Torah para Vivir

Torah para Vivir

30 oct. 2010

Mi hogar en Israel


BS”D
Tan lejos y tan hermoso... El horizonte...
Allí está Di-s esperándome, también está en mi corazón, en mi cabeza, en mis palabras, en mi sonrisa y en mis lágrimas...
“Bendito Aquel que escucha las plegarias...”
Acaso está Él comprometido a cumplir?
Obviamente no, pero Él escucha, presta atención, anota, inventa el momento exacto, crea una carencia, yo corro para apaciguar, para crecer, me detengo, le vuelvo a pedir, le vuelvo a rogar, hay silencio, hay hiel, y hay mucha miel, hay curitas, y hay resurrección de los muertos, y todo ocurre en un solo instante, cuando miro el horizonte que Él dibujó para mi, este atardecer en mi nuevo hogar, en Giv'at Zeev.
Dvorah