víspera de Rosh Hashaná, exclusive, se acostumbra hacer sonar el shofar, (un cuerno de carnero) diariamente. En la víspera de Rosh Hashaná no se toca el shofar para establecer la diferencia entre los días en los que se hace por costumbre y el día en que es obligación bíblica hacerlo.

Esta práctica se lleva a cabo en la Sinagoga, al término de la oración matinal, Shajarit.

La costumbre de tocar el shofar durante el mes de Elul se remonta a la época de Moisés, cuando se tocó el shofar en esos días para que los judíos no volvieran a incurrir en el malentendido que los condujo a adorar el becerro de oro. Así, el llamado del shofar nos “despierta” de la vida profana y nos recuerda que es momento de hacer Teshuvá y prepararnos para el cercano día del juicio, Rosh Hashaná.

Durante el mes de Elul y parte de Tishrei, hasta Hoshaná Rabá (en algunas congregaciones hasta Shminí Atzeret) se incluye el Salmo 27 en las oraciones de la mañana y la tarde, pues éste dice “Di-s es mi luz” refiriéndose a Rosh Hashaná y “Mi salvación” aludiendo a Iom Kipur, “pues me ocultará en Su Sucá”, en Sucot.

A partir del domingo anterior a Rosh Hashaná, se acostumbra a levantarse al amanecer para recitar en la Sinagoga las oraciones de “Slijot” (súplicas de perdón), texto especialmente compuesto para estos días. Si Rosh Hashaná cae lunes o martes, se comienza a decir Slijot desde el domingo de la semana anterior. Los sefaradim acostumbraban a recitar Slijot desde el comienzo del mes de Elul.

Durante este mes todo judío debe realizar su balance espiritual –Jesh-bón HaNefesh-. Ha de analizar su relación con Di-s y con sus semejantes: cuáles son las acciones negativas que debe erradicar, cuáles las que debe mejorar y cuáles los preceptos que faltaron y debe introducir en su vida. De esta manera, cuando comience el nuevo año en Rosh Hashaná estaremos preparados para vivir una nueva etapa, de mayor pureza y elevación.

Se acostumbra a revisar los Tefilín y Mezuzot durante este mes.

Se acostumbra también a rezar con mayor devoción e incrementar la lectura de Tehilím (Salmos).



Las Letras de "Teshuvá"

El "Admur Hazaquén" -autor del Tania y el Shulján Aruj Harav-, Rabí Shneur Zalman de Liadí (1745-1813), había relatado a su nieto -Rabí Menajem Mendel de Lubavich, conocido como el Tzémaj Tzédek (1789-1866)- lo que había aprendido de su maestro, Rabí Dovber, el Maguid -predicador- de Mezritch (¿ - 1772), respeto de la importancia y alto valor de la Teshuvá -el retorno a Di-s por medio del arrepentimiento- Sus palabras estaban basadas en el versículo bíblico que dice "y retornarás hasta Di-s tu Señor" (Deuteronomio 4:30) e implicaban que el ser humano debía meditar acerca de este retorno, y este pensamiento debe lograr que "Di-s" sea "tu Señor". Para ampliar un poco este concepto, debemos recurrir a las enseñanzas del jasidismo. Y éstas nos enseñan que el mundo puede estar regido de acuerdo a dos sistemas: el sobrenatural o milagroso, es decir aquel estado en el que se percibe la mano Divina sobre todo, en vista de Su enfoque es el equivalente de "Di-s" -'Havaié'- sobre el que nuestros Sabios explican su significado de la siguiente manera: "Haiá, hové, veihié, keejad"- Fue, es, y será, todo en un instante -superior a las limitaciones Tiempo-Espacio, el Eterno. El otro sistema, también Divino, se expresa en el Nombre "Señor" o "Elokim" cuyo valor numérico (86) es igual al de la palabra "Hatéba" -'la naturaleza' (86). Y ese es el significado intrínseco que emana del versículo bíblico mencionado. 'Tu regreso a Di-s debe ser tal, que tu naturaleza sea percepción de lo supranatural'. Que Di-s (Havaié) sea tu Señor (Elokeja). Vake decir que la Teshuvá implica un grado de unión tal en el que se fusionan el hombre y la naturaleza que lo circunda, con la Divinidad más expresada. Todos los alumnos y discípulos de Rabí Dovber de Mezritch sinitieron, al oir semejantes palabras, una excelsa elevación espiritual. Rabí Meshulman Zushe de Anípoli, uno de sus alumnos más destacados, dijo después: -Este nivel de Teshuvá es tan alto y difícil de lograr, que he de dividirlo en partes. La palabra "Teshuvá" es, a su vez, iniciales de :



T-"Tamim tihié im HaShem Elokeja" (Deuteronomio 18:13)- 'integro serás con Di-s tu Señor'.

SH-"Shivití HaShem lenegdí tamid" (Salmos 16:8) - 'Tuve presente ante mí a Di-s, siempre'.

U-"Veahavtá lerreaj camoja" (Levítico 19:18) - 'Y amarás a tu prójimo como a ti mismo'.

V-"Bejól drajéja daéhu" (Proverbios 3:6) -'Conócelo (a Di-s) en todos tus senderos'.

A -"Hatznéa léjet im HaShem Elokeja" (Mijá 6:8) - 'condúcete discretamente con Di-s tu Señor'.

Cuando Rabí Shalom Dovber de Lubavitch (1860 - 1920) - el nieto de Rabí Menajem Mendel- repitió estas palabras a oídos de su hijo, Rabí Iosef Itzjak Schneersohn (1880 - 1950), el anterior Rebe de Jabad-Lubavitch, agregó su propio comentario. "La palabra teshuvá está compuesta de 5 letras. Cada una de ellas insinúa un camino y un enfoque específico de la Teshuvá". Luego de que el Rabí lo explicara in extenso concluyó diciendo que cada uno de los niveles de "teshuvá" puede ser alcanzado por medio de la concentración en la plegaria diaria. Someramente, su explicación de cada una de las letras fue la siguiente:

T

Tamim tihié im HaShem Elokeja -'íntegro serás con Di-s tu Señor'- lograr el retorno a Di-s por medio de la simplicidad del corazón, la integridad sin concesiones con una seriedad interna. Como fuera dicho acerca de nuestro primer Patriarca, Abraham: "Y hallaste su corazón fiel ante Ti" (Nejemia 9:8).

SH

Shivití HaShem lenegdí tamid 'Tuve presente ante mí a Di-s, siempre'- Este Nombre de Di-s (Havaié) señala la existencia del mundo creado como 'algo de la nada' (creatio ex nihilo). Vale decir que nada posee autoexistencia independiente sino que todo emana del hecho de que Di-s lo crea constantemente y le da vida a cada instante. Un pensamiento en este sentido conduce a la Teshuvá, en cuanto el hombre medita acerca de su pequeñez y la grandeza Divina, y cómo todo lo existente es parte de lo Divino.

U

Veahavtá lerreajá camoja - 'Y amarás a tu prójimo como a ti mismo'- Rabí Shneur Zalman solía decir que el amor al prójimo judío es un vehículo y medio de lograr el "Amarás a Di-s, tu Señor" (Deuteronomio 6:5). Tal como nuestros Sabios lo expresaran en la Mishná (Pirkei Avot III:10): "Todo aquel que es tomado con complacencia por sus semejantes, también es tomado así por el Creador".

V

Bejol drajéja daéhu - 'Conócelo (a Di-s) en todos tus senderos'- el hombre que medita con atención y observa lo que acontece a su alrededor, descubre y reconoce la revelación de Di-s en cada instante y cada paso. Ese es el tipo de Teshuvá al que se arriba por medio de la meditación en la Providencia Divina - Hashgajá Pratit-.

A

Hatznéa léjet im HaShem Elokeja - 'Condúcete discretamente con Di-s tu Señor'- ello significa ser muy cuidadoso en todo lo que respecta a la vivencia de acuerdo al Temor a Di-s. Que todas las buenas obras y el cumplimiento de los preceptos en la forma más brillante tengan por meta sólo cumplir con la Voluntad Divina, discretamente, a fin de que no existan intenciones secundarias, ni siquiera la de lograr el beneplácito de sus congéneres. Ese es el camino de la Teshuvá que se logra con el recato en la acción.

Cómo vencer a Amalek? Con ALEGRÍA!!!!


Este post, fue subido en Noviembre de 2010
Pero espero que aquellos que no lo hayan visto, puedan descubrir en este relato, cómo salir de la tristeza, la depresión y la insatisfacción!
La respuesta está en nuestras manos y en nuestros corazones!
Y Amalek no tiene poder sobre los que se aferran a Di-s con ALEGRÍA!
Shabat Shalom!




5 sept. 2011

Torah en Español Libro Devarim


Libro Devarim - Parashá Ki Tetzé (Cuando Salgas)


Elul 5 – 11, 5771 / Setiembre 4 – 10, 2011

10 Cuando salieres a la guerra contra tus enemigos y El Eterno, tu Dios, te los entregare en la mano y capturares cautivos, 11 y vieres entre sus cautivos una mujer que es hermosa de forma y la deseares, la podrás tomar para ti como esposa. 12 La traerás a tu casa; ella se rapará la cabeza y se dejará crecer las uñas. 13 Se quitará la ropa de su cautiverio y se sentará en tu casa y llorará por su padre y su madre durante un mes entero; luego podrás venir a ella y vivir con ella, y ella será esposa para ti. 14 Pero acontecerá que si no la deseas, entonces la dejarás ir, mas no la esclavizarás, pues la has afligido. 15 Si un hombre tuviere dos mujeres, una amada y otra odiada, y las dos le dan hijos, la amada y la odiada, y el hijo primogénito es el de la odiada; 16 entonces ocurrirá que el día que hace que sus hijos hereden lo que él posee, no puede darle el derecho de primogenitura al hijo de la mujer amada antes que al hijo de la mujer odiada. 17 Sino que debe reconocer al primogénito, el hijo de la mujer odiada, dándole porción doble de todo lo que se halla en su poder; pues él es el vigor inicial, a él le corresponde el derecho de primogenitura. 18 Si un hombre tuviere un hijo díscolo y rebelde, que no obedece su voz ni la voz de su madre, y ellos lo disciplinan, mas él no les obedece; 19 entonces su padre y su madre lo tomarán y lo llevarán con los ancianos de la ciudad y el portal de su lugar. 20 Ellos les dirán a los ancianos de la ciudad: «Este hijo nuestro es díscolo y rebelde; no obedece nuestra voz; es un glotón y un borracho» 21 Todos los hombres de su ciudad lo apedrearán y morirá; y quitarás el mal de vuestro medio; y todo Israel oirá y temerá. (2º DÍA / 2ª ALIÁ) 22 Si un hombre hubiere cometido un pecado cuyo castigo es la muerte, será condenado a muerte y lo colgarás en la horca. 23 Su cuerpo no permanecerá en la horca toda la noche, sino que ciertamente lo enterrarás ese día, pues una persona colgada es una maldición de Dios, y no impurificarás tu Tierra, que te da El Eterno, tu Dios, como herencia.
22
- 1 No verás el buey de tu hermano o su oveja que se extraviaron y los ocultarás de él; ciertamente se los devolverás a tu hermano. 2 Si tu hermano no está junto a ti y no lo conoces, entonces llévalos a tu casa y permanecerán contigo hasta que tu hermano pregunte por ellos, y entonces se los devolverás. 3 Así harás con su asno, así harás con su prenda de vestir y así harás con cualquier objeto perdido de tu hermano que tú encuentres; no lo ocultarás. 4 No verás el asno de tu hermano o su buey caídos en el camino y los evitarás; ciertamente los pondrás en pie. 5 Vestimenta masculina no portará la mujer y el hombre no vestirá ropa de mujer, pues todo el que lo haga comete una abominación contra El Eterno, tu Dios. 6 Si te encuentras con un nido de pájaros en el camino, en cualquier árbol o sobre el suelo, y hay en él pichones o huevos y la madre está empollando sobre ellos, no tomarás a la madre junto con los pichones. 7 Ciertamente dejarás ir a la madre y tomarás para ti los pichones, para que sea el bien contigo y se prolonguen tus días. (3ER DÍA / 3ª ALIÁ) 8 Si construyes una casa nueva, harás una valla en tu techo, para que no viertas sangre en tu casa si alguien se cae del techo. 9 No sembrarás tu viñedo con una mezcla, para que lo que crezca de la semilla que plantes y lo producido del viñedo no sea prohibido. 10 No ararás con un buey y un asno juntos. 11 No vestirás fibras combinadas, lana y lino juntos. 12 Te harás hebras trenzadas en las cuatro esquinas de tu vestimenta con que te cubres. 13 Si un hombre se casa con una mujer y viene a ella y la odia, 14 y él realiza una acusación perversa contra ella, difundiendo un mal nombre en contra de ella, y dice: «Me casé con esta mujer y me acerqué a ella, y no hallé señales de virginidad en ella»; 15 entonces el padre y la madre de la joven deben traer pruebas de virginidad de la joven a los ancianos de la ciudad, al portal. 16 El padre de la joven les dirá a los ancianos: «Di a mi hija a este hombre por esposa, y él la odió. 17 Ahora, he aquí que hizo una perversa acusación contra ella, diciendo: No hallé señales de virginidad en tu hija, pero éstas son las señales de virginidad de mi hija». Y deben extender la sábana ante los ancianos de la ciudad. 18 Los ancianos de la ciudad tomarán al hombre y lo castigarán. 19 Y lo multarán con cien siclos de plata y se los darán al padre de la joven, pues pronunció una calumnia contra una virgen de Israel, y ella permanecerá con él como su mujer; no podrá divorciarla por todos sus días. 20 Pero si el caso era cierto y no se hallaron señales de virginidad en la joven, 21 entonces llevarán a la joven a la entrada de la casa de su padre y la gente de su ciudad la apedreará, y morirá, pues cometió un ultraje en Israel, cometiendo adulterio en la casa de su padre, y quitarás el mal de en medio de ti. 22 Si un hombre fuere hallado yaciendo con una mujer que está casada, ambos morirán, el hombre que yacía con la mujer y la mujer; y quitarás el mal de Israel. 23 Si hubiere una joven virgen que está comprometida con un hombre, y otro hombre la encuentra en la ciudad y yace con ella, 24 entonces llevarás a ambos al portal de la ciudad y los apedrearás, y morirán: la joven por no haber gritado estando en la ciudad y el hombre debido a que afligió a la mujer de su prójimo; y quitarás el mal de en medio de ti. 25 Pero si es en el campo que el hombre encontrare a la joven comprometida, y el hombre la forzare y yaciere con ella, solamente el hombre que yace con ella morirá. 26 Pero no le harás nada a la joven, pues la joven no cometió pecado capital, pues como un hombre que se alza contra su prójimo y lo asesina, así es esto; 27 pues la encontró en el campo, la joven comprometida gritó, pero no hubo quien la rescatara. 28 Si un hombre encontrare a una joven virgen que no estaba comprometida, y la forzare y yaciere con ella, y los descubrieren, 29 entonces el hombre que yació con ella dará al padre de ella cincuenta siclos de plata, y ella se transformará en su esposa, pues la afligió; no podrá divorciarse de ella en toda su vida.
23
- 1 Un hombre no se casará con la mujer de su padre; y no descubrirá el manto de su padre. 2 El hombre con testículos aplastados o con el órgano cortado no entrará en la congregación de El Eterno. 3 El bastardo no entrará en la congregación de El Eterno, ni siquiera su décima generación entrará en la congregación de El Eterno. 4 El amonita y el moabita no entrarán en la congregación de El Eterno, ni siquiera su décima generación entrará en la congregación de El Eterno, hasta la eternidad, 5 por no haberte recibido con pan y agua en el camino cuando salías de Egipto, y por haber contratado a Bilam hijo de Beor, de Petor, Aram Naharaim, para maldecirte. 6 Pero El Eterno, tu Dios, se negó a escuchar a Bilam, y El Eterno, tu Dios, transformó la maldición en una bendición para ti, pues te amó El Eterno, tu Dios. 7 No buscarás su paz ni su bienestar, en todos tus días, por siempre. (4º DÍA / 4ª ALIÁ) 8 No rechazarás al edomita, pues él es tu hermano; no rechazarás al egipcio, pues fuiste residente en su tierra. 9 Los hijos que les nacen en la tercera generación pueden entrar en la congregación de El Eterno. 10 Cuando un campamento salga a enfrentarse a tus enemigos, tomarás precauciones contra cualquier cosa mala. 11 Si hubiere entre vosotros un hombre que no estuviere limpio a causa de un incidente nocturno, saldrá fuera del campamento; no ingresará al campamento. 12 Hacia el atardecer, se sumergirá en agua, y cuando se ponga el sol, podrá entrar en el campamento. 13 Tendrás un lugar fuera del campamento y a él saldrás. 14 Tendrás una pala además de tus armas, y ocurrirá que cuando te sientes afuera, cavarás con ella; regresarás y cubrirás tus excrementos. 15 Pues El Eterno, tu Dios, camina en medio de tu campamento para rescatarte y entregar a tus enemigos delante de ti; por eso tu campamento será sagrado, para que Él no vea ninguna cosa vergonzosa entre vosotros y Se aleje de detrás de ti. 16 No entregarás a su amo a un esclavo que es rescatado de su amo y entregado a ti. 17 Él habitará contigo en medio de ti, en cualquier lugar que eligiere en una de tus ciudades y que le sea beneficioso; no lo provocarás. 18 No habrá mujer promiscua entre las hijas de Israel y no habrá hombre promiscuo entre los hijos de Israel. 19 No traerás la paga de una prostituta ni el precio de un perro a la Casa de El Eterno, tu Dios, por ningún voto, pues ambos son abominaciones contra El Eterno, tu Dios. 20 No harás que tu hermano tome interés, interés de dinero o interés de comida, interés de nada que pueda tomar como interés. 21 Puedes hacer que un gentil tome interés, pero no puedes hacer que tu hermano tome interés, para que El Eterno, tu Dios, te bendiga en todos tus emprendimientos en la Tierra a la que vienes, para poseerla. 22 Cuando Le hagas un voto a El Eterno, tu Dios, no te demorarás en pagarlo, pues El Eterno, tu Dios, te lo exigirá, y habrá en ti un pecado. 23 Si te abstienes de hacer un voto, no habrá en ti pecado. 24 Observarás y cumplirás lo que salga de tus labios, así como prometiste un regalo voluntario a El Eterno, tu Dios, todo lo que dijiste con tu boca. (5º DÍA / 5ª ALIÁ) 25 Cuando vengas al viñedo de tu prójimo, podrás comer uvas tanto como desees, hasta saciarte, pero no las pondrás en tu recipiente. 26 Cuando vengas al trigal de tu prójimo, podrás cortar espigas con la mano, pero no podrás alzar la hoz contra el trigal de tu prójimo.
24
- 1 Si un hombre se casa con una mujer y vive con ella, y aconteciere que ella no halla gracia a los ojos de él, pues él halló en ella algo abominable y le escribió una declaración de divorcio, y se la entregó en la mano, y la hizo ir de su casa; 2 y ella se fue de la casa de él y fue y se casó con otro hombre, 3 y éste la odió y le escribió una declaración de divorcio, y se la entregó en la mano, y la hizo ir de su casa; o si este segundo hombre que se casó con ella muriere; 4 su primer marido que se divorció de ella no la tomará para que sea su mujer después de que fuera mancillada, pues es abominación para con El Eterno. No traerás pecado sobre la Tierra que te da El Eterno, tu Dios, como heredad. (6º DÍA / 6ª ALIÁ) 5 Cuando un hombre tome una nueva esposa, no saldrá al ejército, ni será obligado en ningún sentido; estará libre para su casa durante un año y alegrará a la mujer con la que se ha casado. 6 No se tomará un molino superior o inferior como prenda, pues se estaría tomando la vida misma del hombre como prenda. 7 Si un hombre es hallado secuestrando a una persona de entre sus hermanos, los Hijos de Israel, y lo esclaviza y lo vende, el secuestrador morirá, y quitarás el mal de entre vosotros. 8 Tendrás cuidado de la afección de lepra, actuando diligentemente según todo lo que te enseñaren los sacerdotes, los levitas; tal como te he ordenado te cuidarás de cumplir. 9 Recuerda lo que le hizo a Miriam en el camino El Eterno, tu Dios, cuando salías de Egipto. 10 Cuando le des a tu prójimo un préstamo por cualquier cantidad, no entrarás a su casa a tomar una prenda por él. 11 Te quedarás afuera, y el hombre al que le prestaste te traerá la prenda afuera. 12 Si ese hombre es pobre, no dormirás con su prenda. 13 Le devolverás la prenda cuando se ponga el sol y él dormirá con su ropa y te bendecirá, y para ti será un acto de rectitud ante El Eterno, tu Dios. (7º DÍA / 7ª ALIÁ) 14 No engañarás a tu empleado entre tu hermano que es pobre o indigente, ni al prosélito que está en tu Tierra, ni al que se encuentra en tus ciudades. 15 Ese mismo día le darás su paga; el sol no se pondrá sobre él, pues es pobre y su vida depende de eso; que no clame en contra de ti ante El Eterno, pues habrá en ti pecado. 16 Los padres no serán condenados a muerte a causa de los hijos, y los hijos no serán condenados a muerte a causa de los padres; cada hombre será condenado a muerte por su propio pecado. 17 No pervertirás la justicia del prosélito ni del huérfano, y no tomarás la vestimenta de la viuda como prenda. 18 Recordarás que fuiste esclavo en Egipto y El Eterno, tu Dios, te redimió de allí; por eso te ordeno que hagas esto. 19 Cuando recolectes tu cosecha en tu campo y olvides un manojo en el campo, no regresarás a tomarlo; será para el prosélito, el huérfano, y la viuda, para que El Eterno, tu Dios, te bendiga en todas tus obras. 20 Cuando sacudas tu olivo, no quites todo el ramaje tras de ti; será para el prosélito, el huérfano y la viuda. 21 Cuando coseches tu viñedo, no recogerás los frutos tras de ti; serán para el prosélito, el huérfano y la viuda. 22 Recordarás que fuiste esclavo en la tierra de Egipto, por eso te ordeno que hagas esto.
25
- 1 Cuando hubiere un pleito entre dos personas y se acercaren a la corte, y ésta los juzgare, y reivindicaren al justo y hallaren culpable al malvado; 2 ocurrirá que si el malvado es condenado a ser azotado, el juez hará que se eche a tierra y que lo golpeen, delante de él; según su delito será el número de azotes. 3 Cuarenta veces lo azotará y no agregará; para que no lo azoten otra vez más además de éstas y tu hermano sea degradado a tus ojos. 4 No le pondrás bozal al buey mientras trilla. 5 Cuando los hermanos habitan juntos y uno de ellos muere y no tiene hijos, la mujer del difunto no se casará afuera de la familia, con un extraño; su cuñado vendrá a ella y la tomará para sí como esposa, y llevarán a cabo un matrimonio de levirato. 6 Ocurrirá que si ella concibe, el primogénito perpetuará el nombre de su hermano muerto, para que éste no sea borrado de Israel. 7 Pero si el hombre no desea casarse con su cuñada, entonces su cuñada subirá al portal, a los ancianos, y dirá: «Mi cuñado se niega a establecer un nombre para su hermano en Israel y no consintió en llevar a cabo un matrimonio de levirato conmigo». 8 Entonces los ancianos de la ciudad lo convocarán y le hablarán, y él se parará y dirá: «No deseo casarme con ella». 9 Entonces su cuñada se aproximará a él ante los ojos de los ancianos; ella le quitará el zapato del pie y le escupirá en la cara; ella hablará y dirá: «Así se hace con el hombre que no ha de construir la casa de su hermano». 10 Entonces su nombre será proclamado en Israel: «¡La casa de aquel cuyo zapato fue quitado!». 11 Si dos hombres pelean entre sí y la mujer de uno de ellos se acerca para rescatar a su marido de la mano del que lo está golpeando, y ella extiende su mano y lo toma de su parte avergonzante, 12 le cortarás la mano; tu ojo no mostrará compasión. 13 No tendrás en tu bolsa un peso y un peso, uno grande y uno pequeño. 14 Y no tendrás en tu casa una medida y una medida, una grande y una pequeña. 15 Un peso perfecto y honesto tendrás, una medida perfecta y honesta tendrás, para que se alarguen tus días en la Tierra que te da El Eterno, tu Dios. 16 Pues una abominación contra El Eterno, tu Dios, son todos los que hacen esto, todos los que actúan corruptamente. (MAFTIR) 17 Recuerda lo que te hizo Amalek, en el camino, cuando te ibas de Egipto, 18 que te acometió en el camino y derribó a aquéllos de vosotros que iban atrás, a todos los débiles de la retaguardia, cuando estabas desfalleciente y exhausto, y no temió a Dios. 19 Ocurrirá que cuando El Eterno, tu Dios, te dé descanso de todos los enemigos que te rodean en la Tierra que te da como herencia El Eterno, tu Dios, para poseerla, borrarás la memoria de Amalek de bajo de los cielos, ¡no te olvidarás!